Actualidad Dinamarca Europa

Las musulmanas NO PAGARÁN las multas por saltarse la ley y llevar niqab

niqab

Un millonario argelino se ha ofrecido a hacerse cargo de las sanciones que impongan los jueces daneses por el uso del niqab en lugares públicos, prohibido desde mayo

Rachid Nekkaz, empresario, millonario y activista argelino, se hará cargo de las multas que las autoridades danesas impongan a las mujeres que usen velo integral o nicab en lugares públicos, algo prohibido en todo el país nórdico desde el 1 de agosto, cuando entró en vigor la ley aprobada en el Parlamento de Dinamarca el pasado 31 de mayo.

La normativa no permite el uso público de prendas que cubran el rostro, a no ser que tenga “un propósito reconocido”, como sería el caso de la ropa de invierno, los disfraces o la indumentaria o protección laboral. Se estima que en Dinamarca hay unas 200 mujeres que usan habitualmente el nicab o el burka cuando salen a la calle.

La ley, que ha sido aplicada por primera vez la pasada semana en la ciudad de Hørsholm, establece multas de 1000 coronas danesas, el equivalente a 135 euros, aunque las personas reincidentes verán multiplicada por diez esa cifra a partir de la cuarta multa, que pasará a ser de 10.000 coronas (casi 1350 euros).

Un activista argelino muy conocido

Rachid Nekkaz es un empresario de origen argelino, aunque nació en Francia, que ha saltado a los focos mediáticos en los últimos meses, cuando hizo ofrecimientos similares en el país galo, Austria, Suiza o Bélgica. Incluso llegó a ser multado en Viena en 2017 por taparse el rostro como protesta por la entrada en vigor de una ley antiburka en Austria.

cop101scanpixid20180801-16305-copenague-dinamarca-01-08-2018-manifestantes-participan-en-una-protesta-durante-el-primer-dia-de-la-prohibicion-del-burka-y-el-nikab-en-copenague-dinamarca-hoy-1

Ahora, asegura que visitará Dinamarca mensualmente para hacer frente a las multas pendientes y que lo hará por la libertad de expresión: “Estaré en Copenhague el 11 de septiembre para pagar todas las multas y luego lo haré cada mes, porque aunque estoy en contra de esas prendas, siempre defenderé el derecho a la libertad en todo el mundo, a llevar un nicab y a no llevar un hiyab”, señaló Nekkaz al diario danés “Berlingske Tidende“.

La conocida como ‘ley antiburka’ ha estado rodeada de polémica desde antes incluso de que fuese presentada en febrero en el parlamento y, durante su tramitación, la Alianza Liberal, uno de los tres partidos que gobiernan en coalición en Dinamarca, dio libertad de voto a sus diputados.

Mientras el Gobierno y otras formaciones políticas nórdicas sostienen que el uso de esas prendas va contra los valores de su sociedad, los detractores hablan de ataque a la libertad y se han manifestado en Copenhague y en Aarhus en contra de la nueva ley.

Etiquetas
Mercedes-Benz