Actualidad

Lidl deja de vender huevos de gallinas enjauladas

Lidl deja de vender huevos de gallinas enjauladas

Lidl deja de vender huevos de gallinas enjauladas

Desde principios de año Lidl ya no vende huevos provenientes de gallinas enjauladas. La cadena de supermercados se convierte en la primera cadena de distribución de España en garantizar que el 100% de los huevos que hay en sus tiendas provienen de gallinas criadas libres.

La apuesta de Lidl “supone una importante mejora en las condiciones de vida de las gallinas ponedoras, ya que elimina totalmente las jaulas del proceso de cría y asegura su libertad de movimiento dentro del corral”, señalan en la cadena.

En la práctica, la decisión de Lidl supone dejar de vender huevos correspondientes a gallinas enjauladas, y comercializar sólo aquellos que provienen de gallinas criadas libres de jaulas: en suelo, camperas o ecológicas.

Según Miguel Paradela, director general de compras de Lidl, “nuestros clientes pueden encontrar en nuestro surtido los huevos más baratos del mercado, con la calidad Lidl y, además, sabiendo que con su compra contribuyen al bienestar animal.”

En la actualidad, el 70% de los hogares españoles prefiere consumir huevos de gallinas criadas en libertad. “Esta decisión de Lidl España es un punto de inflexión en el sector y muestra un compromiso pionero para reducir el sufrimiento que padecen las gallinas enjauladas. Muestra el camino a todo el sector para avanzar hacia el fin del cruel sistema de jaulas en la producción de huevos en España”, señala Javier Moreno, director de la ONG Igualdad Animal.

Aenor ha certificado el compromiso de Lidl con las buenas prácticas animales y le ha concedido el sello “Bienestar Animal”. En nuestro país se baraja el 2025 como fecha límite para la supresión de las jaulas en la cría de este animal.

En 2017, tras más de tres años de trabajo con sus proveedores, Lidl empezó a sustituir los huevos de gallinas enjauladas por huevos de gallinas criadas en suelo libres de jaula.

En 2016, más de 40 millones del total de 44 millones de gallinas ponedoras estaban enjauladas, es decir, el 93% del total, según datos del Ministerio de Agricultura. En el resto de la Unión Europea el 44% son gallinas libres, cifra que asciende en países como Alemania y Holanda hasta el 90% y el 82%, respectivamente.