Portada » Muere Montserrat Caballé a los 85 años en Barcelona
Actualidad

Muere Montserrat Caballé a los 85 años en Barcelona

Muere Montserrat Caballé a los 85 años en Barcelona

La soprano estaba ingresada desde el pasado septiembre por una dolencia en la vesícula que padecía desde hace años

El funeral se celebrará el lunes a mediodía en el tanatorio de Les Corts de Barcelona y el velatorio será este domingo a partir de las 14.00 horas en el mismo centro

La soprano Montserrat Caballé (1933) ha muerto a los 85 años la madrugada de este sábado en el Hospital Sant Pau de Barcelona, han informado fuentes hospitalarias. La cantante se encontraba ingresada desde mediados de septiembre en el centro y el funeral será el lunes al mediodía en el tanatorio de les Corts, mientras que el velatorio será este domingo a partir de las 14.00 horas en el mismo centro, según fuentes funerarias.

La salud de Caballé era delicada desde hace años. Según fuentes familiares, la cantante padecía un problema de vesícula. Su precario estado, de hecho, le libró de presentarse en los Juzgados de Barcelona en 2015 para ser juzgada por defraudar medio millón de euros a Hacienda; el caso se zanjó con un pacto con la Fiscalía que la soprano ratificó desde su casa, por videoconferencia.

María de Montserrat Bibiana Concepción Caballé i Folch, por su nombre completo está considerada como una de las mejores sopranos del siglo XX. Elegida doctora Honoris Causa por la Universidad Politécnica de Valencia (UPV) en septiembre de 1999, su carrera comenzó a reconocerse cuando le llamaron para sustituir a una colega e interpretar Lucrecia Borgia en el Carnegie Hall de Nueva York (Estados Unidos).

Hasta entonces desconocida, el público neoyorquino le dedicó una ovación de 20 minutos. A la mañana siguiente, la prensa de la ciudad de los rascacielos hablaba así: “Ninguna publicidad previa podría haber previsto el tremendo impacto queesta mujer de corte goyesco causaría en un público mimado por las delicias de Callas Sutherland. Cuando Caballé empezó su primera aria hubo un cambio perceptible en el ambiente. Pareció por un momento que todo el mundo hubiese dejado de respirar”.

Aquella noche estaban presentes entre los asistentes representantes de algunos de los teatros de ópera y compañías discográficas del mundo y, de la noche a la mañana, la catalana alcanzó el estrellato operístico. Poseía numerosos premios y títulos internacionales, entre los que destacaban la Orden de Doña Isabel la Católica, Comandeur des Arts et des Lettres de Francia y, desde 1974, era embajadora honoraria de Naciones Unidas y Embajadora de Buena Voluntad de Unesco.

Mercedes-Benz