Portada » Pedro Sánchez también copió párrafos enteros de obras en inglés en ‘su’ tesis
Actualidad

Pedro Sánchez también copió párrafos enteros de obras en inglés en ‘su’ tesis

Pedro Sánchez también copió párrafos enteros de obras en inglés en ‘su’ tesis

No entrecomilla los textos de otros autores y se limita a poner una nota al pie

Estos contenidos escapan a la lupa de los programas antiplagio PlagScan y Turnitin

El presidente del GobiernoPedro Sánchez, también copió párrafos enteros de obras en inglés en la tesis doctoral con la obtuvo la calificación de “apto cum laude” en la Universidad Camilo José Cela (UCJC) de Madrid en noviembre de 2012. Otro indicio más de plagio que se suma a los ya revelados por OKDIARIO en las últimas semanas.

En concreto, el jefe del Ejecutivo no entrecomilla -como exige la norma- estos párrafos de otros autores y se limita a poner la referencia bibliográfica como nota al pie. Sánchez reproduce extractos de tales obras escritas en inglés y sólo introduce leves variaciones a la hora de traducir estos pasajes.

Lo llamativo también es que estos contenidos, al no estar disponibles en español ni digitalizados, escapan a la lupa de los programas antiplagio PlagScanTurnitin. Moncloa llegó a afirma que tras pasar la tesis de Sánchez por el software PlagScan sólo se había registrado un 0,96% de “coincidencias”. Un porcentaje que desmintió la propia firma alemana, poniendo en cuestión la metodología empleada por el Gobierno socialista. PlagScan lo elevó a un 21%.

Pedro Sánchez también copió párrafos enteros de obras en inglés en ‘su’ tesis

Una de las monografías que más utiliza Sánchez en su tesis doctoral es precisamente en la que OKDIARIO ha detectado trazas de plagio de otros autores. Se trata de la obra The New Economic Diplomacy. Decision-Making and Negotiation in International Economic Relations, elaborada por Nicholas Bayne y Stephen Woolcock y publicada en segunda edición en 2010 por Ashgate (Burlington).

Sánchez reproduce extractos de tales obras escritas en inglés y sólo introduce leves variaciones a la hora de traducirlas

Por ejemplo, en la página 50 de la tesis doctoral Pedro Sánchez aborda los “retos de la diplomacia económica” y dice que “los asuntos sobre los que la diplomacia económica debe actuar han crecido exponencialmente, algunos de ellos son novedosos como consecuencia del proceso globalizador: desigualdad social, pobreza y hambre en determinadas áreas geográficas,, el cambio climático, la lucha contra el crimen internacional…”, señala.

Ésta fue la traducción que hizo del libro de Bayne y Woolcock cuando estos autores se refieren a que “la gama y variedad de la diplomacia económica ha aumentado considerablemente. Muchos nuevos asuntos han pasado a ser activos, incluyendo temas que provocan una gran preocupación popular, como el crimen internacional y la pobreza mundial”. Una versión original que Sánchez adoptó a su lenguaje con pequeñas modificaciones, pero usurpando la autoría intelectual, puesto que no entrecomilló tales reflexiones.

Otro ejemplo de este modus operandi se halla en la página 52 de la tesis. Sánchez alude a las estrategias de la diplomacia económica establecidas por Bayne y Woolcock y afirma que una de ellas consiste en “responder a la demanda de una mayor transparencia, mayor información y publicidad de las decisiones así como la rendición de cuentas sobre las decisiones adoptadas, también en materia de diplomacia económica”.

Esto mismo era recogido por el libro de Bayne y Woolcock del siguiente modo: “La tercera estrategia en diplomacia económica es avanzar hacia una mayor transparencia, mejor información y mayor claridad y publicidad”.

Los ‘cuatro pilares’ de Rana

Otra obra que cita varias veces Sánchez pero que no entrecomilla en la mayoría de los casos pese a extraer contenidos de la misma es Inside Diplomacy (2000) del profesor indio Kishan S. Rana. Ello ocurre, por ejemplo, en la página 47cuando Pedro Sánchez se refiere a los “cuatro pilares” sobre los que se asienta la diplomacia económica. Con una nota al pie remitiendo al libro y sin el uso debido de comillas, el presidente del Gobierno se apropia directamente del trabajo de Kishan S. Rana.

Así, enumera como pilares de la diplomacia económica “la promoción del comercio, otorgando una especial atención a las exportaciones sobre las importaciones; la promoción de la inversión, sobre todo, la atracción de inversión extranjera al país en cuestión; la atracción de tecnología; y la gestión de la ayuda al desarrollo, de importancia capital para los países en vías de desarrollo como receptores de la misma y para los países desarrollados como principales donantes que son”.

Kishan S. Rana planteaba en su libro dichos pilares de esta manera: “La promoción comercial, con prioridad, pero no exclusiva, en las exportaciones; la promoción de inversiones, sobre todo de inversiones extranjeras, pero no excluyendo las inversiones desde el país de origen;  tecnología recolectora y gestión de la ayuda económica, importante para los países en desarrollo y en transición como receptores  y para las naciones desarrolladas como donantes”. 

Mercedes-Benz