Actualidad España

Podemos pretende abanderar el «15-M» de los jubilados

Podemos

Podemos pretende abanderar el «15-M» de los jubilados

Los de Iglesias y el PSOE compiten por un electorado que el CIS da en su mayoría al PP

Las concentraciones de los pensionistas de las últimas semanas han tenido algunos protagonistas externos: los diputados del PSOE y de Podemos. Desde el primer momento, estos partidos han mostrado su apoyo, se han sumado a las manifestaciones y han animado a los jubilados a que continúen movilizándose para reclamar unas pensiones dignas y elevar de esta manera la presión sobre el Gobierno.

La disputa electoral podría actuar de fondo del problema. Uno de los datos más reveladores del CIS es aquel que confirma la brecha generacional a la hora de decantarse por los diferentes partidos. Entre los votantes mayores de 65 años, el PP es líder muy destacado. El último barómetro recoge que el 28,8 por ciento de los pensionistas eligen a los populares, mientras que el PSOE es el segundo preferido con un 19 por ciento. Iglesias apenas aglutina un tres por ciento en intención de voto entre los mayores, por lo que todo votante que pierda el PP en esta franja podría suponer una enorme ganancia para Podemos.

En cuanto al PSOE, en plena vorágine provocada por el desafío secesionista en Cataluña, a finales de diciembre, su secretario general, Pedro Sánchez, anunció una gira por toda España en la que celebraría 52 asambleas abiertas en diferentes ciudades. Esta gira tuvo una primera fase, en la que Sánchez se centró en explicar a militantes y simpatizantes los fallos del actual sistema público de pensiones. En Granada, Madrid o León el líder de los socialistas lanzó sus críticas contra las reformas del PP y se comprometió a llevar a cabo medidas como que la actualización de las pensiones vuelva a estar ligada al IPC.

Dos meses después, el pasado lunes, el PSOE anunció que saldría a la calle para sumarse a las movilizaciones de los jubilados. «Iremos como ciudadanos, como amigos de los pensionistas», manifestó el secretario de Economía de los socialistas, Manuel Escudero. El diputado Rafael Simancas o la exministra Matilde Fernández su sumaron a la concentración que tuvo lugar la pasada semana en el Congreso, aunque Simancas fue abucheado. También hace unas semanas, el secretario de Organización de Podemos, Pablo Echenique, anunció el advenimiento de una «primavera de movilizaciones».

«Es fundamental que la batalla se dé en la calle, es la única manera de que no nos sigan mintiendo y diciendo que se acabó la crisis cuando es evidente que no se ha acabado para la inmensa mayoría», dijo Echenique, que animó a los pensionistas a seguir en la calle para demandar «unas pensiones dignas, no solo por los que se han deslomado para sacar España adelante, sino también para las generaciones futuras».

Ayer el diputado y secretario de Relaciones con la Sociedad Civil de Podemos, Rafael Mayoral, trasladó a los manifestantes «un mensaje de aliento» y los animó a seguir en la calle «porque están siendo capaces de que gire la agenda política y se ponga en el centro del debate la vida de las personas y el derecho a tener una pensión digna».

Etiquetas