Cine

George Clooney: “La elección de Donald Trump cambió el tono de Suburbicon”

George Clooney La elección de Donald Trump cambió el tono de Suburbicon

George Clooney: “La elección de Donald Trump cambió el tono de Suburbicon”

La estrella dirige su sexto filme: ‘Suburbicon’ un alegato en clave de comedia negra contra la intolerancia protagonizado por Matt Damon y escrito por los hermanos Coen

Crítica de la película: ‘Vomitar el cielo’, por Luis Martínez

George Clooney (Lexington, Kentucky, 1961) regresa a la dirección tras haber encadenado varios trabajos como actor (Tomorrowland: El mundo del mañana¡Ave, César!Money Monster) después de Monuments Men, su última cinta como realizador. En Suburbicon, Clooney utiliza la violencia y el humor negro para introducir una historia sobre el racismo y la segregación de los barrios residenciales que fueron construidos a finales de los años 50 en EEUU.

El guion, que ha sido escrito por los hermanos Coen en colaboración con el propio Clooney y Grant Heslov, su colaborador habitual, mezcla el sentido del humor habitual de los primeros con la querencia del realizador por imprimir un toque político a sus trabajos. El resultado es una historia con Matt Damon, Julianne Moore y Óscar Isaac que retrata los intentos de un grupo de ciudadanos blancos por echar a una familia afroamericana de su pacífico barrio residencial.

¿Cómo nació la idea de hacer esta película?Grant Heslov, con quien colaboro desde hace años, y yo leímos hace tiempo un artículo sobre el caso de la primera familia afroamericana que se mudó a una zona residencial en los años 50 en Levittown, Pensilvania. Una lectura que tuvo lugar al tiempo que, en plena campaña presidencial, oíamos en las noticias informaciones sobre la deportación de musulmanes y la construcción de un gran muro en la frontera entre EEUU y México. Grant y yo pensamos que sería interesante mezclar todas esas ideas porque son temas recurrentes en nuestra realidad e historia política. Queríamos que fuera entretenido y que, sobre todo, no fuera un documental. Nos parecía interesante recordar esos momentos en los años 50 en los que ser hombre, heterosexual y blanco estaba bien visto en aquellas zonas residenciales de mi país.Los hermanos Coen escribieron el primer guion de este filme hace varios años ya…Ethan y Joel me ofrecieron allá por 1999 el papel que ahora interpreta Óscar Isaac. Una propuesta que nunca llegó a materializarse. Cuando la gente me pregunta por qué no lo hice en aquel momento, mi respuesta inmediata es porque prefería conseguir a Óscar Isaac (risas). Así que no me puedo quejar.

15126407317838 - George Clooney: "La elección de Donald Trump cambió el tono de Suburbicon" - cine

¿Por qué no la rodastéis entonces y cómo has acabado dirigiéndola en lugar de haber trabajado como actor en ella?He de decir que Joel y Ethan intentaron levantar este proyecto durante años. Escribieron la historia a mediados de los 80 y creo que, si no llegó a rodarse nunca, fue por la mezcla de distintos factores. Ya fuera porque los Coen hicieron películas de tono similar como Fargo y Quemar después de leer, porque el tercer acto de esta historia no era el mismo o porque había otros guionistas involucrados y no era exactamente la misma película que ahora hemos rodado. Un guion puede quedarse atrapado en un estudio durante mucho tiempo y eso hace que el precio de los derechos suban y suban. Tuvimos que convencer a mucha gente para que bajara sus cuotas y fuera posible hacerla. Algo que conseguimos hace tan sólo dos años.Es curioso que, cuando se habla de racismo en EEUU, siempre se piense en el sur del país. En este caso, los hechos que relata la cinta suceden en el norte del país. ¿Era importante ese aspecto?Yo crecí en un pueblo muy pequeño de Kentucky en los años 60 y 70. Por aquel entonces, la segregación racial había terminado y creíamos de verdad que el cambio había llegado al fin. Pero nada de eso era cierto. Cuando se ven imágenes de racismo e intolerancia se piensa en Mississippí o en tíos sureños. En el noreste hay personas a las que les gusta pensar que, en aquella época, todo era diferente. Como no era así, me parece importante poder recordarlo con este filme.La película mezcla escenas de violencia con el humor negro tan característicos de los hermanos Coen y una elegante historia sobre derechos civiles. ¿Te costó encontrar el tono adecuado para una trama de este tipo?Fue complicado. Tuvimos que modificar ciertos detalles en el montaje porque muchas cosas cambiaron durante el rodaje, como la elección de Donald Trump como presidente de EEUU. Un hecho que cambió el tono del filme en cierto modo. De repente, el país estaba más enfadado y teníamos que jugar con ese aspecto de otra manera. El tono es uno de los detalles más importantes en un largometraje como éste y aquí jugamos con dos opciones muy diferentes, que podían salir bien o muy mal. Por ejemplo, la única manera que encontré para conseguir el final perfecto era con ayuda de la música. Por eso le pedí a Alexander Desplat que compusiera un final sonoro que acompañara la intención del filme. La música ha tenido mucho que ver con el tono y tuvimos que jugar con ello durante el proceso de montaje.

En esta ocasión has convertido a su amigo Matt Damon en un personaje que parece un bufón…Sí. Y ha sido muy divertido. Uno de los momentos más hilarantes que he vivido en este en rodaje fue cuando el equipo trajo una bicicleta para la escena en que Matt escapa a golpe de pedal. Enseguida se me ocurrió que no, que tenía que ser una bicicleta infantil. Fue divertidísimo verle montado en algo así. Matt y yo somos amigos desde hace muchos años y se lo tomó con mucho humor. Hay muy pocos actores que puedan convertirse en Jason Bourne y luego transformarse en un bufón al que nunca le sale nada bien.En el reparto también cuenta con Noah Jupe como el hijo de Matt Damon, una joven promesa infantil que le roba muchas escenas.Cuando estaba en la teleserie Urgencias interpreté a un pediatra y llegué a trabajar con muchos niños. La mayoría lo hacen porque sus padres les obligan a ser actores. Pero, en el caso de Noah, creo que ha nacido para ponerse delante de una cámara.¿Qué ha sido lo más difícil de todo el rodaje?Rodamos en un barrio de gran diversidad racial de California, donde teníamos a 130 extras gritando frases racistas y cosas horribles que ningún ser humano decente diría en su sano juicio. A todos los que formábamos el equipo nos ponían enfermos esos momentos.Después de los eventos sociales y políticos que tuvieron lugar en Charlottesville o los conflictos que han generado la pésima gestión de los efectos posteriores a desastres climáticos como los sucedidos en Houston o Florida, ¿cree que la película llega en el momento perfecto?Cuando ruedas nunca puedes predecir lo que va a suceder. Lo que ha pasado este año con los desastres naturales en Florida o Houston va a necesitar que todos nos impliquemos un poco. Por ejemplo, en Houston hay personas que han sido víctimas de algo que no ha sido su culpa, pero que les ha llevado a estar fuera de sus hogares y sufrir durante mucho tiempo. Y pienso que debemos encontrar la manera de involucrarnos. Creo que ése es nuestro trabajo como ciudadanos del mundo.

Clooney-Damon: amigos y compañeros de trabajo

Si hay una pareja en Hollywood que permanece a flote así pasen los años, ésa es la que conforman dos amigos como Matt Damon y George Clooney. Los dos intérpretes, que gozan de fama mundial y fueron durante años considerados como “los solteros de oro más codiciados”, se conocieron en los años 90 y desde entonces no han parado de participar en distintos proyectos. Ambos han trabajado juntos como actores en siete películas hasta el momento: las tres entregas de la saga Ocean’sConfesiones de una mente peligrosaSyrianaMonuments Men y la que ahora se estrena, Suburbicon. En dos de ellas (Confesiones de… y Suburbicon), Clooney ha dirigido a su amigo Damon, que siempre ha reconocido que le alentó a ponerse detrás de la cámara y romper de esta manera con la etiqueta de “actor guapo” que le perseguía desde la teleserie Urgencias.

Y tanto han estrechado los vínculos que, según ha confesado Damon, fue uno de los primeros en conocer de boca del propio Clooney que se casaría con la abogada Amal Ramzi y, según indicaron en su momento los tabloides, ejerció de padrino en la boda de ambos. Curiosamente, las dos estrellas nunca han producido un proyecto en común.

Etiquetas
Mercedes-Benz