Economia

Así serán las comunidades de vecinos del futuro

El Grupo Wanda vio descender sus ingresos un 106 en 2017 2 - Así serán las comunidades de vecinos del futuro - economia

Así serán las comunidades de vecinos del futuro

Drones, cerraduras electrónicas, escáneres de retina o cámaras capaces de predecir comportamientos convivirán en las fincas de propietarios.

El cine, las series de televisión y la vida misma nos han demostrado que las reuniones de vecinos pueden ser encuentros de lo más conflictivos, pero ¿suavizaría los ánimos hacerlas por ‘streaming’ con derecho a voto ‘online’? Ya lo han comprobado en algunas comunidades de propietarios para ahorrar tiempo -y disgustos-, una práctica que promete popularizarse en el año que acabamos de comenzar. Es solo una de las innovaciones que veremos en las futuras juntas de vecinos y que en países como Estados Unidos o Australia son habituales. “En los próximos años habrá un ‘boom’ del Internet de las Cosas en los hogares, y dicha tendencia impulsará también su uso en la comunidad de propietarios. Viviremos el control de acceso a los edificios mediante biometría o el control de seguridad y averías mediante drones y ‘wearables’ con absoluta normalidad; los nativos digitales no van a concebir el funcionamiento de sus comunidades de propietarios sin el uso de la tecnología”, asegura Enrique Sánchez, director general de IESA, una empresa española de desarrollo tecnológico especializada en la administración de fincas y creadora de ‘tucomunidad.com’, una plataforma ‘online’ y ‘app’ móvil para gestionar los vecindarios inteligentes. Drones, pagos ‘online’, cerraduras electrónicas… Estas son algunas de las innovaciones que se avecinan.

Drones de vigilancia

Los vehículos no tripulados también pueden aprovecharse en las comunidades de propietarios para realizar labores de vigilancia 24/7 y para realizar fotografías de las averías que aparezcan en la fachada, localizar fugas térmicas o de fluidos o evaluar los tejados. “También es un modo de evitar conflictos, ante una avería, un dron lo detectará antes que nadie, por lo que el servicio técnico estará solucionado antes de que el problema cause un malestar en los vecinos”, sentencia Sánchez.

Además, según un informe elaborado por Fotocasa y Prevent Security Systems “las cámaras de seguridad tradicionales, salvo que se instalen sobre un rail o tirolina, se encuentran fijas en un punto, por lo que solo son efectivas cuando la incidencia se produce delante de su objetivo. Los drones con sistema de videovigilancia pueden ser la mejor solución para grandes superficies como las urbanizaciones abiertas o las fincas rústicas”.

Adiós a las cerraduras

Según el citado informe, las cerraduras y llaves desaparecerán tal y como las conocemos. “Las cerraduras serán electrónicas y estarán situadas en el interior de las puertas por lo que serán imposibles de forzar”. La llave desaparecerá dejando paso a otros mecanismos de apertura como mandos, tarjetas o ‘smartphones’ que permitirán la apertura sin contacto e incluso en remoto. Si nos encontramos fuera de casa, podremos abrir desde el móvil la puerta del portal, garaje y vivienda a un técnico, un mensajero o al personal de limpieza; y en caso de que perdamos nuestro dispositivo de apertura, un amigo o familiar autorizado podrá abrirnos desde donde se encuentre. El director general de IESA da un paso más allá y prevé que los vecinos podrán entrar en la finca y en su propia vivienda a través de un escáner de huellas dactilares o de retina.

Un único dispositivo

Adiós al pesado llavero. Mediante un único dispositivo (mando, pulsera, ‘smarthphone’, iWatch…) podremos abrir la puerta exterior de nuestra comunidad de propietarios, la puerta del portal, la del garaje, nuestro trastero o nuestra vivienda. ¿Pero cómo serán estos dispositivos? Según Prevent Security Systems y Fotocasa estarán cifrados, serán incopiables e identificarán a cada usuario. En caso de robo o pérdida del dispositivo se podrá anular en remoto y si se intenta el acceso con un dispositivo anulado, duplicado o no autorizado, el centro de control recibirá una señal de alarma por intrusión.

Inteligencia artificial

El informe vaticina que gracias al ‘software’ que incorporarán las cámaras de seguridad, podrán detectarse los delitos antes de que sucedan, gracias a la predicción por comportamientos. No será necesario que un vigilante de seguridad esté detrás de las cámaras, su funcionamiento será autónomo y en caso de intrusión, robo o urgencia médica darán aviso a los servicios de emergencia. Todos los sistemas de seguridad de la comunidad de propietarios (cámaras de vigilancia, control de accesos, sistemas anti intrusión, sistemas de protección contra incendios…) estarán completamente integrados y bajo las órdenes de un mismo “cerebro” artificial, que llevará la gestión y control de todas las soluciones de seguridad.

Universo ‘online’

Entre las tendencias que ya están en nuestras vidas y que aumentarán su presencia a lo largo de este año están las plataformas que permitan pagar y cobrar de manera automática las cuotas de la comunidad o la gestión de las incidencias ‘online’: “El administrador de fincas emplea tres quintas partes de su jornada laboral contestando a llamadas y mensajes de los vecinos que le informan sobre diferentes problemas. Poder notificar la incidencia y que todos los demás miembros de la comunidad sepan que ya se están tomando medidas para solucionarla le permitirá ahorrar una cantidad importante de tiempo que puede dedicar a otras tareas. Además, facilitar el acceso a esta plataforma a los proveedores garantizará que pueden recibir una alerta de avería al momento, lo que agilizará la reparación integrando al proveedor en la solución”, explican desde ‘tucomunidad.com’.

Sánchez insiste en que el uso de Internet puede ser la panacea a los conflictos vecinales, como en la reserva de espacios comunes vía ‘online’. “En pocos pasos y de manera sencilla, los vecinos podrán comprobar las horas a las que están libres las instalaciones deportivas de la comunidad, las salas multiusos o cualquier otro espacio común. Además, en caso de que ningún otro propietario lo haya hecho antes, podría reservarlo desde cualquier dispositivo y lugar. Al poder ver todos los vecinos por Internet si un espacio comunitario está reservado, no habrá malentendidos sobre quién lo ha pedido antes”. ¿Se avecina la perfecta armonía de las comunidades de propietarios? El tiempo y la tecnología lo dirán.

El reto de la seguridad cuando se vive en una ‘smart city’

Semáforos, sistemas de transportes e infraestructuras, centrales eléctricas… En las ciudades inteligentes todo está conectado. Las ‘smart cities’ que albergarán estas comunidades de vecinos inteligentes tienen grandes ventajas como el ahorro que suponen en sostenibilidad. En la ciudad surcoreana de Songdo, por ejemplo, los dispositivos conectados han ayudado a reducir el consumo de agua y energía respecto a otras localidades de tamaño similar. Y Barcelona afirma que la tecnología de Internet de las cosas (IoT) le ha ayudado a ahorrar 29 millones al año en agua. Otras ‘smart cities’ de todo el mundo incluyen sistemas inteligentes de gestión de tráfico, o bien sensores para reducir el consumo de energía y tuberías que controlan el flujo de agua y alertan automáticamente de fugas, pero ¿suponen estas ciudades un riesgo para la seguridad?”Los ciberdelincuentes saben que las ‘smart cities’ pueden ser muy vulnerables, debido a que no protegen de forma correcta su ‘software’ y sus dispositivos”, afirman desde Check Point Software Technologies, que alerta de la necesidad de proteger de manera correcta estas ciudades inteligentes. Y ponen como ejemplo los sistemas de transporte. En septiembre de 2016, se reveló que casi el 25% de las redes utilizadas por la Agencia de Transporte Municipal de San Francisco (SFMTA) habían sido infectadas con ‘ransomware’, lo que causó que se abrieran los tornos, dando viajes gratis a los pasajeros durante el fin de semana de Acción de Gracias. Esto generó mucha satisfacción, pero también pérdidas económicas importantes. Para evitar éste y otros sucesos que pueden incluso poner en peligro vidas humanas la compañía enumera cuatro bastiones para erigir una ciudad inteligente segura: detección de dispositivos y gestión de acceso, segmentación de red, prevención de amenazas y cifrado de las comunicaciones de datos y los flujos a través de la infraestructura de la ciudad inteligente.

Mercedes-Benz