Economia

La banca teme otro frente judicial por las comisiones por descubierto

La banca teme otro frente judicial por las comisiones por descubierto

La banca teme otro frente judicial por las comisiones por descubierto

La banca afronta una nueva batalla en los tribunales por las reclamaciones del cobro por comisiones por descubierto. Las denuncias se intensifican y tan sólo en los últimos seis meses del año pasado, al menos una treintena de juzgados de instrucción y alguna audiencia provincial han fallado en contra de diversas entidades por el cobro de estas comisiones.

La suma de estas sentencia obligaba a bancos y cajas a devolver a los clientes un total de 80.000 euros, más intereses y costas, por las comisiones cobradas por descubierto. La guerra por las cláusulas suelo y otras gastos hipotecarios abusivos, con sus respectivas sentencias a favor del cliente siempre que haya falta de transparencia, seguido del último fallo del Tribunal de Justicia de la Unión Europea (TJUE) que también se posiciona al lado del usuario en materia de las hipotecas multidivisa, ha llevado a los distintos clientes a estar más proactivos en su batalla contra la banca y decidirse a reclamar.

Desde la Asociación de Usuarios Financieros (Asufin) aseguran que este tipo de demandas se están incrementando en los últimos meses. “La gente está empezando a reclamar a los bancos por la vía judicial”, aseveran a este diario desde la asociación. La explicación no es otra que la pérdida del miedo a enfrentarse a la banca alentada por el alto número de fallos en contra de las entidades por cláusulas y prácticas abusivas. “Los usuarios tienen que acabar con estos abusos y plantarles cara, bien de manera individual o de forma colectiva”, insisten desde Asufin.

En el grueso de las sentencias a favor del cliente por las comisiones por descubierto, los jueces se amparan sobre todo en tres aspectos. De un lado, alegan que las comisiones cobradas son abusivas frente al descubierto de la cuenta. Además, recuerdan que una comisión se cobra por un servicio dado por el banco, y en ocasiones este servicio ni se presta o se da en modo de aviso a través de una llamada o un correo electrónico que no supone un coste tan alto como el de la comisión cobrada. Finalmente, señalan que cualquier comisión que se vaya a cobrar debe haberse acordado con el cliente.

Cabe destacar que hay que diferenciar entre el cobro de los intereses por descubierto y la comisión. El Banco de España señala en el caso de los intereses por descubierto que la entidad es libre para determinarlos siempre y cuando, junto con la comisión, no dé lugar a un TAE superior al interés legal del dinero multiplicado por 2,5. En el caso de las comisiones, el Banco de España recuerda que deben ser fijadas entre la entidad y el cliente, es decir, que el usuario debe estar informado de ese cobro. Además, incide en que las comisiones “sólo podrán percibirse por servicios solicitados en firme o aceptados expresamente por un cliente, y siempre que responsan a servicios efectivamente prestados o gastos habidos”.

Desde la Asufin recuerdan que un hecho latente de que el miedo se ha perdido es que los usuarios están empezando a usar la vía judicial para reclamar lo que consideran abusos. Entre las últimas, aunque escasas aún demandas, están las que denuncian “condiciones usureras” en las tarjetas de crédito.

Mercedes-Benz