Portada » Vox decide presentarse en Andalucía
Andalucía España

Vox decide presentarse en Andalucía

Vox decide presentarse en Andalucía

El partido sopesó concurrir a las autonómicas, tras los malos resultados de 2015, para no pinchar la burbuja tras el lleno multitudinario en el mitin de Vistalegre en Madrid

Vox decidió este miércoles, en una reunión de su comité ejecutivo nacional celebrada en Madrid, presentarse a las elecciones andaluzas del próximo 22 de diciembre. Volverá a concurrir a las autonómicas pese a los malos resultados cosechados en 2015 en estos comicios. Los dirigentes de Vox deliberaron sobre la oportunidad o no de concurrir a unas autonómicas que podrían pinchar la burbuja en la que está el partido desde que el pasado 7 de octubre celebrara un acto multitudinario en Madrid que llenó Vistalegre y puso el foco mediático sobre una formación aún sin representación en ningún parlamento.

La estrategia de Vox pasa por celebrar grandes actos donde mostrar músculo. Tras el lleno de Madrid, el siguiente objetivo es un mitin en la Comunidad Valenciana. Son estas dos comunidades las que podrían dar sitio al partido de extrema derecha en el Congreso en las próximas generales, según cálculos de la propia formación. También concurrirán a las andaluzas para desmontar el Estado de las autonomías desde dentro, según defendieron en los anteriores comicios.

En los próximos días, Vox dará a conocer a los cabezas de lista en cada provincia y al candidato para la Junta de Andalucía. En los últimos comicios, fue el juez en excedencia Francisco Serrano, y todo apunta a que podría repetir. Fuentes de Vox aseguran que Santiago Abascal tiene “la mejor opinión del juez Serrano y estaría encantado de que encabezara las elecciones”. El abogado aseguró a este periódico días atrás que aún no está decidido.

Pelea a la derecha

“Para Vox, presentarse en estas elecciones es una responsabilidad para dar voz y voto a miles de andaluces que quieren acabar de una vez por todas con los 40 años de una Andalucía sometida a la corrupción, el clientelismo, el paro y el estancamiento económico”, aseguró el partido en una nota. “Una gran parte del electorado andaluz se encuentra huérfana de representación política ante un PP que se ha mostrado ineficaz para combatir el socialismo en Andalucía, un Ciudadanos que ha sido el responsable de que haya continuado el PSOE en la Junta durante la última legislatura, así como muchos votantes del PSOE hartos de tantas promesas incumplidas que finalmente se han convertido en más paro, más corrupción y más impuestos”, agregó dando cuenta de por dónde irá su campaña.

Sevilla y Málaga están entre las provincias donde más ha crecido el partido de Abascal en número de inscritos, según la formación

El partido aseguró que la crisis catalana y el desafío independentista han triplicado sus afiliados, llegando el pasado agosto a más de 9.000 inscritos. No ofrecen recuento por comunidades sino por provincias, y las andaluzas Sevilla y Málaga están entre las que más militantes han aportado, por detrás de Madrid, Barcelona, Valencia y Alicante.

Un magistrado con pasado polémico

En las últimas elecciones andaluzas, Vox concurrió con el juez en excedencia Francisco Serrano como candidato a la Junta de Andalucía. El magistrado había sido inhabilitado dos años condenado por prevaricación culposa tras modificar el régimen de visitas de un menor a favor del padre para que el niño pudiera participar en una procesión de Semana Santa. La madre lo denunció. Luego fue rehabilitado por el Tribunal Supremo. Siempre se presentó como víctima “del yihadismo de género” y “represaliado” por sus críticas a lo que llama la “ideología de género”. Serrano siempre ha puesto en duda las cifras de las mujeres víctimas de violencia de género y considera que el número de maltratadas está inflado, lo que niega anualmente las estadísticas del Consejo General del Poder Judicial.

Tras conseguir su regreso a la judicatura, le fue asignado un juzgado en Badalona, pero Serrano pidió una excedencia y se reincorporó a la abogacía con despacho propio en Sevilla. En uno de sus últimos mensajes en su cuenta de Twitter, ofrece datos sobre hombres asesinados a manos de mujeres y acusa a la “prensa oficial” de desinformar y ocultar los datos. También celebra que la Justicia haya anulado la primera condena en Madrid que con la ley LGTBI sancionaba al director de un colegio precisamente por haberse dirigido a los padres por escrito criticando esa norma.

Muy lejos del escaño

En las autonómicas de 2015, Vox tuvo un mal resultado en Andalucía y se quedó lejos del 5% de votos necesario para obtener un escaño. Con 18.017 votos, un 0,45%, quedó en noveno lugar con partidos como UPYD, PA y Pacma muy por delante en sufragios.

El partido acudió a la Junta Electoral para pedir que se repitiera el recuento de votos en la provincia de Sevilla, obligando a contar papeleta a papeleta los votos emitidos y con la sorpresa de que se habían dado por válidos un total de 4.656 votos que no existían. “Los resultados son muy graves y lanzan una sombra de sospecha sobre otras elecciones”, advirtió entonces Santiago Abascal. Vox subió sus resultados en 350 votos en Sevilla, pero se quedó lejos de su meta de obtener un diputado al Parlamento andaluz por esta provincia. Ahora, en la capital hispalense estrenan sede propia en la zona de Nervión.

La campaña de este partido en 2015 promovió un polémico vídeo electoral las pasadas andaluzas que trasladaba al 19 de marzo de ese año, un “día histórico”, el día de la firma de la expropiación de la Mezquita de Córdobagracias a un acuerdo del Gobierno andaluz “de PSOE y Podemos” con la comunidad islámica. “La presidenta” de la Junta se disponía a firmar el acuerdo de cesión al culto islámico, en presencia “del presidente Iglesias” y altos mandatarios de 20 países árabes. Una reportera con velo informaba desde el lugar de la noticia. Hay una delegación de Irán que negocia la expropiación de la Giralda de Sevilla y el anuncio de que más de dos millones de musulmanes se vienen a vivir a Andalucía. “¿Quieres un futuro así? Todavía puedes cambiarlo. Vox, la derecha”.

Durante la campaña de las andaluzas, viajaron a Marinaleda, el ayuntamiento del líder de la CUT, Juan Manuel Sánchez Gordillo, para exigir que ondeara la bandera de España y fueron apedreados durante un mitin en Triana. En aquella ocasión, contaron con el apoyo del torero Francisco Rivera Ordóñez, que participó en un acto a favor de la custodia compartida, y en el último acto de Vistalegre les dio su apoyo otro matador de toros sevillano, en esta ocasión Morante de la Puebla.

Mercedes-Benz