Actualidad Israel

Un palestino hiere de gravedad a un israelí al apuñalarlo en la estación de autobuses de Jerusalén

Un palestino hiere de gravedad a un israelí al apuñalarlo en la estación de autobuses de Jerusalén

Un palestino hiere de gravedad a un israelí al apuñalarlo en la estación de autobuses de Jerusalén

“Se trata de un atentado terrorista”, confirma la policía israelí

El autor de ataque es un palestino de 24 años procedente de Nablús

Un vigilante de seguridad israelí de la estación central de autobuses en Jerusalén se encuentra en estado crítico tras ser apuñalado este mediodía por un palestino. Tras varios minutos de confusión, la Policía israelí ha confirmado que “se trata de un atentado y el terrorista ha sido neutralizado”.

El ataque tuvo lugar en la conocida calle Yafo, a pocos metros del acceso de Jerusalén. Según el Hospital Sharei Tsedek, el israelí, de 35 años, se encuentra en estado crítico bajo coma y respiración artificial. Su vida corre peligro.

El autor del atentado, un palestino, de 24 años y natural de Nablús (Cisjordania), le apuñaló en el pecho y huyó pero varios ciudadanos le persiguieron, logrando detenerle. En imágenes captadas por una cámara de seguridad de la estación de autobuses y difundidas por los medios, se ve cómo el palestino se quita la chaqueta ante el detector de metales, saca el cuchillo, apuñala al vigilante y huye.

Es la primera acción de este tipo desde el anuncio del presidente estadounidense Donald Trump reconociendo Jerusalén como capital de Israel que dio paso a numerosos disturbios y protestas. Asimismo, el ataque se suma a la ola de centenares de apuñalamientos, atropellos intencionados y disparos a cargo de palestinos iniciada hace dos años.

Entonces, la chispa de lo que se llamó “Intifada de los Cuchillos” se encendió en torno al disputado santuario para los musulmanes (a Explanada de las Mezquitas) y los judíos (Monte del Templo) en el casco antiguo de Jerusalén. Los palestinos acusaron a Israel de querer modificar el statu quo del recinto religioso. El Gobierno israelí lo negó pero no pudo evitar una cadena de apuñalamientos que empezó en las callejuelas de Jerusalén Este y se extendió a toda Cisjordania.

Un escenario temido por Israel

De hecho, hace diez días un soldado murió apuñalado mientras esperaba el autobús en la ciudad de Arad, al sur de Israel. Dos beduinos con nacionalidad israelí fueron detenidos como sospechosos del asesinato. Uno de ellos, según el servicio de seguridad interna (Shabak), confesó su participación. Los presuntos atacantes estaban en proceso de radicalización.

El ataque de este domingo a cargo de un palestino era un escenario que temían las autoridades israelíes tras el anuncio de los “Días de Ira” por parte de las facciones palestinas en protesta por la decisión de Trump bajo el grito “Jerusalén es palestina”.

El liderazgo palestino aspira declarar Jerusalén Este como capital de su futuro Estado. Esta zona fue ocupada por Israel a Jordania en la guerra del 67. En 1980, fue anexionada tras una votación del Parlamento israelí donde había un claro consenso a favor de Jerusalén como “capital unificada de Israel”. La comunidad internacional no reconoció la anexión y exige que el estatus de la ciudad sea decidido por las partes en la mesa de las negociaciones.

El domingo se inició con nuevos enfrentamientos en algunos puntos de Cisjordania aunque con una intensidad mucho menor a la del “Viernes de la Ira” anunciado y alentado por el grupo islamista Hamas. Por otro lado, el ejército israelí ha revelado que esta madrugada destruyó un “túnel de ataque muy significativo” que había penetrado decenas de metros en su territorio cerca de la Franja de Gaza.

“Se trata de un túnel del grupo terrorista Hamas que detectamos hace pocas semanas gracias a un nuevo sistema tecnológico”, declaró el teniente coronel Jonathan Conricus en una conferencia telefónica con periodistas advirtiendo al grupo que controla la franja de Gaza desde el 2007. El brazo armado de Hamas, por su parte, ha pedido hoy “seguir la Intifada y emplear todos los medios de resistencia en la lucha contra la ocupación”.

Disturbios en el Líbano

En relación con las protestas por el reconocimiento de EEUU a Jerusalén como capital de Israel, las manifestaciones continúan en buena parte del mundo árabe. En Líbano, este domingo, se han vivido las más significativas.

Cerca de la embajada de Estados Unidos en Beirut se llevaron a cabo manifestaciones con actos esporádicos de violencia. Las fuerzas de seguridad emplearon gases lacrimógenos y cañones de agua para dispersar a los manifestantes, que pretendían marchar hacia la legación estadounidense, en el norte de Beirut.Según medios libaneses, los manifestantes lanzaron piedras y quemaron cubos de basura.

Según testigos, no se han producido hasta el momento enfrentamientos graves.

15129186865455 - Un palestino hiere de gravedad a un israelí al apuñalarlo en la estación de autobuses de Jerusalén - israel, actualidad

De acuerdo con el periódico Annahar, las fuerzas de seguridad levantaron a una distancia de aproximadamente un kilómetro de la embajada barricadas de alambre de púas para mantener a raya a los manifestantes, que coreaban consignas como Estados Unidos es la cabeza del terrorismo” o “Dios bendiga Jerusalén”.

En el Líbano viven más de 400.000 refugiados palestinos. Las protestas antinorteamericanas también fueron convocadas por grupos izquierdistas libaneses. El Líbano no reconoce al vecino Israel.

Etiquetas
Mercedes-Benz