Motor

Mazda trabaja en un motor de gasolina que contamina lo mismo que un eléctrico

Mazda trabaja en un motor de gasolina que contamina lo mismo que un eléctrico

Mazda trabaja en un motor de gasolina que contamina lo mismo que un eléctrico

Mazda está desarrollando un motor de gasolina que contamina tanto como un eléctrico, teniendo en cuenta tanto el proceso de obtención de energía en ambas unidades de potencia como el propio funcionamiento.

Así lo ha asegurado en declaraciones a Automotive News el director del desarrollo del tren motriz de Mazda, Mitsuo Hitomi, quien ha explicado que la apuesta de la entidad pasa por llevar al mercado la tercera generación de los motores Skyactiv, llamada Skyactiv-3, en la que la eficiencia térmica aumenta un 27% respecto a la unidad precedente (Skyativ-X), hasta alcanzar una cifra final del 56%.

La marca nipona destaca que la cantidad de dióxido de carbono (CO2) derivado de este motor es equiparable al que desprende un motor eléctrico. No obstante, Mazda no hace referencia exclusivamente al funcionamiento de ambos motores, sino que incluye en sus cálculos los niveles de gas arrojados a la atmósfera en sendos procesos de obtención de energía. Para los vehículos con motor de combustión interna, valora las emisiones surgidas durante la extracción del petróleo y el refinado del mismo; mientras que en el caso del eléctrico, tiene en cuenta el dióxido de carbono empleado en la obtención de la energía que impulsa el coche.

Finalmente, los cálculos de la entidad afirman que una vez que se mide toda la actividad, algunos vehículos eléctricos son incluso más contaminantes que algunos automóviles que funcionan con gasolina.

Mazda apuesta por un futuro ‘combinado’

Cabe recordar que, a pesar de que el coche eléctrico es el remedio al que actualmente aluden instituciones gubernamentales y compañías automovilísticas para disipar la contaminación que sobrevuela las grandes urbes, diversos estudios recientes advierten de que no son la panacea definitiva. Por ejemplo, un análisis sobre el impacto de estos vehículos divulgado por la revista científica Atmospheric Environment reflejaba que la contaminación de los eléctricos -medida en términos de partículas en suspensión- es muy similar a la de un motor tradicional; mientras tanto, otro documento, publicado por la Universidad Noruega de Ciencia y Tecnología, iba incluso más allá y alegaba que estos automóviles puede ser hasta dos veces más contaminantes que los vehículos con motor de combustión.

Por ello, Mazda confía en reducir las emisiones de CO2 de sus motores de gasolina en un 25%. Una ardua tarea en la que ya comenzó a trabajar en 2011 con el lanzamiento de la primera generación de los motores Skyactiv (Skyactiv-G); continuará en 2019 con el lanzamiento del revolucionario Skyactive-X de encendido por compresión, que es entre un 20% y un 30% más eficiente en el consumo de carburante que los motores actuales; y alcanzará el punto álgido con el Skyactiv-3, aunque Hitomi no ha revelado la fecha.

Mazda, a pesar de que sigue creyendo en el potencial de los motores de gasolina altamente eficientes en su plan ‘Zoom-Zoom Sostenible 2030’, no da la espalda a los motores ‘libre de emisiones’. De hecho, recientemente firmó un acuerdo con Toyota para desarrollar vehículos con esta tecnología, cuyo primer modelo se prevé salga al mercado en 2019 “en aquellos mercados que lo demanden”.

Etiquetas