Salud

Cómo mejorar el sistema sanitario centrándonos en el paciente

Cómo mejorar el sistema sanitario centrándonos en el paciente

Cómo mejorar el sistema sanitario centrándonos en el paciente

ograr una sanidad basada en valor, no en volumen, es la aspiración de la mayoría de profesionales del sector hacia el futuro. Para ello, es esencial centrarse en el propio paciente y mejorar la calidad asistencial.

Estas son las conclusiones resultantes del I Taller para medios de comunicación para informar sobre Gestión Sanitaria, organizado por Philips y la Fundación Signo en colaboración con ANIS, donde gerentes y profesionales aportaron sus visiones para conseguir una gestión y asistencia sanitaria sostenible y eficiente que siga progresando en el futuro.

“En sanidad es muy importante evaluar los resultados de la actividad en el paciente, es decir, valorar más los resultados que los procesos para obtenerlos”Dr. Luis Rodríguez Padial, presidente de la Fundación Signo y jefe del Servicio de Cardiología del Hospital de Toledo.

stamos habituados a un sistema en el que el diseño de los procesos a los que se somete a los pacientes responde más a la visión lógica de la organización que a las necesidades reales y las preferencias de los pacientes. El nuevo modelo de gestión sanitaria tiene por objetivo proporcionar a cada persona lo que necesita, en el momento que lo necesita y adecuando los recursos a dicha necesidad.

Superar los retos en los sistemas sanitarios pasa por incorporar la tecnología en el día a día de los hospitales, integrar los cuidados del paciente a fin de mejorar su experiencia, mejorar los resultados clínicos en la población y reducir los costes per cápita de la atención.

La tecnología, aliada para la atención concebida en torno a las personas

La tecnología sanitaria ha sido la impulsora de avances diagnósticos y terapéuticos muy importantes. Los grandes equipos de diagnóstico por imagen, equipamiento quirúrgico y aparatos de electromedicina se unen a las últimas innovaciones digitales, como la inteligencia artificial, el internet de las cosas o la impresión en 3D.

Pese a que es conocida la aportación de valor de la tecnología sanitaria, aún existen barreras para incorporar la innovación tecnológica en los sistemas sanitarios, especialmente en la sanidad pública. Los presupuestos están anualizados, limitando una planificación que abordase proyectos integrados; existe una carencia de planificación estructurada, que afecta a la implantación de sistemas transformadores; y los criterios de adquisición todavía dan más importancia al precio que al valor de una tecnología.

Fuente

  1. Ignacio López, director de Desarrollo de Negocio de Philips y miembro de la Junta Directiva de FENIN.

En el encuentro, el Dr. Josep Pomar, director del Hospital Universitario Son Espases, señalaba las barreras existentes para organizar la atención sanitaria en torno al paciente. “La concepción por especialidades dificulta una visión integral y coordinada de cada paciente, surgiendo problemas relacionados con la comunicación y la información”.

Tendencias tecnológicas actuales en sanidad

Pomar propuso también algunas soluciones para medir la experiencia del paciente y lograr la integración de sus cuidados en el hospital, como el uso del design thinking que incorpore la visión del paciente en el diseño de espacios y procesos; el llamado “hospital líquido”, es decir, que este pueda “traspasar” sus paredes y acompañar al paciente en todo momento; y llevar a cabo más planes de humanización que permitan que el paciente sea el verdadero protagonista y actor en sus cuidados.

“El objetivo de la transformación digital en el sector sanitario es cambiar el modelo asistencial, la forma de hacer las cosas. La tecnología no es un fin, sino un medio para conseguirlo”.

Raventós anotaba los beneficios de estas nuevas tendencias sanitarias: “El paciente consigue una mejora en la atención que recibe, se implica más en su tratamiento y se empodera. Los profesionales, por su parte, tienen más herramientas para la prevención, la predicción y el tratamiento apoyándose en la tecnología”.

Casos españoles de éxito en tecnología sanitaria

Las TIC han tenido un enorme impacto en salud y, en los últimos años, ha aumentado significativamente el número de startups de digital businessdedicadas al ámbito sanitario. De hecho, según el EPO Annual Report 2016, las tecnologías médicas conforman el sector que más patentes ha presentado, con más de 12.000.

El SERGAS y la Osakidetza han logrado muy buenos resultados en los últimos años implantando las tecnologías sanitarias.

En nuestro país ya existen algunos ejemplos sobre cómo implantar las tecnologías sanitarias. En el Servicio Gallego de Salud (SERGAS) han decidido apostar por el socio tecnológico, con una Compra Pública Innovadora (CPI) en el periodo 2012-2020 de 90 millones de euros.

El Dr. Julio García Comesaña, director de procesos asistenciales de la EOXI Vigo, compartía el éxito de su sistema: “Hay que entender la tecnología sanitaria como un gasto fijo mensual en los hospitales. El modelo del socio tecnológicosigue una estructura similar al renting y el pago a proveedores se realiza según el número de servicios realizados, con un sistema de penalizaciones automatizado y normalizado”.

Mercedes-Benz