Sociedad

Mercedes Milá: “De pequeña era muy tímida, pero algo debió pasar en el camino”

thumb 2 - Mercedes Milá: "De pequeña era muy tímida, pero algo debió pasar en el camino" - sociedad

La presentadora acaba de estrenar ‘Convénzeme, con ‘Z’ de Stephan Zweig’, en el que 72 lectores de once a ochenta años le han recomendado libros. Asegura Milá que cambia de registro en este formato, pues puede “ser muy dulce y escuchar y mirar a los ojos y aprender mucho”.

Periodista, reportera de denuncia de las que se implican en la historia, presentadora de Gran Hermano y ahora, librera dispuesta a escuchar en Convénzeme, con ‘Z’ de Stephan Zweig, (en BeMad, domingos a las 20.30 h) un programa sobre libros y lectores. En Convénzeme lectores de diversa índole, desde los once a los ochenta, charlan con Mercedes Milá sobre los libros que más y menos les han gustado. Unas recomendaciones y contraindicaciones que la presentadora ya ha hecho realidad en una balda de su biblioteca personal.  ¿Por qué Stephan Zweig? Lo primero por amor. Lo segundo porque Zweig es un autor de referencia para mi y ahora se han convertido en un padrino de este proyecto. Cuando fuimos a registrar el título ‘Convénzeme’, estaba ya registrado, así que como de pasada dije, ‘Convénzeme’, con ‘Z’ de Stephan Zweig, y lo registraron así y me llevé una gran alegría. ¿Y qué tiene Zweig que hace que le guste tanto? Cualquiera que le haya leído sabe que es la sabiduría, la cultura, la inteligencia, el dolor, la felicidad, los viajes… lo tiene todo, hasta el suicidio. La primera vez que supe que se había suicidado pensé “este es el fracaso total, un hombre que lo sabía todo”. Eso no siempre es bueno… A esa conclusión llegué yo, a que precisamente porque lo sabe todo llegó al máximo sufrimiento y a ver cómo los humanos volvíamos a repetir y caer en la misma piedra de nuevo, y eso no lo soportó. ¿A qué autor español habría elegido como padrino? A Torrente Ballester. ¿Cómo ha sido la grabación? Hemos grabado 72 entrevistas, con setenta y dos seres humanos a cada cual mejor que el otro, de todas edades desde once a ochenta, y hemos hecho todo eso en mi librería, en +Bernat, en Barcelona. Están ya grabados y editados y listos para ser emitidos. Y lo han grabado con móviles… En ese momento era una gran novedad, ahora parece que todo se hace con móviles. ¿Qué es lo que más le han recomendado? Es curioso porque ha sido bastante variopinto. Se hicieron unos castings y encontramos gente buenísima, que trajo libros algunos antiquísimos, otros súpermodernos… A los libros les doy 50 páginas, si para entonces no me han enganchado, paso ¿Y qué ha hecho con esas recomendaciones y advertencias? En la biblioteca de mi casa he hecho una balda con todo, lo bueno y lo malo, lo verde y lo rojo y en la librería haremos lo mismo. Mediaset se ha volcado con la promoción de ‘Convenzeme’… Sí, yo estoy asombradísima, estoy que no me lo creo. “No hay libro tan malo que no tenga algo bueno”, se decía en ‘El Quijote’. ¿Lo comparte? No. Yo a los libros les doy 50 páginas, si para entonces no me han enganchado, paso. Lo que no quiere decir que a lo mejor lo vuelves a coger con el tiempo y le ves otra faceta. Hay que disfrutar de la lectura… No quiero sufrir leyendo un libro que no me gusta. No quiero aburrirme leyendo y recomiendo a todo el mundo que no pase por aburrirse mientras lee. Hay miles de libros para hacerte feliz, para hacerte soñar, gozar… O sea, que algunos libros tienen una edad para leerlos. Efectivamente, no se leen igual a una edad que a otra. No lees igual a Julio Verne cuando tienes catorce años que cuando tienes sesenta. ¿Ha sacado su carácter como entrevistadora en ‘Convénzeme’? Es otro registro, puedo ser cañera pero también puedo ser muy dulce y puedo escuchar y mirar a los ojos y aprender mucho. Eso no quita que no pueda ser cañera si me presentan un libro que a mí me parece horroroso y entonces me lo tienen que defender. ¿No se acongojan un poco los entrevistados de tenerla enfrente? Al principio un poco, pero enseguida se desacongojan. ¿Cuál es la salud de las librerías? Mala. Por eso estamos haciendo una campaña en favor de las librerías, salvemoslaslibrerías.com. ¿A qué atribuye esa mala salud? Las librerías, de barrio sobre todo, ven cómo los lectores acuden a Internet a comprar libros y eso hace que tengan menos clientes. Además, se ha asustado mucho a la gente con que leer es difícil, que es aburrido, que la cultura echa para atrás… eso ha hecho mucho daño. Mi aspiración es lo contrario: no te asustes, acércate sin miedo, si nunca has leído no pasa nada, aún puedes hacerlo… todo lo contrario. ¡Qué más quisiera yo que tener vicios ocultos! ¿Está más relajada sin un programa como ‘Gran Hermano’? Sí, claro. Además ahora me estoy recuperando de una operación de rodilla que me tiene paralizada, por lo que estoy leyendo mucho, así que estoy en época de barbecho. ¿No le saca de quicio esa tranquilidad? Que va, me hacía muchísima falta, me estaba ya quedando como cuando sales de excursión y te queda sólo una gota de agua. Ahora tengo la botella llena y muy a gusto. ¿Pasa algún día sin que le paren por la calle? No. ¿Y qué le dicen? Que no me perdonan. Por no presentar ‘Gran Hermano’, entiendo… Entiende lo que quieras… ‘Convénzeme’ no es un programa de grandes audiencias… Es un programa de grandes paciencias, de tener calma, de esperar a que la planta crezca… es un ritmo de naturaleza, no el ritmo de locos que solemos tener. Usted le aporta tirón, ¿no? Puede ser, pero eso no quiere decir para nada que este programa lo vaya a ver mucha gente porque esté yo, no, lo verán si les divierte que otros lectores les transmitan las pasiones. ¿Le han puesto objetivos? He pedido calma y me la han dado, nadie ha hablado de audiencias. Estamos ante un experimento nuevo, con un formato humilde y barato, que nadie se va a arruinar con él y con una campaña para salvar librerías. Pues bendito sea Dios. ¿Soportaría no salir en la tele? Pues sí, francamente, con mucha facilidad. ¿Su arrojo esconde a una tímida? Cuando era pequeña yo era muy tímida, al menos eso dicen mis familiares, pero algo debió pasar en el camino y perdí la timidez para siempre. Es usted una persona sana, deportista… ¿Se permite algún vicio? Siendo deportista y teniendo la edad que yo tengo… tengo unos vicios ocultos tremendos que no te voy a contar jamás… ¿De los de intervenir la Guardia Civil? (Risas) ¡Qué más quisiera yo que tener vicios ocultos! Si yo soy transparente, tanto como Gran Hermano. ¿Cómo ha visto la victoria de Trump? Fatal, dramático, tristísimo, deprimente… no sé de dónde sacar el optimismo que hace falta para digerir eso.

Mercedes-Benz