Etiquetas Fascistas

Fascistas – El fascismo es una ideología y un movimiento político que surgió en la Europa de entreguerras (19181939) creado por Benito Mussolini. El término proviene del italiano fascio (‘haz, fasces’), y éste a su vez del latín fascēs(plural de fascis), los signos de la autoridad de los magistrados romanos. Se ha caracterizado históricamente (sobre todo en la Italia de Mussolini y en la Alemania de Hitler) por la exaltación de valores como la patria o la raza para mantener permanentemente movilizadas a las masas, lo que ha llevado con frecuencia a la declaración de guerras y a la opresión de minorías (judíos, gitanos, homosexuales…).

El proyecto político del fascismo es instaurar un corporativismo estatal totalitario y una economía dirigista,12​ el fascismo ve la Primera Guerra Mundial como una revolución que trajo cambios masivos a la naturaleza de la guerra, la sociedad, el Estado y la tecnología. El advenimiento de la guerra total y la movilización total de la sociedad habían creado la distinción entre civiles y militares. Una “ciudadanía militar” surgió en la que todos los ciudadanos se involucraron con los militares de alguna manera durante la guerra. La guerra había dado lugar al surgimiento de un poderoso estado capaz de movilizar a millones de personas para servir en primera línea y proporcionar producción económica y logística para apoyarlos, además de tener una autoridad sin precedentes para intervenir en la vida de los ciudadanos.

Los fascistas creen que la democracia liberal es obsoleta y consideran que la movilización completa de la sociedad en un Estado de partido único totalitario es necesaria para preparar a una nación para un conflicto armado y para responder eficazmente a las dificultades económicas. Tal estado es liderado por un líder fuerte—como un dictador y un gobierno marcial compuesto por los miembros del partido fascista gobernante—para forjar la unidad nacional y mantener una sociedad estable y ordenada. El fascismo rechaza las afirmaciones de que la violencia es automáticamente negativa en la naturaleza, y ve la violencia política, la guerra y el imperialismo como medios que pueden lograr el rejuvenecimiento nacional. Los fascistas abogan por una economía mixta, con el objetivo principal de lograr la autarquía mediante políticas económicas proteccionistas e intervencionistas.

Se presenta como una «tercera vía» o «tercera posición»3​ que se opone radicalmente tanto a la democracia liberal en crisis (la forma de gobierno que representaba los valores de los vencedores en la Primera Guerra Mundial, como el Reino UnidoFrancia o Estados Unidos, a los que considera decadentes) como a las ideologías del movimiento obrero tradicional en ascenso (anarquismo o marxismo, este último escindido a su vez entre la socialdemocracia y el comunismo, que desde 1917 tenía como referente al proyecto de Estado socialista que se estaba desarrollando en la Unión Soviética); aunque el número de las ideologías contra las que se afirma es más amplio:

Mercedes-Benz