Portada » Balón de oxígeno a las fábricas francesas de coches en España
Actualidad

Balón de oxígeno a las fábricas francesas de coches en España

Imagen trabajadora Renault plantas 1359474149 15062553 1020x574 - Balón de oxígeno a las fábricas francesas de coches en España - actualidad

DIEGO MOLPECERES

Los sindicatos piden a las administraciones que pongan en marcha políticas industriales que permitan garantizar la viabilidad a medio-largo plazo de las plantas de las firmas francesas en España

El anuncio de la dirección de Renault de no tocar sus fábricas españolas en su plan de ajuste diseñado para los próximos años ha sido un balón de oxígeno para los trabajadores de la firma del rombo. La compañía francesa emplea en nuestro país a cerca de 11.000 personas, sin contar los puestos de las industrias auxiliares.

Aunque respiran aliviados, los sindicatos reclaman mirar al horizonte a medio y largo plazo que se torna incierto no sólo por la crisis derivada del coronavirus, sino por el cambio estructural que sufrirá el sector con el avance de la tecnología eléctrica. Y no pierden de vista que la estrategia de las administraciones públicas no ha logrado frenar la decisión de Nissan de cerrar su planta en Barcelona.

A las centrales sindicales les preocupa la viabilidad futura de las plantas españolas de las marcas francesas ante los planes industriales de los vecinos del norte, que pretenden hacer retornar parte de la producción a tierras galas. El presidente francés Emmanuel Macron ha anunciado un plan de 8.000 millones de euros para que Francia lidere la producción de coches limpios.

En UGT dicen no poder “estar tranquilos a largo plazo” y piden a los poderes públicos que “pongan encima de las medidas necesarias para garantizar que no se pierda capacidad productiva” de un sector que supone más del 10% del PIB. Desde CCOO aseguran que la palabra que mejor define su estado de ánimo ahora mismo es “preocupación”.

Todos miran con recelo cómo la compañía piensa acometer el recorte previsto de 15.000 empleos, de los que 10.000 serán fuera de Francia. La intención de la firma del rombo es llevar a cabo reconversión de puestos de trabajo, fomentar la movilidad interna y las salidas voluntarias. En CGT temen que el ahorro de 2.000 millones de euros anunciado se pretenda conseguir reduciendo los costes salariales en los futuros convenios colectivos y recortando derechos de la plantilla.

De momento, la capacidad productiva de las dos plantas de Valladolid, la de Palencia y la de Sevilla, estaría asegurada, aunque a nivel global se prevé una bajada de casi el 18% de la producción para 2024 respecto a la de 2019. En la capital del Pisuerga se ha iniciado hace poco la producción del primer coche híbrido enchufable de la marca, el Renault Captur.

Pero las factorías de Renault no son las únicas que podrían verse afectadas por un cambio en la estrategia de Francia. El grupo PSA (Citroën, Peugeot y Opel) tiene varias plantas en España. De momento, la de Vigo -7400 empleados- tendría garantizada la producción de cuatro modelos eléctricos.

En junio logró hacerse con la segunda generación del Peugeot 2008, un SUV de enorme éxito comercial que hasta entonces se fabricaba al otro lado de la frontera. Aunque el futuro de la planta también deberá decidirse en los próximos años, cuando haya que cerrar la adjudicación de nuevos vehículos.

mercedes banner - Balón de oxígeno a las fábricas francesas de coches en España - actualidad
----