Portada » Carlos Herrera recuerda las paellas de Trapero con Rahola y el fugado Puigdemont: «Compartía poder con lo más florido del separatismo»
Actualidad

Carlos Herrera recuerda las paellas de Trapero con Rahola y el fugado Puigdemont: «Compartía poder con lo más florido del separatismo»

“Trapero es un personaje clave en el golpe separatista”

En agosto de 2016, se pudo ver al presidente de la Generalitat, Carles Puigdemont, tomar una guitarra y cantar en una reunión de amigos en Cadaqués (Girona). Fue la famosa ‘paella de Cadaqués’ a la que asistieron el expresidente del Barça Joan Laporta, la mujer de Puigdemont, Marcela Topor, la periodista Helena García Melero, el doctor Bonaventura Clotet y su hijo, el actor Marc Clotet, acompañado de su actual pareja, la actriz Natalia Sánchez.

También se encontraba entre los asistentes el comisario jefe de los Mossos d’Esquadra, Josep Lluís Trapero, que igualmente mostró sus habilidades con la guitarra al hacer el acompañamiento del «Paraules d’amor» de Serrat. Fue un momento revelador que mostraba cómo el independentismo tenía un brazo en cada poder fáctico de la sociedad catalana.

Carlos Herrera ha dedicado parte de su monólogo de la seis de la mañana a analizar la implicación del mayor de los Mossos en la organización del referéndum independentista del pasado 1 de octubre. Trapero tendrá que sentarse a partir de este 20 de enero de 2020 en la Audiencia Nacional por sedición:

«Trapero declaró en el juicio del Tribunal Supremo y dijo que advirtió sobre el incumplimiento de la ley, lo cual le valió la condena a su superior, al señor Forn. Ahora no se explica que él advirtiera sobre el incumplimiento de la ley y que al día siguiente los Mossos no cumplieran la ley, no cerrando colegios. Así era la actuación de los Mossos, era una total, bueno, complicidad absoluta con los organizadores del 1 de octubre. Complicidad absoluta y eso es lo que tiene que dilucidar el tribunal. La Fiscalía lo tiene fácil para mantenerse tanto si quiere en la acusación de rebelión o para sedición. Ya veremos el caso, en fin, con Dolores Delgado y la desjudicialización de la política.

Trapero es un personaje clave en el golpe separatista porque si el proceso hubiera sido una novela, el novelista lo habría tenido todo a favor para trazar un personaje como él: perfil castellanoparlante, hijo de emigrantes de Valladolid, de un barrio obrero llega a la cúpula de los Mossos, bien colocado en el mundo independentista, fue elegido por delante de compañeros con más experiencia. Y con el tiempo, gracias a una indiscreción de Pilar Rahola, se supo que compartía paellas en Cadaqués con lo más florido del poder en Cataluña. Bueno, menuda fiesta: camisa hawaiana, Carlos Puigdemont, Laporta y compañía cantando estás canciones idílicas…».

Etiquetas
----