fbpx
Portada » Cayetana pisotea al mentiroso Ábalos: «No dimitirá porque perdió la dignidad el día que fue hasta Barajas»
Actualidad

Cayetana pisotea al mentiroso Ábalos: «No dimitirá porque perdió la dignidad el día que fue hasta Barajas»

abaloscayetana800 - Cayetana pisotea al mentiroso Ábalos: «No dimitirá porque perdió la dignidad el día que fue hasta Barajas» - actualidad

La crisis ‘Ábalos’, generada por el ministro de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana, José Luis Ábalos, por su encuentro secreto y de malas formas con la número dos de Maduro –Delcy Rodríguez– azota a este gobierno de coalición PSOE-Podemos y sobre todo lo hace por las mentiras.

Y es que desde que sucediera aquel encuentro en Barajas, todo han sido especulaciones, informaciones contradictorias, mentiras absolutas del propio ministromatonismo hacia la prensa… Y todo con Estados Unidos apretando desde la distancia.

Porque lo cierto es que para España es un auténtico marrón diplomático haber ejecutado esta especie de recepción a Delcy Rodríguez. Pero ahí sigue Ábalos, sin inmutarse, sin dimitir, y tratando de sobrevivir a esta crisis.

Este 12 de febrero de 2020, sin embargo, enfrentado a la primera sesión de Contro del Congreso en la nueva legislatura, Ábalos vivió todo tipo de reveses desde las bancadas rivales. Y eso que apenas unas horas antes, el Ejecutivo consiguió evitar que PP, Vox y Ciudadanos le montaran una comisión de investigación al ministro cuestionado. 

Arrancó el líder de la oposición, Pablo Casado, con un largo argumento que se focalizó al final.

Pablo Casado: Usted por mucho que se mire al espejo no es Kennedy, pero a tiempo está de no seguir los pasos de Maduro, regresando al respeto de las insituciones y del Estado de Derecho. Señor Sánchez, cumpla la Ley y hágala cumplir que no es mucho pedir en democracia.

Pero fue mucho más contudente, como se esperaba, el líder de VOX, Santiago Abascal, que efectivamente sí hizo removerse en su silla al Presidente. Sánchez se levantó para decir que «lo que hizo Ábalos fue evitar una crisis diplomática con su intervención»:

Santiago Abascal: Señor Sánchez, usted ha mentido a los electores socialistas cometiendo un gigantesco fraude, ¿por qué no va a mentir ahora a los fachas de VOX y de paso a todos los españoles? Esto es muy fácil: un ministro español que ya ha dado mil versiones, de madrugada acude al aeropuerto de Barajas a recibir a la ministra de un gobierno ilegal y narcodictadura de Venezuela, e impide que sea detenida en suelo español, en la sala VIP. Por cierto, de un gobierno de Venezuela que ha impulsado que ayer fuese apalizado Juan Guaidó a su llegada a Caracas. Señor Sánchez, si usted dio la orden, dimita. Si la dio su vicepresidente que es el delegado de Maduro, dimitan ambos. Y si el señor Ábalos actuó por libre, mejor que se vaya. Y si la orden se la dio Maduro, mejor que se vayan todos juntos.

Ábalos, señalado ahora por el diario ‘El País’

Pero es que además en esta sesión plenaria desde primera hora estuvo agitada por el diario ‘El País’, que publicaba una información muy comprometida y que señalaba directamente al ministro dejándole a los pies de los caballos con la enésima versión del asunto:

La Moncloa apartó a Exteriores y encargó al ministro de Transportes, José Luis Ábalos, que gestionara la llegada al aeropuerto de Barajas de Delcy Rodríguez, la número dos de Nicolás Maduro, según fuentes del gabinete de Pedro Sánchez.

Fue Ábalos, en fin, quien acudió a Barajas —ante el potencial conflicto a causa de las sanciones europeas, que impedían a Rodríguez pisar suelo de la UE— después de que La Moncloa pidiera a Exteriores que no interfiriera. Fuentes del Ministerio de Transportes admiten que Ábalos se encargó personalmente de gestionar el caso “por su relación con el ministro [venezolano de Turismo] Félix Plasencia”, que también viajaba en el avión y con quien iba a reunirse posteriormente

Ábalos se pone más que chulo tirando balones fuera

Por fin le llegó el turno a José Luis Ábalos, preguntado por Valentina Martínez, del PP, en primera instancia: «Señor Ábalos, de todas las versiones que se han ofrecido de su encuentro con Delcy Rodríguez, ¿hay alguna que es verdad?»

Ábalos respondió así, entre gritos de ‘¡dimisión, dimisión!’:

A lo largo de estos días no solo han ocurrido muchas versiones sino muchas más interpretaciones y muchos propósitos confesados. Pero lo importante más allá de los detalles es lo que he conseguido: que se cumplieran las restricciones del Consejo de Europa de que esta señora no entrara al territorio y segundo, no añadir más problemas a las relaciones diplomáticas con un gobierno con el que tenemos embajadores que por cierto, restableció el Señor Rajoy.

El ministro después, contestó a otra diputada, Belén Hoyo Juliá (PP): «Lástima que no tengamos detector de mentiras en esta Cámara porque no pasaría usted la prueba del polígrafo!

Señora Hoyo, si a usted le pagan por lo que acaba de decir, ¡estamos que nos salimos! Nadie me va a echar de mi compromiso político que adquirí en el año 76. Es una cuestión de valores y a lo mejor a usted le cuesta entender, porque nació después de aquel año, y yo le digo que en el año 76 la gran mayoría de los que estamos aquí no podíamos porque éramos ilegales. ¡Mi compromiso es la lucha por la democracia, por la libertad, la Justicia, la libertad y contra el fascismo!

Después tuvo que enfrentarse a Edmundo Val (Ciudadanos), el más duro de todos: «Usted ha metido tanto la pata que en dos minutos es imposible interrogarle sobre todas sus meteduras de pata». Así respondió el ministro:

Señor Val, un nuevo relato que incorpora usted al tema, una nueva recreación, con humor, que está bien. Ustedes tienen una sola pregunta… España les interesa bien poco, les interesa Venezuela. Ya tienen una explicación a por qué se han quedado en diez (escaños). Señor Val, se nota que usted está de paso y mañana estará en otro partido. Conseguí dos cosas; que no pisara el territorio y que no hubiera más problemas diplomáticos.

El ‘zasca’ épico de Cayetana Álvarez de Toledo

Cayetana Álvarez de Toledo ha pisoteado al mentiroso Ábalos en su intervención en la primera sesión de control al gobierno de Pedro Sánchez. La diputada del Partido Popular ha comenzó contando las “seis mentiras” que el ministro de Transportes dijo sobre su encuentro ‘secreto’ con la vicepresidenta de Nicolás Maduro, Delcy Rodríguez. Y le echo en cara que «fue a recibir a una torturadora acompañada de personal diplomático».

Álvarez de Toledo, quien afirmó que Ábalos y el gobierno de Sánchez están dejando a los venezolanos a las “patas de los caballos”, solicitó que los ‘progresistas’ se aclaren y emitan un comunicado oficial reconociendo a Juan Guaidó como el presidente encargado de Venezuela, ya que en distintas declaraciones de funcionarios del poder Ejecutivo se ha identificado a Nicolás Maduro como “presidente” y a Guaidó como “uno de los líderes de la oposición”.

La diputada pidió que los venezolanos entiendan que «Pedro Sánchez, José Luis Ábalos y Pablo Iglesias no son España» y le dejó un brutal ‘zasca’ contra el ministro de Transportes: “no se asuste, no le pediré la dimisión. Para dimitir, hay que tener una condición política y humana de la que usted carece: la dignidad. La comenzó a perder la noche que tomó un coche para ir al Aeropuerto de Madrid-Barajas Adolfo Suárez para recibir a Delcy, y la ha terminado de destruir aquí en el Congreso de los Diputados”.

mercedes banner - Cayetana pisotea al mentiroso Ábalos: «No dimitirá porque perdió la dignidad el día que fue hasta Barajas» - actualidad