Portada » Colosal arrebato de Arguiñano contra la labor de los periodistas en plena crisis del coronavirus: «Se ceban con la información»
Actualidad

Colosal arrebato de Arguiñano contra la labor de los periodistas en plena crisis del coronavirus: «Se ceban con la información»

En tiempos de cuarentena por la crisis del coronavirus, son pocos los asuntos y labores que permanecen estáticas y sin permutas. Una de ellas es el programa ‘Cocina abierta de Karlos Arguiñano (Atresmedia) que, pese al confinamiento, continúa rodándose y emitiéndose con la misma frecuencia.

El vasco se mantiene al pie del cañón ofreciendo, además de sus chistes de dudoso humor, ideas gastronómicas innovadoras para sobrellevar estos días de encierro con el estómago contento. Tampoco desaprovecha, como es habitual, su espacio en la pequeña pantalla para protestar y denunciar las cuestiones de actualidad que despiertan su irritación y evidente enfado.

Sin embargo, Arguiñano ha sobrepasado la delgada línea que existe entre el criterio personal y el entrometimiento excesivo en el plano laboral de los periodistas. Los informadores, que tampoco interrumpen su labor pese (y sobre todo) a la emergencia sanitaria, han sido el nuevo objetivo del chef, a los que no ha dudado en señalar como culpables del agotamiento popular:

“No hay que estar todo el día oyendo las noticias. Están todo el día las radios, las televisiones y la prensa escrita dando noticias. Las noticias te terminan agotando», ha señalado.

Al tiempo que cocinaba un apetecible pastel de carne, Arguiñano recomendaba a sus espectadores rehusar de que «os coman el coco»:

“Hay televisiones que se ceban con la información y están todo el día, pero que sepáis que hay programas de televisión y documentales que te entretienen un montón”, continuaba.

Según su criterio, lo mejor es «ver un par de veces las noticias», puesto que «lo demás es repetitivo y te terminan llenando la cabeza»:

«Somos listos como para saber que nos podemos entretener también con juegos como el parchís, las cartas o la oca… Y pasas el rato agradable en casa y en familia», concluía.

----