Portada » Crece la alarma en PP y Ciudadanos por la subida de Vox en Andalucía
Actualidad

Crece la alarma en PP y Ciudadanos por la subida de Vox en Andalucía

Crece la alarma en PP y Ciudadanos por la subida de Vox en Andalucía

El partido de Abascal rondaría ya los 200.000 votos ante las elecciones autonómicas del 2 de diciembre

Pablo Casado dedicará hoy toda la jornada a hacer campaña electoral en Almería. En esta provincia, a la que el líder del PP prevé volver la semana próxima, está especialmente fuerte Vox, que ha hecho de su discurso radical sobre la inmigración una de sus principales banderas electorales. Pero el partido de Santiago Abascal, según avanza la campaña electoral, está tomando impulso en otros territorios, como Sevilla, Málaga y Granada, mientras que en Cádiz parece haberse frenado. En Córdoba no se descarta que tenga representación, y lo tendrá difícil en Jaén y Huelva, según los datos que está manejando en este momento GAD3.

Esta realidad ha hecho saltar todas las alarmas en el Partido Popular, pero también en Ciudadanos, ya que una parte importante del electorado del que se nutre Vox procede del partido de Albert Rivera. En este momento, la nueva formación, situada más a la derecha que el PP, podría rondar los 200.000 votos, mientras que la semana pasada se movía en una estimación de 150.000.

El fenómeno Vox en Andalucía ha sorprendido a los partidos, a los viejos y a los nuevos, pues no esperaban que pudiera entrar con tanta fuerza como parece en el futuro Parlamento autonómico, si luego estas previsiones se traducen de verdad en votos el 2 de diciembre.

La inquietud de Ciudadanos también se ha dejado ver en algún acto del partido, en el que sus dirigentes, medio en broma o medio en serio, han pedido a sus simpatizantes que no caigan en la tentación de mirar a lo más novedoso.

El líder del PP, por su parte, en los últimos días de campaña ha puesto un énfasis especial en su discurso más patriotero, con reclamaciones de «Gibraltar español» incluidas, pero también ha fortalecido su discurso sobre la inmigración, que debe ser legal y ordenada, y nunca de «puertas abiertas». En ese sentido, Casado ha subrayado en campaña que es absolutamente obligatorio que los inmigrantes que lleguen a España respeten los valores y principios constitucionales.

Un dato especialmente curioso que ha detectado GAD3 a estas alturas de la campaña es que algo más del 70 por ciento de los votantes de Vox son varones. El partido de Abascal «toma» el 10 por ciento de los votos del PP y el 20 por ciento de los de Ciudadanos. Ahora mismo, los votantes que más fluctúan lo están haciendo entre Vox y Ciudadanos. Los electores de este último partido están más en el centro, y son más susceptibles a cambiar ante una novedad que les atraiga.

En la campaña andaluza están pesando tres variables: el eje izquierda-derecha es, una vez más, el que más crucial. En ese sentido, todo parece indicar que va a ganar la izquierda, pero por menos que en las anteriores elecciones. La segunda variable sería la «catalana», algo que se han encargado algunos líderes nacionales del PP y de Ciudadanos de subrayar. Casado, y Arrimadas, han insistido en dejar claro que los socios del partido de Susana Díaz son los golpistas que intentaron romper España, y que ahora sostienen a Pedro Sánchez en el poder. Otra variable es la de la inmigración, con fuerza especial en provincias como Almería, de ahí que el discurso sobre este asunto esté ocupando buena parte de las agendas.

Pero hay otro punto que explica la subida de Vox: la reivindicación feminista de la izquierda ha llevado a muchos hombres de este espacio a mirar a Vox, como está viendo GAD3. El 55 por ciento de los votantes del PSOE y del PP son mujeres, mientras que un porcentaje similar en Ciudadanos y Podemos son hombres. El 10 por ciento de los votos de Vox vienen de la izquierda, y casi todo son varones.

Etiquetas
Mercedes-Benz