Portada » De risa. Los dos senegaleses que violaron a una joven en Granada en la calle
Actualidad

De risa. Los dos senegaleses que violaron a una joven en Granada en la calle

De risa. Los dos senegaleses que violaron a una joven en Granada en la calle

La Policía Nacional ha dejado en libertad a los dos senegaleses acusados de violar presuntamente a una joven en Granada. Han quedado en libertad con cargos por un delito contra la libertad e indemnidad sexual y se les ha impuesto una orden de alejamiento de doscientos metros con respecto a su víctima.

El presunto delito se cometió el viernes 17. La víctima y unas amigas se encontraban en la discoteca Quilombo, junto a la antigua Facultad de Medicina de Granada. Fue allí donde los dos acusados, de 24 y 26 años conocieron a la joven y posteriormente le habrían agredido en los baños de la discoteca, y después la habrían dejado allí tirada.

Fue una amiga la que vio a los dos autores cometiendo la violación, ya que había perdido de vista a su amiga y se dispuso a buscarla por el local. Al llegar al baño, encontró la puerta cerrada, y tras golpearla repetidamente consiguió abrir, momento en el que vio a su amiga mientras era agredida. En ese momento los dos jóvenes senegaleses huyeron del lugar.

En la discoteca no les creyeron

Ambas jóvenes, se dispusieron a relatar lo sucedido a los encargados de la discoteca, pero no les creyeron y las invitaron a marcharse a casa. Posteriormente, la víctima fue al hospital para que se le practicasen las pruebas pertinentes y se determinó que había habido una agresión sexual. En ese momento, la Policía formuló la denuncia junto a policías especializados de la UFAM.

Han negado los hechos

Tan solo tres días más tarde, y después de una breve investigación recabando datos, la policía dio con uno de los presuntos violadores, que fue llevado a comisaría y se le tomó declaración. El miércoles se pudo detener al segundo de ellos. Ambos han negado su implicación en la agresión.

Hoy la Policía ha tenido que dejarles marchar, y quizá esta noche vuelvan a pisar otra discoteca. Desgraciadamente a veces la realidad supera a la ficción.

Mercedes-Benz