Portada » Descubren que el Instituto Andaluz de la Mujer socialista es un timo que solo beneficia a las “feminazis”
Actualidad

Descubren que el Instituto Andaluz de la Mujer socialista es un timo que solo beneficia a las “feminazis”

Descubren que el Instituto Andaluz de la Mujer socialista es un timo que solo beneficia a las “feminazis”

Durante 2018 el IAM gestionó un presupuesto de 42,8 millones de euros. Lo grave es que poco más de un millón fue a parar a mujeres maltratadas.

Casi el 25% del presupuesto fue destinado a pagar los salarios de los 182 trabajadores del IAM, que tienen un sueldo medio de más de 4000 mil euros al mes. Otros 12,2 millones se destinaron a pagar “Gastos Corrientes” entre los que se encuentran alquileres, facturas de luz, mantenimiento y desglosando un poco más se encuentran casi 3000 euros de gastos en vestuario.

Otro millón de euros fue destinado a inversiones como inmuebles, mobiliario o hasta apps para móviles, donde se dejaron 570 mil euros del presupuesto.

La mayor partida del IAM es la dedicada a “Transferencias corrientes”, donde se van 20 millones. De los cuales casi dos se gastan en Universidades para “actuaciones en materia de género”, otros 8,5 van a parar a ayuntamientos para “centros de información municipales”. Pero también hay aquí hueco para pagos a sindicatos por valor de 140 mil euros. Y además nos encontramos un vacío de 900 mil euros que no parecen tener destino.

Finalmente, en lo primordial, que es atender a quienes lo necesitan, apenas 400 mil euros van destinados a programas para atender a mujeres maltratadas, otros 190 mil se usan para darles atención psicológica, y otros 660 mil se destinan a ayudas a estas mujeres. 101 mil euros fueron destinados para “atención integral a mujeres víctimas de violencia de género” y 253 mil para “menores expuestos a la violencia de género”. En total, 1,2 millones de euros.

Todo un despilfarro de dinero que como ha quedado comprobado no llega a quien verdaderamente lo necesita,  y que solo sirve para levantar cortijos del lobby feminista.

Mercedes-Benz