Portada » Dolor, sacrificio y hermética vida privada: Rafa Nadal se sincera con Bertín Osborne pero no abre su casa
Actualidad

Dolor, sacrificio y hermética vida privada: Rafa Nadal se sincera con Bertín Osborne pero no abre su casa

El tenista recibió al televisivo en la academia de tenis que tiene en Manacor, en lugar de hacerlo en su domicilio

El viernes 6 de noviembre de 2020 fue especialmente memorable para Mediaset, pues Telecinco emitió el esperado encuentro entre Bertín Osborne y Rafa Nadal en el programa ‘Mi casa es la tuya’, una reunión que se convirtió en la más vista de la presente temporada del formato.

 

Periodista Digital" data-description="El viernes 6 de noviembre de 2020 fue especialmente memorable para Mediaset, pues Telecinco emitió el esperado encuentro entre Bertín Osborne y Rafa Nadal en el programa ‘Mi casa es la tuya’, una reunión que se convirtió en la más vista de la presente temporada del formato. #MiCasaRafaNadal consigue el programa más visto de la temporada […]">

 

Aunque la entrevista al tenista fue de lo más interesante, pues abordó llamativos asuntos como el «indescriptible» apoyo que le han brindado sus padres a lo largo de su carrera profesional, la dureza y sacrificio de algunos de sus más memorables logros o su deseo de convertirse en padre junto a su mujer Mery Perelló, llamó poderosamente la atención un detalle que no pasó desapercibido en redes sociales: el de Manacor recibió a Bertín en la academia de tenis que tiene en su localidad natal, en lugar de hacerlo en su domicilio -como hacen la mayoría de protagonistas del formato-.

Desde ese emplazamiento -muy cercano a su espectacular vivienda-, el deportista se sinceró e hizo un profundo repaso a su trayectoria sin renunciar a la discreción y prudencia por las que se caracteriza.

“Yo fui muy feliz de pequeño, no quería hacerme mayor, nunca me ha apetecido avanzar, me encontraba muy bien con la edad que tenía, me gustaba ser un niño”, aseguró Rafa, que siempre fue “un niño tímido, muy tímido, muy obediente y, según me dicen, un buen chico”.

Sobre su parcela más íntima, admitió que todavía a día de hoy siente respeto por la oscuridad y que su más apreciado refugio es, además del tenis, su esposa, con quien mantiene una relación estupenda en la que no hay lugar para la tensión. También reconoció su impuntualidad y rememoró una curiosa anécdota del día de su boda, en la que Mery le «devolvió por 20» este defecto retrasando su llegada al altar todo lo que pudo para ponerle de los nervios.

Etiquetas
----