Portada » El audio que demuestra cómo Marlaska ordenó multar a la mujer que lucía una bandera de España cuando iba de compras
Actualidad

El audio que demuestra cómo Marlaska ordenó multar a la mujer que lucía una bandera de España cuando iba de compras

Carolina intentó argumentar que ella iba de compras a El Corte Inglés pero llevaba la bandera “porque era española” pero el agente creyó que iba a la manifestación finalmente prohibida.

Es un ataque a mi libertad». Carolina fue multada por la Policía de Grande-Marlaska simplemente por llevar la bandera de España en su coche.

A pesar de que ella le intentó repetir, por activa y por pasiva, al agente que la interceptó, que ella iba de compras al Corte Inglés de Castellana, y no a la manifestación finalmente prohibida el pasado sábado 2 de mayo, se llevó la multa igualmente.

Según los organizadores de esa marcha, los participantes en dicha protesta debían portar la bandera de España en forma visible en su vehículo. Sin embargo, acabaron pagando todos aquellos que simplemente lucen la enseña nacional en su día a día para simbolizar la unión y el apoyo que pretenden transmitir para que todos superemos los efectos de la pandemia.

El audio de la conversación entre esta mujer y el policía que la multó fue recogido por Carlos Herrera en su programa en COPE.

Posteriormente, la afectada, Carolina Valduero, participó en la hora de ‘Los Fósforos‘ con el comunicador para relatarle cómo ocurrieron los hechos, en un momento en el que los millones de oyentes del programa ya habían conocido por su grabación como intentó en vano hacerle ver al agente que ella iba de compras.

“Cuando salí de casa, fui al Corte Inglés, pero ni pude entrar porque estaba colapsada ya me paró una agente, más amable, y me pregunta que si iba a la manifestación, que porqué llevo una bandera de España en el coche. Y yo le digo que porque soy española y ya el agente me dice que siga”.

“Es después, cuando giro hacia la Castellana cuando veo dos furgones de la Policía Nacional y me paran. Me dice el agente que quite la bandera de España del coche, que la quite y que me va a sancionar”.

No doy crédito a lo que estoy viviendo y es cuando me da la sensación de que estoy viviendo un presunto ataque a mi libertad y es cuando decido grabar la conversación y le pregunto al agente que por qué no puedo llevar la bandera. Y entonces me dice que está prohibido por la Delegación del Gobierno, que hay una manifestación convocada que consiste en ir con la bandera española en el coche.

Carolina explicaba a un atónito Herrera que «25.000 muertos» son «motivo para colocar una bandera con un lazo negro en recuerdo a ellos y a sus familiares».

Una orden ilegal que podría constituir un delito de prevaricación

La orden del Gobierno PSOE-Podemos y las instrucciones de Marlaska, con amenaza de multas, es ilegal y tanto Sánchez como su obediente ministro podría enfrentarse a acciones penales por un delito de prevaricación, tipificado en el Artículo 404 del Código Penal y castigado con la pena de inhabilitación especial para empleo o cargo público y para el ejercicio del derecho de sufragio pasivo por tiempo de nueve a quince años.

Los agentes que cumplieron esa orden también podrían incurrir en responsabilidades penales

Hay que recordar, además, que en 2018 el Tribunal Supremo estableció que “el sistema legalmente establecido obliga al no cumplimiento de una orden que constituya delito o infrinja el ordenamiento jurídico”, por lo que los agentes que cumplan órdenes abiertamente ilegales podrían enfrentarse también a la posibilidad de tener que responder por ellas ante un tribunal, ya que el Supremo considera que en ese caso no cabe la exención de responsabilidad “por razón de la obediencia debida”.

Un episodio más de violación de derechos fundamentales con la excusa del estado de alarma

Estamos ante un un ejemplo más de la violación de derechos fundamentales que viene cometiendo el Gobierno Sánchez-Iglesias escudándose en el estado de alarma, que reviste de hecho las características propias de un estado de excepción encubierto.

Lo que cabe preguntarse, por otra parte, es: ¿qué tiene que decir la UE sobre esto?

Por menos que esto, Bruselas ha dirigido críticas muy duras contra países como Polonia y Hungría, donde no se está dando una situación que se parezca ni por asomo a los atropellos que estamos sufriendo en España a manos del ejecutivo.

¿Tal vez el silencio de la UE se debe a que Polonia y Hungría tienen gobiernos conservadores y España uno socialista?

----