Portada » El colectivo feminista se moviliza contra el nuevo gobierno andaluz
Actualidad

El colectivo feminista se moviliza contra el nuevo gobierno andaluz

colectivo feminista

Denuncian la estrategia de «confundir, mentir y romper» los derechos de las mujeres, «que son los derechos humanos», y convocan a manifestaciones en Sevilla y en Málaga el próximo martes

La primera gran movilización llegará a las doce de la mañana del próximo martes, día 15, ante las puertas del Parlamento de Andalucía, que acogerá durante esa jornada y la siguiente la sesión de investidura del nuevo presidente de la Junta de Andalucía, Juanma Moreno. Unas horas después, a las siete de la tarde, el eco de protesta se reproducirá en todas y cada una de las provincias andaluzas, con la plaza de la Constitución como epicentro de la denuncia con la que los colectivos feministas andaluces y malagueños tratan de hacer frente a un ejecutivo que persigue, a juicio de las convocantes, «confundir, mentir y romper» los derechos de las mujeres, «que son los derechos humanos». Así de contundente se ha mostrado esta mañana durante una comparecencia ante los medios María del Mar Zamora, vicepresidenta de la asociación para la Defensa de la Imagen Pública de la Mujer (Adipm) y miembro de la plataforma Violencia Cero, quien ha mostrado en nombre del movimiento feminista y asociativo de Málaga su rechazo «frontal» a la entrada en el parlamento «de una ideología vinculada a la extrema derecha».

Durante su intervención, y acompañada por representantes de otros colectivos feministas que se han sumado a las protestas, Zamora ha lamentado que los derechos de las mujeres «hayan sido los primeros que se han puesto encima de la mesa para negociar». Esta estrategia, a su juicio, persigue varios objetivos que «preocupan profundamente» al colectivo, entre los que ha destacado «el clima de confusión que persigue mezclar la violencia doméstica con la violencia de género cuando no es lo mismo, implantar una red argumental machista con argumentos y datos falsos sobre los asesinatos y denuncias de mujeres y romper el pacto político y social de protección a las víctimas».

Ante este nuevo panorama que se abre en Andalucía tras las elecciones del pasado 2D, las feministas insisten en que no darán «un paso atrás» y han hecho un llamamiento a la ciudadanía para que se sumen a las protestas de Sevilla (primero) y Málaga (el 15 por la tarde). «Estamos frente a un discurso del odio y el miedo que está calando en la sociedad (…), con postulados xenófobos y racistas que castigan todo lo que no tenga que ver con la heterosexualidad», ha lamentado por su parte la portavoz del colectivo Medusa Viki Hidalgo, quien ha destacado que la respuesta ante estos «ataques» es la movilización de los grupos feministas «desde la sororidad, la desobediencia y la rebeldía».

En la misma línea, la representante del movimiento de Mujeres Rurales Adela Romero se ha referido a preocupaciones concretas, como que el nuevo gobierno liderado por el popular Moreno Bonilla «elimine el Instituto Andaluz de la Mujer (IAM) o recorte las ayudas para las asociaciones o para las políticas relacionadas con la Violencia de Género».

Más allá de las denuncias frente al nuevo escenario político andaluz, las feministas advierten también que «esto (las concentraciones del martes) no va a ser algo puntual, porque haremos todo lo que sea necesario para defender nuestros derechos». La reflexión la ha puesto sobre la mesa, en su turno de palabra, la presidenta de la asociación de Mujeres Rurales Feministas Malagueñas, Joaquina Espejo, quien ha extendido su crítica al hecho de que «desde el punto de vista educativo se vaya a defender la segregación por sexos. La sociedad no puede estar de acuerdo con esto». Para combatir estos «y otros retrocesos», en palabras de los colectivos convocantes», la representante del colectivo Feministas en Lucha Málaga (Felma), Teresa Carrascal, ha avanzado que las concentraciones del próximo martes son «sólo el comienzo» y se extenderán a otras fechas claves en el calendario como el 8 de marzo, Día Internacional de la Mujer.

Por último, Micaela Jiménez, de la asociación Fórum de Política Feministas de Málaga, se ha referido al «pacto del gobierno de la vergüenza» por considerar que está «apuntalado por un partido que pone en cuestión valores democráticos que ya tendrían que estar consolidados». «El pacto entre el PP y Ciudadanos es un ataque a las políticas de igualdad y sus declaraciones son misóginas y machistas», ha zanjado Jiménez tras anunciar que los movimientos feministas harán desde ahora una labor fiscalizadora «para que no nos quiten ni un duro ni se toque una coma de leyes que son un referente para todos».

Mercedes-Benz