Portada » El coronavirus saca el lado más venenoso de Monedero: «Los de VOX son basura que hay que ilegalizar»
Actualidad

El coronavirus saca el lado más venenoso de Monedero: «Los de VOX son basura que hay que ilegalizar»

monederochulo - El coronavirus saca el lado más venenoso de Monedero: «Los de VOX son basura que hay que ilegalizar» - actualidad

“Estos de VOX llevaban tiempo reclamando a los medios más fotos de ataúdes y al final han tirado no por la vía del medio, sino por la Gran Vía del Medio””

Es vinagre con piernas y además no lo puede disimular siquiera en plena Semana Santa.

Juan Carlos Monedero, cofundador de Podemos, es un político metamorfoseado en presentador de televisión on line que a la vez pretende seguir metiendo el cazo en política para el que nunca nada está hecho a su gusto.

Raja absolutamente de todo y si encima es sobre algo que ha hecho lo que él llama la «extrema derecha», entonces ya se le salen los ojos de las órbitas y dedica todo tipo de ‘epítetos’ a sus contrincantes.

La última víctima de sus diatribas es VOX por colgar en las redes un montaje de una Gran Vía de Madrid plagada de ataúdes y que venía denunciar la auténtica impericia del Gobierno de Pedro Sánchez y de todo su equipo para hacer frente en España a la pandemia del coronavirus.

A Monedero le resultó especialmente escandaloso este montaje y en tres minutos vomitó toda la bilis de la que es capaz este lacayo del régimen bolivariano de Hugo Chávez y ahora de Nicolás Maduro:

Como no podía ser de otra forma, tras este deplorable tuit el hashtag #ilegalizacióndevox se ha convertido en tendencia nacional. Claro, ¿tiene derecho un partido a mentir constante y sistemáticamente en una democracia? ¿Dónde termina la libertad de expresión y comienza el ánimo golpista?

Remarcaba que en España la libertad es muy amplia:

Claro que se puede ser católico y asiduo a puticlubs. Se puede ser de extrema derecha y amigo de la extrema derecha holandesa, esa que nos desprecia. Se puede ser nacionalista español y odiar a media España. Se puede ser incluso defensor de Franco, de Hitler o de Mussolini. Se puede ser hasta gilipollas. Hasta se puede ser, y te ampara la Constitución, muy, muy, muy, pero que muy gilipollas, porque de todo hay en la viña del Señor. En este país se pueden ser muchas cosas.

Pero tenía claro en qué cajón meter a los de VOX:

Ahora bien, ruin y rastrero y poner en peligro la convivencia de la democracia, eso ya no. Utilizar miles de muertos para sacar rédito político te convierte en un miserable sin ética ni moral. Te convierte en un asocial que pone en peligro la salud democrática. Porque hasta para ser facha en democracia hay que tener ciertas líneas rojas. Y la democracia tiene derecho a quienes quieren acabar con ella.

Poco a poco se le iba calentando más la boca al cofundador de la formación morada:

Estos de VOX llevaban tiempo reclamando a los medios más fotos de ataúdes y al final han tirado no por la vía del medio, sino por la Gran Vía del Medio, una foto robada de 2016 que nada tiene que ver con la situación actual. Pero es que ellos son así, que la realidad o la legalidad no te estropee un buen ataque al Gobierno de coalición. ¿Hasta cuándo vamos a tener que soportar estas provocaciones?

Y proseguía con sus venenosas diatribas contra el partido de Abascal:

Para evitar este tipo de comportamientos existe en España desde 2002 la Ley de Partidos. Su objetivo inicial era el de garantizar el funcionamiento del sistema democrático y su artículo 10.2 dice que se ilegalizará un partido cuando de forma reiterada y grave su actividad vulnere los principios democráticos o persiga deteriorar o destruir el régimen de libertades o imposibilitar y eliminar el sistema democrático. Es una ley muy controvertida y de hecho a mí no me gusta nada, pero bien que la defendía esta gente que ahora está en VOX.

Concluía con el exabrupto más salvaje:

En las redes hay quien defiende que es la única solución (la ilegalización) contra la deriva antidemocrática de la extrema derecha. Pero yo creo que no hay que prohibir ideas. La pandemia del coronavirus no ha sacado a la luz nada nuevo. Esta gente, que hiela el corazón de la España que quiere empezar a vivir, lleva siglos sobrevolando las cabezas para, aprovechando cualquier signo de debilidad, arrearnos con su hacha. No son patriotas, son carroñeros. Nosotros no somos como esta basura. Y claro que el cuerpo nos pide sacarlos fuera de la legalidad democrática. Pero, ¿sabéis qué pasa? Que al final esa basura determina, con esos comportamientos, que con su hedor hay que aplicarles más, más y más democracia.

mercedes banner - El coronavirus saca el lado más venenoso de Monedero: «Los de VOX son basura que hay que ilegalizar» - actualidad
----