fbpx
Portada » El Estado ha auxiliado a Torra con más de 3.500 millones en seis meses
Actualidad

El Estado ha auxiliado a Torra con más de 3.500 millones en seis meses

El Estado ha auxiliado a Torra con más de 3.500 millones en seis meses

El Estado ha inyectado al gobierno independentista de Quim Torra más de 3.500 millones de euros en apenas seis meses. Torra se puso al frente de la Generalitat a finales de mayo, escasos días antes de que Pedro Sánchez llegara a La Moncloa tras la moción de censura en la que contó con el apoyo -entre otros- de los independentistas catalanes. Y escasas semanas después el Gobierno socialista firmó la primera inyección extra de fondos a la Generalitat, en el marco de un nuevo reparto delFondo de Liquidez Autonómica (FLA). Desde entonces, el Estado ha auxiliado a la Generalitat de Torra con la asignación de 3.556 millones de euros. Es la tercera parte de toda la financiación extraordinaria que el Gobierno de Sánchez ha repartido entre las distintas autonomías por esta vía de los préstamos estatales en condiciones privilegiadas.

Este dinero que ha recalado en la Generalitat desde que gobierna Pedro Sánchez se suma a los continuos flujos de capital con los que ha sido rescatada la Administración catalana desde el año 2012. Fue en aquel momento cuando el Gobierno de Rajoy habilitó los mecanismos extraordinarios de financiación para auxiliar a las autonomías. La crisis desnudó las debilidades de los gobiernos regionales que más habían abusado del gasto público. El déficit condujo a altos niveles de deuda que se toparon, también durante la crisis, con unos tipos de interés al alza y unos mercados cerrados para las administraciones menos solventes, entre las que destacó Cataluña.

«Bono basura»

Con la calificación de la deuda catalana al nivel del «bono basura», la Generalitat se vio incapaz de financiarse por sí sola en los mercados financieros y se tuvo que echar en brazos del Estado. Mientras, a la par, los sucesivos gabinetes independentistas -primero el presidido por Artur Mas, luego el de Carles Puigdemont y ahora el liderado por Quim Torra– han lanzado contra el Estado su creciente órdago secesionista.

En 2018, el Estado ha auxiliado a la Generalitat poniendo a su disposición una financiación extraordinaria de 9.434,6 millones de euros. De ellos, 3.556 desde que gobiernan Sánchez y Torra. Los otros 5.878 millones se concedieron a la Administración catalana en el primer semestre, cuando la Generalitat todavía estaba intervenida por el Gobierno central.

Seis años de rescate continuo

En perspectiva más amplia, desde el año 2012 el Estado ha auxiliado a la Generalitat catalana con 70.798 millones de euros de financiación extraordinaria, en su inmensa mayoría a través del FLA -salvo 6.500 millones que obtuvo entre 2012 y 2015 mediante el fondo especial habilitado por el Estado para que las autonomías se pusieran al día con sus proveedores-.

Con mucha diferencia, Cataluña ha sido la comunidad más beneficiada por el Gobierno central con estos mecanismos extraordinarios de financiación. Son el salvavidas económico al que la Generalitat lleva agarrada desde hace seis años para esquivar la quiebra de sus cuentas autonómicas, azotadas por décadas de excesos en el gasto público, de un afán por construirse «estructuras nacionales» y de alimentar el discurso soberanista desde el entramado de la Administración regional.

Esos 70.798 millones que ha recibido el Gobierno catalán suponen el 32,3% de todos los fondos concedidos por el Estado a las autonomías desde el año 2012 a través de esos mecanismos extraordinarios de financiación. La segunda región más beneficiada ha sido la Comunidad Valenciana, que ha acaparado el 21,6% -47.505 millones de euros en seis años-.

Mejor tratada que Andalucía

En la comparativa entre las distintas comunidades autónomas, Cataluña ha salido mucho mejor tratada que Andalucía en este reparto de fondos extra que el Estado viene poniendo a disposición de las autonomías. Las cuentas son contundentes al respecto: Andalucíatiene un 12% más habitantes que Cataluña; sin embargo, en estos seis años, la Junta ha recibido un 53% menos fondos que la Generalitat al amparo de esos mecanismos extraordinarios de financiación.

Con casi un millón de habitantes más que Cataluña, desde el año 2012 Andalucía ha recibido del Estado 38.000 millones menos a través de estas líneas especiales de ayuda financiera.

Números rojos

La situación económica de la Generalitat le obliga a seguir financiándose a través del Estado, al ser incapaz de obtener dinero en los mercados ordinarios de deuda pública. Y todo eso mientras los independentistas siguen acentuando su pulso contra el Estado desde la Administración catalana, que a su vez continúa engordando sus números rojos día tras día, al gastar muy por encima de sus posibilidades.

En estos momentos la Administración autonómica catalana acumula una deuda financiera de 78.506 millones de euros, según los últimos datos oficiales certificados por el Banco de España al cierre del tercer trimestre del año. Cataluña concentra el 27% de toda la deuda autonómica.

Mercedes-Benz