Portada » El Gobierno ataca a VOX asegurando que “es un peligro para la democracia” mientras pacta con proetarras e ‘indepes’
Actualidad

El Gobierno ataca a VOX asegurando que “es un peligro para la democracia” mientras pacta con proetarras e ‘indepes’

El Gobierno ataca a VOX asegurando que “es un peligro para la democracia” mientras pacta con proetarras e ‘indepes’

Siguen las peticiones de “cordón sanitario” a VOX. Esta vez, la encargada de pedirlo ha sido la ministra y portavoz del Gobierno Isabel Celaá. Quien ha dicho que Andalucía necesita “un gobierno constitucionalista“, y que debe evitarse que se convierta en la “cuna de la ultraderecha“. Escuchando a la ministra, uno no sabe si acaba de salir de un Consejo de Ministros o de un Mitin de Pedro Sánchez. Ha defendido que Susana Díaz siga al frente de la Junta, ya que es la “legítima ganadora”. Curioso que seis meses atrás no pensaran lo mismo de Rajoy, ni tuvieran reparos en negociar con partidos extremistas como Bildu, PdeCat y ERC. 

Se puede palpar el miedo en las palabras de Celaá

VOX, que hace apenas 15 días no recibía ni media página en el guión político del resto de partidos, que lo tachaban de insignificante, de repente se ha vuelto la prioridad número uno en el ejecutivo de Sánchez, por encima incluso de exhumar a Franco, y Celaá, pide que Andalucía “no se convierta en cuna de la ultraderecha“, y habla de ellos como un partido que “amenaza la calidad democrática“. 400.000 andaluces parecen haberse vuelto fascistas de la noche a la mañana, pero nada más lejos de la realidad. VOX ya ha negado muchas veces el sambenito que se les ha colgado, pero algunos parece que pretenden repetirlo hasta la saciedad para intentar que termine cuajando entre la sociedad.

En el Consejo se ha hablado de algo más que de VOX

En lo que se refiere a temas meramente ejecutivos, el Gobierno ha aprobado en este Consejo de Ministros su senda de estabilidad, sin modificar sus objetivos de déficit y deuda pública que ya presentaron en el mes de julio, manteniendo el objetivo del 2,7% del PIB (cinco décimas superior a lo negociado con la Unión Europea) y que fueron rechazados de pleno por el Congreso, como preámbulo para la presentación de los PGE para 2019.

Mercedes-Benz