Primero fue Estados Unidos y la administración de Donald Trump. Aplicaron un bloqueo a Huawei y toda su tecnología. Después y tras algunas presiones, les han seguido otros países haciendo muy complicada la situación de la compañía en el mercado internacional.

Reino Unido ya ha confirmado que se suma a este bloqueo y Francia se estaría planteando tomar medidas similares, según informa Reuters. El país vecino primero descartará la infraestructura 5G de la empresa, para más tarde vetar por completo todos los negocios de Huawei.

Sin embargo, el Gobierno de España ha querido mostrar su apoyo a esta multinacional. Este fin de semana, durante la XXXI Cumbre Hispano-Lusa que se ha celebrado en Portugal, Pedro Sánchez ha anunciado que el 75% del territorio español tendrá acceso al 5G antes de que finalice el año.