Portada » El legado empresarial de Donald Trump, ¿cuál ha sido su modelo de negocio?
Actualidad

El legado empresarial de Donald Trump, ¿cuál ha sido su modelo de negocio?

Todos conocemos la carrera política de Donald Trump, pero, ¿conoces su faceta empresarial?

Hablar del presidente saliente de los Estados Unidos, Donald Trump, siempre puede ser fuente de controversia o al menos, de no dejar indiferente a nadie, con sus opiniones y su forma de actuar.

Más allá de la figura política, por la que se ha conocido mundialmente de forma generalizada, Donald Trump dio sus primeros pasos, hace décadas en el sector empresarial, siguiendo el testigo y el ejemplo que le mostraba su padre.

Donald es el que más éxito ha tenido entre sus hermanos. Su inteligencia y su espíritu emprendedor son dos de los pilares básicos en los que sustentó su éxito empresarial, y que posteriormente trasladó al Partido Republicano.

El modelo de negocio que implementó Donald Trump hace ya varias décadas, distaban mucho de la de promotor inmobiliario a la que se dedicaba su padre. El sector del juego fue en el que el neoyorquino comenzó a dar sus primeros pasos como empresario de éxito.

Merece la pena echar la vista atrás, para conocer como se gestó uno de los imperios de referencia del juego mundial, y gracias a un reciente estudio de Tragaperras Web ahora es materializable de una manera más exhaustiva.

El momento más álgido de Trump se produjo allá por 1984 cuando materializó un tríptico de construcciones que se convirtieron en referencia en todo el planeta. Primero fue Harrah’s en Trump Plaza, conocida actualmente como Trump Plaza. A esta bucólica torre, le siguieron Trump’s Castle Casino Resort al año siguiente y el muy famoso Trump Taj Mahal en 1990. Este último tiene el mérito de haber sido en aquella época en el salón de juego más grande del globo terráqueo.

En ese tiempo, las empresas de Trump no cesaban en su crecimiento, pero como todo en la economía tiene intervalos cíclicos, y en este caso no iba a ser menos. La crisis de los 90 golpeó duramente a la economía en todo el globo, incluido al sector del juego, cuyos muchos de sus establecimientos entraron en recesión. Aquí es donde empezó el declive del imperio del juego Trump a escala mundial.

El empresario se vio así obligado a vender su Trump Shuttle, adquirido por US Airways en 1992, y a vender su Trump Princess. A pesar de una importante reestructuración de la deuda, el Trump Taj Mahal se declaró suspensión de pagos en 1991, mientras que los otros dos casinos, y el Plaza Hotel de Nueva York, siguieron esos pasos el siguiente curso.

Pero, después de la tormenta siempre llega la calma. La recesión pasó, y el ave fénix del Imperio Trump resucitó de sus cenizas con proyectos como el Trump World Tower de Nueva York y el Trump International Hotel and Tower de Chicago.

Etiquetas
Mercedes Benz
The new Mercedes-Benz C-Class