Portada » El panfleto de Dina e Iglesias tilda de «cloaca verde» a la Guardia Civil por investigar a Podemos
Actualidad

El panfleto de Dina e Iglesias tilda de «cloaca verde» a la Guardia Civil por investigar a Podemos

El partido de extrema izquierda busca intimidar a todo aquel que investiga sobre su financiación ilegal y sus negocios con la consultora Neurona

Podemos sube un escalón en sus ataques e intimidaciones contra los jueces y agentes de los Cuerpos de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado​.

El partido de Pablo Iglesias ya montó una campaña contra el juez Juan José Escalonilla [que investiga la corrupción de Podemos] y soltó a su ‘guerrilla’ contra el el juez Manuel García Castellón, quien solicitó al Tribunal Supremo la imputación del vicepresidente del Gobierno.

Ahora, a través del panfleto de Dina Bousselham se busca ahora desacreditar a los mandos de la Guardia Civil que han participado en dicha investigación, calificándoles de “cloaca verde”.

Un ataque de Podemos que llega tras las ‘purgas’ dentro de la Benemérita de la mano de Fernando Grande-Marlaska, justamente por las investigaciones realizadas por los agentes al Gobierno de Pedro Sánchez por su responsabilidad al convocar la manifestación del 8-M.

El panfleto de Podemos intenta con su publicación aumentar la presión contra la Guardia Civil, después de que el juez Escalonilla imputase a Podemos y a sus administradores, Carlos García Ramos y Daniel de Frutos, como autores de los presuntos delitos de financiación irregular, delito electoral y falsedad por las irregularidades del contrato de 363.000 euros que el partido suscribió con la consultora Neurona en la campaña de las elecciones generales de abril de 2019.

Desde el libelo de Dina, también se intenta ‘demoler’ al exabogado de Podemos, José Manuel Calvente. Justamente quien interpuso la denuncia que desencadenó en la actual investigación judicial.

En este sentido, el panfleto de Iglesias y Dina sostiene que Calvente no puso la denuncia en la Comisaría más próxima, como sería más lógica, sino que “recorrió 25 kilómetros” desde su casa para presentarla en el cuartel de Sant Andreu de la Barca, donde tiene su sede la Policía Judicial de la Guardia Civil.

Siguiendo los ‘cuentos chinos’ que tanto gustan a Podemos, la publicación de Podemos afirma que Calvente tomó esa decisión para que asumiera la investigación “el teniente coronel Daniel Baena, estrecho colaborador de Pérez de los Cobos en misiones encomendadas por el Gobierno del PP y recientemente desacreditado por la Audiencia Nacional”.

A lo que suman que el exabogado del partido de extrema izquierda conocía bien “la red de las cloacas” porque ha trabajado varios años en Podemos.

Sin embargo, mientras Podemos intenta desacreditar a su antiguo abogado y atacar a la Guardia Civil, a Pablo Iglesias no dejan de abrírseles ‘frentes’ judiciales.

Mónica Carmona

Mónica Carmona, abogada purgada por Unidas Podemos, reconoció que no siente el más mínimo temblor a la hora de ir contra Pablo Iglesias después de que este le arrebatase sus funciones legales en el partido por denunciar las supuestas corruptelas habidas en la formación.

La letrada aseguró este 1 de noviembre de 2020 en La Razón que ella no solo va a solicitar una fuerte suma en concepto de indemnización, sino que también va a exigir la nulidad de su despido:

He presentado una demanda por modificación sustancial de las condiciones de trabajo. Y por eso pido una indemnización de 75.000 euros. ¿Sabe por qué? Porque la ley me ampara. Lo que me sorprende es que me cuestionen el derecho que tengo como trabajadora. Precisamente ustedes, que ostentan el Ministerio de Trabajo.

La experta jurista reconoce que se unió a Unidas Podemos en el año 2016 porque compartía sus mensajes del 15-M al presentarse como un partido regenerador. Rápidamente vieron en esta abogada a una acreditada especialista y le encargaron que desde Cataluña se encargase de cuestiones de asesoramiento jurídico.

De hecho, tal era la satisfacción en el seno del partido morado con su labor, que sus jefes acordaron ampliarle las funciones y, por deducción, los emolumentos.

Sin embargo, la situación comenzó a torcerse desde que empieza a detectar y a dar aviso sobre las irregularidades que detecta, algo que también ya había comenzado a hacer el otro abogado purgado de Podemos, José Manuel Calvente.

Reconoce Carmona que, junto a Calvente, hubo denuncias que no pudieron acreditar materialmente, pero sí con testimonios de miembros del partido podemita. Otras irregularidades sí estaban más que documentadas y con ello procedieron a dar parte a la Guardia Civil.

Uno de los puntos más turbios hallados por Carmona y Calvente fue el de la adjudicación de las obras de la nueva sede de Unidas Podemos, que alcanzó los 1,3 millones de euros cuando la licitación había sido de 600.000 euros.

También lanzó sus dudas sobre la legalidad del contrato electoral a Neurona Comunidad por un coste de más de 360.000 euros. Afirma que:

Nos llamó la atención porque el administrador, Elías Castejón, aparecía en los Papeles de Panamá.

Lo mejor fue cuando tirando del hilo se descubrió que Neurona Comunidad tenía vínculos con otra empresa: Neurona Consulting, que estaba siendo investigada en Bolivia, y cuyo propietario había colaborado con Juan Carlos Monedero.

Etiquetas
----