Portada » El Rey, a los militares: «Todos estamos incondicionalmente comprometidos con la Constitución»
Actualidad

El Rey, a los militares: «Todos estamos incondicionalmente comprometidos con la Constitución»

Pascua Militar

Don Felipe recuerda que la Carta Magna «es el origen de la legitimidad de todos los poderes y de todas las instituciones del Estado»

El Jefe del Estado reconoce el «trabajo extraordinario» de las Fuerzas Armadas y la Guardia Civil en la lucha contra la pandemia

El Rey ha recordado en su mensaje a las Fuerzas Armadas y a la Guardia Civil que «todos estamos incondicionalmente comprometidos con la Constitución». Don Felipe ha hecho esta afirmación en la mañana de este miércoles en el Salón del Trono del Palacio Real, donde ha presidido la ceremonia de la Pascua Militar.

Vestido con el uniforme de Capitán General de la Armada y después de recordar a los militares que les hablaba «como vuestro mando supremo», el Rey ha afirmado que «la Constitución reconoce las libertades y los derechos y consagra los valores y el orden democráticos, también los deberes a los que todos estamos sujetos. La Constitución es el camino libre y democráticamente decidido por el pueblo español. Todos estamos incondicionalmente comprometidos con ella porque es el origen de la legitimidad de todos los poderes y de todas las instituciones del Estado; una legitimidad que se renueva cada día respetándola y observándola».

Don Felipe suele aludir todos los años al compromiso de las Fuerzas Armadas y la Guardia Civil con la Constitución. Sin embargo, este año su referencia cobra un especial significado después de que grupos de militares retirados escribieran el pasado mes de noviembre cartas al Rey para transmitirle su preocupación por la situación política. Don Felipe no respondió estas misivas y, como trataban de asuntos políticos, que son competencia del Gobierno, dio traslado de las misivas al Ministerio de Defensa. De la misma forma que en el último Mensaje de Navidad se esperaba una referencia al comportamiento de Don Juan Carlos, en la Pascua Militar se esperaba alguna alusión a las cartas.

En su primer discurso del año, el Rey se dirigió a los militares con un «queridos compañeros» y les expresó el «profundo orgullo» que siente de formar parte de la «familia castrense». Además, recordó a las miles de víctimas que «nos ha arrebatado la pandemia» y dedicó parte de su intervención a reconocer la labor de las Fuerzas Armadas y la Guardia Civil en la lucha contra el Covid.

«Desde el pasado mes de marzo estáis realizando un trabajo extraordinario, combatiendo la pandemia y sus efectos allí donde se os ha necesitado, apoyando y animando a los ciudadanos, y aliviando el sufrimiento y la soledad de muchas personas y familias», les dijo. «Habéis reaccionado con iniciativa, inmediatez y eficacia, realizando cometidos difíciles y variados por toda España».

Don Felipe recordó «las desinfecciones, el despliegue logístico y de presencia en tantos lugares, el montaje de hospitales y el traslado y digno acompañamiento de fallecidos», realizados por los militares y guardias civiles en la Operación Balmis, así como «las labores pioneras y valiosas de rastreo que lleváis a cabo ahora en la Operación Baluarte». «La sociedad española os ha sentido muy cerca y tiene plena confianza en vuestra capacidad, profesionalidad y entusiasmo», afirmó.

Como es tradicional, Don Felipe terminó sus palabras con una invitación a los presentes: «Os pido ahora que, con gran esperanza en nuestro futuro, en el futuro de todos en nuestra querida Patria, gritéis conmigo ¡Viva España!», y ese «viva» fue respondido con otro «¡Viva el Rey!».

La ceremonia empezó a las doce en punto del mediodía, cuando los Reyes llegaron al Patio de la Armería y fueron recibidos por el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez; los ministros de Defensa, Margarita Robles, y de Interior, Fernando Grande-Marlaska; el jefe del Estado Mayor de la Defensa y el jefe del Cuarto Militar.

Tras recibir honores (Himno Nacional y 21 salvas de ordenanza), Don Felipe pasó revista a una formación de la Guardia Nacional, saludó a la bandera y pasó, acompañado por la Reina y las autoridades, al interior del Palacio Real. Una vez en el Salón del Trono, Don Felipe y Doña Letizia recibieron el saludo -sin contacto físico- de las comisiones militares, y el Rey impuso las condecoraciones a los militares.

Don Felipe ha asistido este año con el uniforme de Capitán General de la Armada, y Doña Letizia eligió un severo conjunto de falda larga de color negro y blusa blanca con botones negros laterales.

Etiquetas
Mercedes Benz
The new Mercedes-Benz C-Class