fbpx
Portada » Enseñamos las pruebas que demuestran la estrecha colaboración entre las mafias y las ONG en el Mediterráneo
Actualidad

Enseñamos las pruebas que demuestran la estrecha colaboración entre las mafias y las ONG en el Mediterráneo

Enseñamos las pruebas que demuestran la estrecha colaboración entre las mafias y las ONG en el Mediterráneo

Las ONG llevan mucho tiempo bajo la sospecha de tráfico de personas en el Mediterráneo. Cada día aparecen nuevas pruebas que muestran la estrecha colaboración entre las mafias y las ONG. Rubén Pulido nos trae una recopilación de información que dejará a muchas personas boquiabiertas ante la pasividad de las instituciones en este asunto.

Los traficantes a los que nos vamos a referir son conocidos como los Al Biya Boys. Son responsables de la gestión ilícita de la mayor parte de las costas libias. Ellos deciden quien traspasa su frontera rumbo a los barcos de las ONG y quien vuelve a aguas del país africano. La banda la componen 37 hombres y una patrullera que utilizan para vigilar las costas en busca de inmigrantes.

Su labor principal consiste en escoltar a los inmigrantes hasta ser rescatados por los barcos de las ONG. Antes de eso, llegan a un acuerdo con la mafia que ha captado a esos ilegales. Si no llegan a ningún acuerdo, embarcan en su patrullera a todo el pasaje de el bote y se vuelven de nuevo rumbo a Libia. En sus ratos libres también se dedican a robar petróleo. 

Muchas ONG niegan que existan relaciones con estos «guardacostas libios». Sin embargo, casi todas han dejado rastros más que evidentes de que su relación no podría ser mejor. En este tweet podemos comprobar como incluso transbordan inmigrantes de su propia embarcación a uno de los barcos de «rescate» que a día de hoy pueblan el Mediterráneo.

 

La embarcación española Open Arms tiene también mucho que decir aquí. A ellos también les han pillado in fraganti «trabajando» junto a los contrabandistas. En un vídeo y unas fotografías que nos muestra Rubén Pulido se puede apreciar como el trato entre ellos es totalmente cordial, avisándoles incluso de la posición de varias pateras, y vigilando activamente los trasbordos entre pateras y Open Arms.

Las pruebas son más que evidentes. Tan sólo es necesario presenciar lo que está sucediendo para darse cuenta de que el tráfico de personas en el Mediterráneo, camuflado como «rescate humanitario» está llenando Europa de inmigrantes que en realidad podrían rescatarse, de manera correcta, devolviendoles a puertos seguros como Túnez -país que ya se ofreció a recibir a estos inmigrantes y ninguna ONG aceptó-.

Mercedes-Benz