Portada » Escaño, mantita y mascarilla: así ‘disfrutó’ Carmen Calvo del pleno del Congreso
Actualidad

Escaño, mantita y mascarilla: así ‘disfrutó’ Carmen Calvo del pleno del Congreso

Las redes sociales arden por la curiosa imagen y se abre el debate sobre si fue un ataque de comodidad, una recaída del COVID-19 o si dejó un maniquí en su lugar

Carmen Calvo ha dejado uno de los momentos más icónicos del Pleno del Congreso.

Con el ‘volantazo’ de Ciudadanos a favor de la prórroga del estado de alarma impulsado por PSOE y Podemos, la sesión comenzaba con ‘todo el pescado vendido’. Sin embargo, ha sido la vicepresidenta quien le ha dado ‘un toque de color’ con su polémica reaparición tras superar el coronavirus.

Escaño, mantita y mascarilla. Así fue como, según las imágenes viralizadas en las redes sociales, disfrutó cómodamente de un Pleno que tenía un final pronosticado desde el ‘sí’ de Inés Arrimadas.

Hasta la fecha, el Gobierno no ha explicado porqué Carmen Calvo estaba cubierta hasta el cuello con una manta en mitad del debate. Sin embargo, en las redes sociales ya existen una gran variedad de versiones.

Las más comunes apuntan a una posible recaída en el COVID-19, lo que habría generado una fiebre alta que destemplaba a la vicepresidenta. Sin embargo, otros creen que no hay motivos para alarmarse, ya que sólo podría ser las consecuencias de estar tranquila por conocer de antemano cómo terminaría la votación o, simplemente, porque tuvo ‘jarana’ anoche.

Otros usuarios consideraban que la representante del PSOE está viviendo un intenso proceso de evolución: “Ya veréis cuando Carmen Calvo se convierta en mariposa, ahora está en crisálida”.

 

 

 

Sin embargo, hay quienes consideran que, aburrida de los discurso políticos, Carmen Calvo dejó un maniquí en su lugar y aprovechó para escapar del Congreso de los Diputados.

 

¿De vuelta al COVID-19?

Al margen del humor en las redes sociales, la vicepresidenta ya conoce de primera mano el impacto del coronavirus. Así como los cuidados de la sanidad privada, a la que optó en lugar de ir a la sanidad pública.

La vicepresidenta abandonó la lujosa Clínica Ruber el pasado 26 de marzo y siguió su proceso de recuperación desde casa. En este sentido, anunció que seguiría el tratamiento médico necesario en su domicilio, manteniendo el aislamiento.

A través de las redes sociales, la propia vicepresidenta indicó que:

«Esta mañana he recibido el alta hospitalaria. El equipo médico que me ha tratado por #COVID19 considera que la evolución de mi estado es positiva y no necesita mantener mi hospitalización. Seguiré el tratamiento médico en mi domicilio, manteniendo el aislamiento. Gracias».

Tratamiento de primera

Carmen Calvo ha sido duramente criticada por su decisión de ingresar en la sanidad privada. Una acción que choca de frente con su discurso progresista y que ha generado grietas en la imagen del PSOE.

Como adelantó Periodista Digital, los profesionales de la clínica Ruber de Madrid explicaron a este diario que “Carmen Calvo y Baltasar Garzón exigen un trato de élite que no tendrían en la pública”.

En este sentido, la vicepresidenta y el exjuez intentan beneficiarse de unos servicios más elitistas que no están al alcance de todos los ciudadanos. Es importante recordar que se trata del mismo centro donde se atendía a Cristiano Ronaldo o donde se ha tratado al Rey Juan Carlos y otros miembros de la Casa Real.

“La principal ventaja que buscan es la privacidad. El personal de Ruber está sometido a una clausula de privacidad y confidencialidad extra que aceptan cuando firman el contrato de trabajo. Es un apartado especial y, en pocas palabras, viene a decir que cualquier tipo de filtración sobre el estado de un paciente puede conllevar a represalias legales fuertes y a la inhabilitación profesional”, explican a Periodista Digital.

Justamente, esa privacidad fue la que solicitó Moncloa al ser preguntado sobre el estado de Carmen Calvo. La portavoz del Ejecutivo, María Jesús Montero, fue quien indicó que hay que ser «muy respetuosos» con la «situación de enfermedad» de los miembros del Consejo de Ministros y ha defendido «guardar la discreción debida».

Etiquetas
----