Portada » Fernando Ramírez de Haro, marido de Esperanza Aguirre, sufre un ictus
Actualidad

Fernando Ramírez de Haro, marido de Esperanza Aguirre, sufre un ictus

Solo seis meses después de que el matrimonio diese positivo en coronavirus e ingresase en la Fundación Jiménez Díaz

Duro año para todos este 2020 y especialmente para la incansable Esperanza Aguirre.

Fernando Ramírez de Haro, marido de la expresidenta de la Comunidad de Madrid, ha sufrido un ictus.

Por el momento, solo se sabe, según ha trascendido de fuentes familiares, que su estado de salud es delicado.

Este nuevo golpe a su salud llega pocos meses después de que, junto con la política, diera positivo en coronavirus, lo que les obligó a ingresar en la Fundación Jiménez Díaz de Madrid. La experiencia fue descrita posteriormente por Aguirre como “muy dura”, especialmente para su marido, que “estuvo mucho más grave porque tenía neumonía”.

Durante su ingreso, Aguirre y su esposo coincidieron brevemente en el hospital con otros rostros conocidos también afectados por la Covid-19 como el expresidente del Real Madrid Lorenzo Sanz , fallecido a los 78 años a consecuencia de las secuelas del virus, y Carlos Falcó , que tampoco pudo superarlo a sus 83 años.

Ramírez de Haro , de 70 años y nacido en Madrid, es hijo de Ignacio Ramírez de Haro y Pérez de Guzmán, conde de Bornos, Grande de España, y de Beatriz Valdés y Ozores, marquesa de Casa Valdés.

De perfil más bien discreto, siempre ha evitado tener un papel público pese a la notoriedad política de su mujer, con la que contrajo matrimonio en 1974. Amante del campo y de los toros, tienen dos hijos en común, Fernando y Álvaro, y seis nietos.

Esperanza Aguirre siempre ha destacado el papel de cómplice de su marido, así como un apoyo fundamental cuando padeció cáncer, y le ha agradecido que, gracias a él, ha logrado muchas cosas a lo largo de su vida.

Pero no todo ha sido un camino de rosas, pues la del PP ha reconocido en alguna ocasión que en su largo matrimonio tuvieron tres graves crisis que al final les hicieron más fuertes y les mantuvieron juntos hasta el día de hoy.

En 2016, Fernando fue elegido presidente del exclusivo Real Club Puerta de Hierro de Madrid aunque su ocupación principal ha sido siempre gestionar el importante patrimonio familiar.

----