Portada » Ferreras utiliza el CIS como catapulta para que Iglesias lleve a cabo su plan de ‘censura bolivariana’ en la prensa
Actualidad

Ferreras utiliza el CIS como catapulta para que Iglesias lleve a cabo su plan de ‘censura bolivariana’ en la prensa

Ferreras y Pablo Iglesias - Ferreras utiliza el CIS como catapulta para que Iglesias lleve a cabo su plan de ‘censura bolivariana’ en la prensa - actualidad

El presentador de ‘Al Rojo Vivo’ respalda que el gobierno limite la libertad de expresión de los medios contrarios al Gobierno

Pablo Iglesias defendió, el 3 de julio de 2014, que “los medios de comunicación tienen que tener control público”. El fundador de Podemos aún estaba lejos de acceder junto con Pedro Sánchez al gobierno, pero ya dejaba claro su deseo de recrear el modelo ‘chavista’ de control estatal de la libertad de expresión. Una meta que, con el apoyo del estado de alarma, ha comenzado a implementar con el apoyo estratégico del CIS y de la prensa de izquierdas.

Aprovechando la ‘pregunta trampa’ de José Félix Tezanos en el último barómetro del CIS sobre la censura, Antonio García Ferreras catapultaba los planes de un Pablo Iglesias que anhela poner sus manos sobre los medios de comunicación críticos con el gobierno. En este sentido, el vicepresidente segundo aprovechó este 16 de abril las cámaras de ‘Al Rojo Vivo’ para ‘vender’ una lucha contra los bulos y las ‘fake news’, pero que oculta una real y constante persecución contra las voces discrepantes.

“El tema es algo que preocupa a todos los ciudadanos. La mentira, el bulo, la manera en la que está actuando la ultra derecha mediática y política, creo que evidente que daño lo más valioso que tenemos en nuestro sistema, que es lo común, la defensa de lo colectivo, la defensa de la legalidad y de las reglas institucionales”, afirmó Iglesias. Sin embargo, pasó por alto que el propio programa que le servía de ‘escaparate’ ha sido un difusor de bulos y ‘fakes news’ durante la crisis del coronavirus.

Los medios de la izquierda están respaldando el control estatal sobre la prensa ya que no consideran que se verán afectados por las sanciones y persecución. En este sentido, son parte cómplice de un modelo que apuesta por el uso de una sola voz oficial, así como ya se implementó en Venezuela y Cuba. Justamente el sistema que el CIS tanteó en su último barómetro con su pregunta trampa.

El empujón del CIS

En el barómetro de abril, el CIS incluye en su cuestionario una pregunta para saber si, para evitar bulos, los españoles aceptarían la posibilidad de controlar o restringir la información y que la única fuente de la misma llegue desde el Gobierno. Una ‘pregunta trampa’ de su director José Félix Tezanos para realmente tantear cómo reaccionarían los españoles ante el inicio de la implementación de una ‘censura bolivariana’.

En concreto, el Centro de Investigaciones Sociológicas preguntó:

“¿Cree Ud. que en estos momentos habría que prohibir la difusión de bulos e informaciones engañosas y poco fundamentadas por las redes y los medios de comunicación social, remitiendo toda la información sobre la pandemia a fuentes oficiales, o cree que hay que mantener libertad total para la difusión de noticias e informaciones?”.

El CIS intenta mostrar un terreno favorable a la censura socialista y comunista. No en vano, en su barómetro afirma que dos de cada tres españoles (el 66,7%) cree que «habría que restringir y controlar las informaciones, estableciendo sólo una fuente oficial de información», frente a un 30,8% de los encuestados que opinan que «no debe restringirse ni prohibirse ningún tipo de información».

‘Operación Mordaza’

La Fiscalía de Dolores Delgado ha dado el «sí» a una denuncia presentada por Unidas Podemos, los socios chavistas del Gobierno, el pasado 6 de abril a través los diputados Enrique Santiago y Martina Velarde por «simulación de delitos, injurias y amenazas a altas instituciones del Estado y organización criminal«.

En este sentido, la Unidad Especializada contra la Criminalidad Informática ha decidido iniciar las «Diligencias de Investigación Penal» para asignar el caso al órgano territorialmente competente, que se encargará de investigar la «elaboración y difusión de imágenes manipuladas y no ajustadas a la realidad» a través de «redes sociales y también de herramientas de mensajería instantánea».

Es la herramienta con la que cuenta, por ahora, el Gobierno socialcomunista, que seguro estarán lamentando no poder aplicar el tipo penal favorito de Nicolás Maduro contra los opositores venezolanos para llevarlos a la cárcel: «traición a la patria».

Iglesias, a por Periodista Digital

A las medidas judiciales emprendidas por Unidas Podemos, se suma una que personalmente ha desarrollado Pablo Iglesias contra Periodista Digital. Alfonso Rojo ha dado a conocer que el vicepresidente segundo ha enviado, de su puño y letra, un burofax con relación al artículo titulado ‘El rumor del divorcio de Iglesias y Montero, con amante incluida, agita la cuarentena de Podemos’, que se publicó el pasado 4 de abril.

«Basta leer la pieza, para comprobar que nada más lejos de nuestra intención, como alejado está este chusco burofax, que su protagonista remite desde su mansión de Galapagar en lugar de hacerlo desde el edificio del INIA, donde ha sentado sus reales con sus 10 asesores personales, del deseo de Iglesias de defender su derecho a la intimidad», explica el director de este diario. A lo que agrega que «lo que se busca y basta echar hoy un vistazo a la portada del ‘ABC o a los periódicos y medios online que todavía conservan una pizca de decencia y cierto orgullo profesional, es asustar y provocar la autocensura».

Bulos impunes por ser de izquierdas

Antonio Maestre denunció en laSexta que estaba cerrada una unidad de cuidados intensivos (UCI) del Hospital Infanta Sofía de San Sebastián de los Reyes (Madrid) y que esta se encuentra “totalmente equipada, tan solo a falta de camas”. Sin embargo, los sanitarios del propio hospital público han desmentido a Periodista Digital la información y le acusan, junto a laSexta, de “difundir imágenes manipuladas y desde el pleno desconocimiento de cómo se está organizando la atención a los pacientes con COVID-19”.

El personal sanitario confirma a este diario que las imágenes fueron tomadas en “la planta coronaria, pero no son una demostración de las acusaciones manipuladas que se están realizando contra el hospital y su personal”. En este sentido, explican que “actualmente hay una sala de quirófano que se está utilizando como una UCI y donde se implementaron 13 camas, todas usándose. A esto se suman otras ocho camas en una UCI tradicional y las 6 que hay en otra sala de quirófano”.

Un despliegue que está ocupando al máximo a todo el equipo sanitario y humano, lo que hace que “la planta grabada no se esté utilizando porque no tenemos el personal y logística para atender en ella. Estamos todos dejándonos la piel en las salas que ya están abiertas, por lo que no necesitamos complicar aún más la situación con todas las manipulaciones del señor Maestre y sus compañeritos de laSexta”, denuncian visiblemente enfadados.

La presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso, también ha desmentido públicamente la información de laSexta y Antonio Maestre. A través de un tweet afirmó: «El bulo del día sobre la sanidad madrileña es el falso cierre de una UCI en el I. Sofía. Jamás se abrió porque su utilidad estaba a la espera de uso. Y llegó: ahora pasará de 8 respiradores COVID a 22. La sanidad madrileña ha pasado de 500 camas a 1.500 UCIS en 2 semanas».

Sin embargo, la Sexta sigue apoyando la censura mediática con la certeza de que ellos no se verán perjudicados o con la esperanza de convertirse en la versión alternativa de la ya soviética TVE.

mercedes banner - Ferreras utiliza el CIS como catapulta para que Iglesias lleve a cabo su plan de ‘censura bolivariana’ en la prensa - actualidad
----