Portada » Gabriel Rufián pierde los nervios con un articulista de La Vanguardia por sacar a la luz sus vergüenzas políticas
Actualidad

Gabriel Rufián pierde los nervios con un articulista de La Vanguardia por sacar a la luz sus vergüenzas políticas

Rufían y el chollo de ser diputado español 85.71983 euros de sueldo - Gabriel Rufián pierde los nervios con un articulista de La Vanguardia por sacar a la luz sus vergüenzas políticas - actualidad

El diputado separatista vomita bilis: “Es probablemente lo más asquerosamente clasista que he leído en mi vida”

Tiene un rebote del 15 y veremos a ver si no tiene consecuencias para el autor del artículo en cuestión.

Gabriel Rufián ha arremetido con toda la furia posible contra el periodista Lluís Amiguet, de La Vanguardia, por haber hecho una contraportada en la que hablaba largo y tendido de la trayectoria política del hoy diputado de ERC.

La rabia del parlamentario catalán venga dada porque el columnista simplemente valora unos hechos, unas determinadas actitudes, pero no se inventa nada.

El texto en cuestión arranca así:

Me ofrecen para La Contra a Gabriel Rufián, que es un letraherido y publica libro. Y le estoy dando dos vueltas, porque Rufián es un epifenómeno de nuestra política reciente que evidencia la avería de nuestro ascensor social: en vez de ascender a quienes sin posibles mejorarían empresas y gobiernos, solo asciende por apellidos y conexiones.

Y Rufián, como apunta con regocijo la prensa de derechas y él proclama con orgullo, es nieto de María la de Los Borregueros y de Juan el de la Frasca, e hijo de quienes por no encontrar vida en su Bobadilla natal fueron a buscársela al Fondo de Santa Coloma.

El propio Amiguet asegura que en la política, a día de hoy, no se asciende por méritos, sino por saber meterse en el ascensor correcto:

Por eso, cuando un alumno inquieto me pregunta cómo llegar, soy incapaz de mentir: “Métete en el ascensor de un partido. Hay bofetadas para subir y más aún para no bajar, pero más cornadas da el paro”. Y este curso, como si fuera el abstract de un paper académico ad hoc, tal, vez les cite al propio Rufián: “Todo lo que sé de política lo aprendí en El padrino ”.

Añade que en política se hace carrera con un carnet o bien saliendo de las tertulias televisivas:

Un carné de partido proporciona más propulsión hoy que cualquier título u oposiciones, y duplica el impulso de quien ya los tiene. Si logras ser invitado a tertulias mediáticas, la otra escalera de servicio para aspirantes sin pedigrí, llegarás muy arriba y muy deprisa.

¿Por qué esas jóvenes promesas no se han montado en el PSC como sí hicieron, con la misma falta de padrinos, nuestro expresident Montilla o Josep Borrell? Pregunte a los sociatas, diría Rufián; pero el fracaso no es solo socialista; es de la transición, pensada más para garantizar la estabilidad al establishment que para la igualdad de oportunidades.

Y apunta una de las cuestiones que más molesta a Rufián, recordar que antes de meterse en política estaba en la cola del paro:

El colapso de su bipartidismo, entre corruptelas y recesión, impulsó dos nuevos ascensores sociales: el procés y Podemos. Hoy nos gobiernan en Barcelona, Catalunya y España quienes se subieron a ellos. Y Rufián es el más descarado: “Soy lo que ustedes llaman un charnego e independentista: he aquí nuestra victoria y su derrota”. No sé cuántas victorias esperan al procés , pero no es menor la de haber encumbrado a Rufián desde la cola del Inem a negociador del futuro del Estado frente al presidente del Gobierno de España.

Ahora veremos si la pandemia abre otro tiempo en el que el triunfo de la gesticulación en las tertulias deje paso al de la gestión discreta en los gobiernos. Así, la política dejaría de ser sólo espectáculo y emociones enfrentadas para incorporar el raciocinio y la capacidad técnica. Ojalá nuestros rufianes , les desea un amiguet , sean capaces de cogerlo.

Rufián, con muy poco sentido del humor, pero a sabiendas de que no podía imputarle ninguna falsedad en los datos expuestos, se refería al texto como de «asquerosamente clasista»:

 

Etiquetas
mercedes banner - Gabriel Rufián pierde los nervios con un articulista de La Vanguardia por sacar a la luz sus vergüenzas políticas - actualidad
----