Portada » H3X
Actualidad

H3X

Si hay algo importante que está frenando una revolución eléctrica en el mundo de la aviación, es el almacenamiento de energía. Hay muchos científicos investigando cómo aumentar la densidad de energía de las baterías, y otros muchos trabajando para hacer de los trenes de potencia de células de hidrógeno el estándar para los vuelos futuros.

De cualquier manera, va a suceder en las próximas décadas, y una nueva compañía de Minneapolis está dirigiendo su atención al otro elemento crítico del sistema de propulsión. H3X Technologies ha diseñado un motor eléctrico integrado que, según dice, puede proporcionar la misma potencia sostenida que algunos de los mejores motores del mercado con un tercio o menos del peso total.

El peso, por supuesto, es un gran problema en la aviación, y eso se duplica en el caso de los aviones eléctricos. Cada kilo que se lleva al cielo representa un kilo menos de carga útil que se puede llevar, una reducción en la autonomía de la batería o del depósito de hidrógeno, y en última instancia una pérdida económica para el propietario.

Con los aviones eléctricos pequeños y medianos empezando a entrar en servicio comercial, y el largamente prometido ascenso del segmento de taxi aéreo eVTOL siempre a la vuelta de la esquina, H3X ve grandes oportunidades por delante para un monstruo ahorrador de peso como su motor HPDM-250.

La primera versión pesará 15 kg, con 200 kW de potencia continua, llegando a un pico de hasta 250 kW. Eso es 13,3 kilovatios continuos por kilogramo, una extraordinaria densidad de potencia. Para comparar, el motor de flujo axial Magnax tiene 15 kW/kg – pero eso es el pico de potencia; su densidad de potencia continua es más bien de 7,5 kW/kg.

Y eso en sí mismo es absolutamente excepcional. El motor usado en el primer vuelo de avión eléctrico comercial del mundo el año pasado por ZeroAvia fue un Magnix Magni500 – sí, hay compañías de motores eléctricos competidoras llamadas Magnix y Magnax – y la densidad de potencia es más 4,2 kW/kg.

----