Portada » Illa ignora las peticiones de las CCAA y descarta confinamientos domiciliarios
Actualidad

Illa ignora las peticiones de las CCAA y descarta confinamientos domiciliarios

B. TENA

“Ahora no lo prevemos. Ni estamos trabajando en ello ni lo prevemos. Pensamos que con el abanico de medidas que están a disposición de las autoridades de las CCAA es suficiente”

El confinamiento sigue sin estar sobre la mesa del Gobierno central, al menos por el momento. Si esta mañana Asturias amanecía pidiendo a Moncloa un confinamiento domiciliario durante 15 días por la alta incidencia del virus en la comunidad, ha sido el propio ministro de Sanidad, Salvador Illa, quien ha rechazado horas después la propuesta. El socialista dice confiar en que con las medidas incluidas en el nuevo estado de alarma se podrá controlar la evolución de la pandemia.

Así, pide “no entrar en una especie de competición para ver quién toma la medida más dura”. “Ahora no lo prevemos. Ni estamos trabajando en ello ni lo prevemos. Pensamos que con el abanico de medidas que están a disposición de las autoridades de las comunidades autónomas para poder actuar es suficiente“, ha asegurado el ministro en una conferencia telemática.

 

Illa ha negado “rotundamente” que el Gobierno se esté planteando decretar el confinamiento domiciliario esta semana y ha insistido en que con las medidas disponibles actualmente —toque de queda, limitación de reuniones sociales o confinamientos perimetrales— se podrá controlar la pandemia.

Al respecto, el ministro ha pedido “templanza” y “saber esperar el tiempo necesario” para poder ver los efectos de las medidas.

No obstante, Asturias no ha sido el único territorio que ha demandado el auxilio del Gobierno, sino que este domingo el presidente de Melilla, Eduardo de Castro, también instó formalmente al ministerio a que habilitara en la mayor brevedad posible los mecanismos legales necesarios para activar el confinamiento domiciliario en la ciudad autónoma.

En una carta dirigida a Illa, De Castro recordaba que Melilla es la región donde más contagios se han registrado de toda España y la que mayor presión hospitalaria padece, tanto en planta como en UCI, por lo que le solicitaba medidas “para paliar las carencias del personal sanitario y los refuerzos que garanticen una cobertura de personal adecuada a las necesidades actuales”.

Con la cifra de muertos diaria más alta de la segunda ola en Cataluña, al registrar 50 fallecidos en 24 horas y con un ligero descenso en el número de casos al marcar 3.652 contagios más, el Govern no descarta tampoco ningún escenario. De hecho, el pasado viernes, la Generalitat ya tenía sobre la mesa la posibilidad de tener que pedirle al Gobierno un nuevo confinamiento domiciliario si las medidas actuales no resultaban efectivas. No obstante, admitía que esa opción era “la última alternativa”.

“Es la actuación de máxima intensidad a la hora de doblegar la curva, y aunque es la que ha mostrado tener más eficacia, es la que genera más impacto social y emocional”, dijo el secretario general de Salud del Govern, Marc Ramentol.

Ahora, el ‘conseller’ de Territorio y Sostenibilidad de la Generalitat, Damià Calvet, ha descartado “de momento” el cierre domiciliario en Cataluña y ha añadido que se debe seguir con una observación continuada de los datos y revisar las medidas en función de la evolución. La ‘consellera’ de Salud, Alba Vergés, ha considerado que aunque aún “no se descarta nada”, incluido el confinamiento domiciliario, “hemos de ir paso a paso” y “no debemos avanzar a nuevos escenarios” de restricciones.

 

Por su parte, el vicepresidente y consejero de Turismo, Regeneración, Justicia y Administración Local de la Junta de AndalucíaJuan Marín, ha señalado que España “va por el camino” que están siguiendo países de su entorno como Francia, Alemania o Portugal, que ya han anunciado confinamientos entre su población para reducir la propagación, por eso teme que, “en los próximos días, esas decisiones pueden llegar” al país.

En una entrevista en TVE, Marín se ha mostrado convencido de que cualquier decisión que se pueda tomar “va a ser entendida por la ciudadanía”, de modo que “si siguen aumentando los contagios de covid-19 y la presión hospitalaria, no descartaría ningún escenario“.

El confinamiento ya lo sufrimos de marzo a junio, si tuviera que volver, siempre será en base a los criterios de los expertos

“El confinamiento ya lo sufrimos de marzo a junio, si tuviera que volver, siempre va a ser en base a los criterios de los expertos en Andalucía y espero que en el conjunto del país”, ha defendido.

En Euskadi, el lendakari Urkullu ha eludido hoy pronunciarse sobre un nuevo confinamiento, pero deja la puerta abierta a “todas las medidas posibles”. Así, ha insistido en la necesidad de evaluar primero las últimas medidas adoptadas antes de establecer nuevas restricciones, algo sobre lo que ya podría tenerse “un análisis con muchos datos hacia el miércoles o el jueves”.

En una entrevista concedida a Radio Euskadi, el presidente vasco ha reiterado que las últimas restricciones, aprobadas en el consejo asesor del Plan de Protección Civil de Euskadi (LABI) el pasado lunes, “tenían que tener una vigencia de 15 días para analizar los resultados epidemiológicos, aun a sabiendas de que las circunstancias llevan a un crecimiento en los casos positivos”.

Según ha indicado, se está realizando un análisis “a diario” de los datos para valorar si hay que adoptar otras medidas respecto a las establecidas la semana pasada, que incluían, entre otras, la limitación, con excepciones por motivos sanitarios, laborales o de fuerza mayor, de la entrada y salida en el territorio de Euskadi, así como de los accesos y salidas de los municipios donde los ciudadanos tengan fijada su residencia.

Etiquetas
----