Portada » Iñaki Anasagasti reconoce a Carlos Herrera que Zapatero es cómplice y “blanqueador” del tirano Maduro
Actualidad

Iñaki Anasagasti reconoce a Carlos Herrera que Zapatero es cómplice y “blanqueador” del tirano Maduro

 

El exdiputado consideró que el expresidente socialista del Gobierno está teniendo “una conducta absolutamente reprobable”

A Iñaki Anasagasti no le tembló el pulso para reconocer que el expresidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, es uno de los cómplices del régimen de Nicolás Maduro.

El exdiputado en el Congreso y exsenador del PNV afirmó, en su entrevista de este 4 de diciembre en ‘Herrera en COPE’, que el exlíder del PSOE está intentando blanquear a la dictadura bolivariana.

En el marco del fraude electoral convocado por la dictadura de Maduro para el próximo 6 de diciembre, Anasagasti afirmó que: “Zapatero está teniendo una conducta absolutamente reprobable, está blanqueando una dictadura y es insólito que un presidente del Gobierno esté tratando teóricamente de mediar” porque solo una parte está de acuerdo con el proceso.

Nacido en la ciudad venezolana de Cumaná (Venezuela), el exdiputado se mostró a favor de la decisión de la oposición venezolana de no participar en las amañadas elecciones, ya que “son fraudulentas”.

Para Anasagasti, Zapatero está intentando beneficiar a un Nicolás Maduro que “lo que quiere es barrer a toda la oposición para tener una Asamblea afín a sus propósitos y para vender una falsa imagen de una Venezuela con una Asamblea democrática, que es mentira”.

Sin embargo, no es el único. A pesar de que considera que “el tema venezolano debería ser de consenso” en España, también es consciente que “Podemos hace todo lo posible” para que no sea así.

El exsenador del PNV también recordó que la oposición venezolana, liderada por Juan Guaidó, está “haciendo una consulta popular internacional con tres preguntas para que haya elecciones libres, rechazar el fraude del domingo y solicitar el apoyo internacional para darle una salida a Venezuela, que está sosteniendo una dictadura y donde la pobreza avanza de manera gravísima”.

Conocedor de la realidad venezolana, Anasagasti alertó durante su entrevista sobre que las personas en Venezuela “no comen y están perdiendo masa muscular porque no tienen proteínas. La situación de Venezuela no ha ocurrido ni en Cuba”.

“Hay una crisis humanitaria” donde los “derechos humanos y la libertad de expresión de los presos políticos” están en juego. “Es una dictadura”, recalcó.

El exparlamentario ha recordado que se educó en el país, que “era una maravilla”, y Caracas era una ciudad “pujante, moderna, con la mejor sanidad y con un debate político demasiado intenso a veces”, pero los partidos “no se supieron poner las pilas”.

“El proceso venezolano está monitorizado desde Cuba porque la banca petrolera de Cuba es Venezuela y hay una geoestrategia que ayuda” al régimen desde Irán, Turquía o Rusia, explicó.

“Veremos lo que ocurre con la Presidencia de Biden, pero tiene que haber una conjunción de fuerzas norteamericanas, europeas y de los países decentes del mundo para que la situación de Venezuela no se perpetúe”.

El tirón de orejas de Guaidó a Zapatero

Juan Guaidó ya había desvelado los nexos entre Zapatero y el chavismo en una carta que difundió el 25 de junio de 2020.

Justamente, el presidente interino , tras la entrevista que Carlos Herrera le hizo a ZP en la COPE, no se ha resistido a destripar la misma y contestarle punto por punto a todas las mentiras y acusaciones falsas realizadas por el político del ‘talante’:

Escuchamos con atención sus declaraciones el pasado día 15 de junio a una radio española [Herrera en COPE]. Lamentamos decirle que hace tiempo que no podemos depositar en usted nuestra confianza, porque usted, señor presidente, ya no es un intermediario ni un mediador ni un hombre neutral. Usted, Sr. Rodríguez Zapatero, para nosotros sólo es un aliado del usurpador que nos oprime, que nos persigue, que nos asesina. Sus declaraciones radiofónicas no hacen sino confirmarlo.

Afirma usted que tras un año y medio de reconocimiento del presidente Guaidó «ahí estamos, ahí estaremos y ahí seguiremos… No van a tumbar al Gobierno de Maduro. La única salida para Venezuela es un diálogo y un acuerdo. ¿Que hay algunos que no quieren? Bueno, muy bien, pues la Administración Trump sabrá a dónde va… ¿No tiene tiempo suficiente? ¿Más de año y medio con Guaidó que lo único que ha provocado es la oposición más dividida, el Gobierno más reforzado, y, eso sí, la ciudadanía sufriendo muchísimo como consecuencia de la situación económica?».

Le recuerda que España ha sido una de las naciones que ha reconocido la legalidad del propio Guaidó como presidente venezolano:

Sepa usted, Sr. Rodríguez Zapatero, que el Gobierno legítimo de Venezuela ha sido reconocido por más de 50 países, España entre ellos. También por el Parlamento Europeo y por la Organización de Estados Americanos. Como representantes de ese Gobierno legítimo, algunos de nosotros nos encontramos tras las rejas, bajo tortura, refugiados en embajadas, protegiéndonos de detenciones arbitrarias, en el exilio. Aun así, trabajamos cada día por la libertad y la justicia en nuestro país. El «gobierno» al que usted menciona, es en verdad un régimen dictatorial que, justo mientras usted hablaba la semana pasada, era mencionado 11 veces en el Reporte Anual de Derechos Humanos de la Unión Europea de 2019, en el que se recuerda «la seria y cada vez más deteriorada crisis política, de derechos humanos y socioeconómica, que ha producido una de las crisis migratorias más severas del mundo». Sr. Rodríguez Zapatero, el Gobierno que nosotros representamos sigue siendo la voz legítima del pueblo venezolano al que se le usurpó la democracia, y Maduro lo que representa es una dictadura cada día más decadente, abusiva y cruel, con la que usted está colaborando abiertamente.

Guaidó no entiende como Zapatero puede seguir comprando el discurso de Nicolás Maduro:

Como dice durante su entrevista, ha dedicado mucho tiempo a Venezuela. Por eso no podemos entender cómo sigue usted legitimando las trampas del dictador para disfrazar de elecciones una auténtica farsa, prevista para diciembre. Dice usted que está por la democracia, Sr. Rodríguez Zapatero, pero a nuestro modo de ver actúa de manera contraria a la democracia. Un defensor de la democracia debe exigir que se libere a todos los presos políticos, que se permita a todos votar libremente, estén dentro o fuera del país; que haya una autoridad electoral neutral, no solo maquillada con un par de traidores, uno de ellos, por cierto, negacionista del Holocausto, y que se permita la observación internacional. ¿Toleraría usted unas elecciones en España con PSOE, PP, Vox y Ciudadanos prohibidos o perseguidos?

Hacer cualquier concesión es renunciar a principios esenciales de la democracia que solo los antidemócratas pueden soslayar. Los que acepten «elecciones legislativas» en diciembre, con nuestros partidos políticos ilegalizados, nuestros líderes políticos exiliados, encarcelados o perseguidos, nuestras instituciones democráticas desmanteladas, nuestras libertades oprimidas, no serán, como usted los llama, «una parte de la Oposición». Serán parte de la dictadura. Serán sus blanqueadores, de hecho: auténticos traidores a sus compatriotas venezolanos que defienden la libertad, la justicia y la democracia.

Y recuerda que al final Zapatero ha escogido alinearse con el bando chavista pese a todo lo que se sabe sobre las atrocidades de Maduro:

Al final de la entrevista, Sr. Rodríguez Zapatero, ante la pregunta: «¿Sería bueno para Venezuela que cayera el Gobierno de Maduro?», usted responde sin rodeos: «No. Yo creo que lo que es bueno para Venezuela es que haya un pacto, un acuerdo, un entendimiento… que vayamos a unas elecciones legislativas».

Nos preguntamos qué habrían hecho los socialistas españoles, por ejemplo, durante la larga dictadura de Francisco Franco, si el régimen hubiera blanqueado unas elecciones falsas permitiendo que se votara sólo a algunos adeptos promovidos o protegidos por el régimen. ¿Qué habría defendido usted mismo, Sr. Rodríguez Zapatero si, como nosotros, en ese momento usted y miles de políticos de su país se encontraran amordazados y perseguidos?

No, Sr. Rodríguez Zapatero, como usted sugiere nosotros no queremos ser reconocidos como los «buenos buenos», frente a los «malos malos». Para nosotros la distinción verdadera está clara: es la que separa a los demócratas de los sátrapas. Lamentamos que usted se haya situado, ya sin ningún maquillaje, en la defensa de los segundos.

La mina de oro de ZP en Venezuela

El exlíder del PSOE cuenta con su propia mina de oro en Venezuela con el permiso y beneplácito del régimen de Maduro.

Así lo desveló una de las personas más cercanas al líder del PSOE, la colombiana Piedad Córdoba durante una entrevista realizada por el analista Juan Manuel Ospina.

Un negocio que explicaría el constante interés del socialista español por defender a la dictadura de Nicolás Maduro, así como de enfrascarse en diálogos que solo benefician al chavismo para perpetuarse en el poder.

“Se lo dije a Rodríguez Zapatero, yo no entiendo esto [la construcción chavista de grandes estadios de béisbol para beneficio personal o del régimen] y me dijo: ‘a todos nosotros nos dieron una mina de oro. Nosotros explotamos y lo que no nos llega por lo nacional [de la mano de la dictadura], nos llega por acá… por ejemplo, acabamos de comprar implementos para minería en China y estamos explotando’”, delató la colombiana que se vio vinculada con los negocios ilegales de las FARC.

Incluso, Piedad Córdoba admitió que es un negocio rentable para el expresidente español: “nos va bien, porque todo el mundo quiere el oro de aquí”.

Ante lo beneficioso de sacar el oro venezolano para beneficio propio, la colombiana admitió que también pidió a Delcy Rodríguez que le diese su propia mina de oro para poder “ayudar” a los colombianos. Sin embargo, no termina de explicar si su petición tuvo o no éxito.

Mercedes Benz
The new Mercedes-Benz C-Class