Portada » Iñaki Urdangarin pasará a cumplir su condena en Vitoria, donde ha encontrado un nuevo trabajo
Actualidad

Iñaki Urdangarin pasará a cumplir su condena en Vitoria, donde ha encontrado un nuevo trabajo

urdangarin-kkV--620x349@abc

Cruz MorcilloABC

Prisiones autoriza el traslado a la cárcel de Zaballa donde solo irá a dormir; y los fines de semana los pasará con su madre

Un mes después de que el juez de Vigilancia Penitenciaria concediera el tercer grado penitenciario a Iñaki Urdangarin, el recluso volverá a hacer las maletas. La Secretaría General de Instituciones Penitenciarias le ha concedido el traslado a Vitoria, donde vive su madre, Claire Liebaert, y donde seguirá cumpliendo condena a partir de la próxima semana, según han confirmado a ABC fuentes penitenciarias. Urdangarin continuará disfrutando de los fines de semana libres, volverá a la prisión alavesa de Zaballa para dormir y saldrá por las mañanas para trabajar en un nuevo empleo, que ya ha cerrado. Se someterá además, cuando se ponga en marcha, al programa de tratamiento para delincuentes económicos.

El pasado enero Iñaki Urdangarin, que cumplía condena en la cárcel de Brieva (Ávila), fue trasladado al Centro de Inserción Social de Alcalá de Henares donde ahora acude también solo para dormir. En Álava no existe centro de inserción, por lo que el recluso tendrá que volver a la prisión por las noches, a una sección abierta específica donde cumplen otros internos en tercer grado como él.

Urdangarin, tras concederle el juez el tercer grado, presentó una solicitud a Instituciones Penitenciarias en la que pidió el traslado a Vitoria y acreditó su situación de arraigo en el domicilio materno, en esa ciudad, así como un nuevo empleo que no guarda relación con el voluntariado que había estado desarrollando hasta ahora en el Centro Hogar Don Orione, según las fuentes consultadas.

Dado que este fin de semana, como los últimos, el preso disfrutará de libertad es previsible que el próximo lunes ingrese ya en la prisión alavesa y empiece a trabajar de inmediato en su ciudad natal.

El magistrado de Vigilancia Penitenciaria revocó hace un mes el acuerdo dictado el 30 de diciembre por el director general de Ejecución Penal y Reinserción de la Secretaría General de Instituciones Penitenciarias por el que se le mantenía en segundo grado, al entender que no estaba suficientemente argumentado.

Consideraba que habida cuenta de que la Junta de Tratamiento de Brieva había acordado por unanimidad su progresión al tercer grado, Prisiones debió motivar su resolución y, en lugar de ello, respondió al reo con «un mero modelo estereotipado» que le negaba el beneficio penitenciario. El texto decía: «Visto el conjunto de factores de adaptación e inadaptación, la pena impuesta y el momento de cumplimiento» como única argumentación.

Cumplimiento de régimen ordinario

En su auto el juez de Vigilancia Penitenciaria nº 1 de Castilla y León afeaba a Prisiones que su decisión podría servir para cualquier interno, «con tan parca, difusa, genérica, pobre y escueta redacción» que no explicaba los criterios relevantes para tomar esa decisión, -«se ocultan cuáles son»-, ni la relevancia que se daba a la entidad de la pena con relación al grado de cumplimiento «aunque no sea precisamente algo evidente u obvio».

El juez, que ya estuvo a favor de progresar a Urdangarin el pasado mes de septiembre, destacaba como «significativo» que «otros condenados en la misma causa que el recurrente gozan desde hace meses del régimen de vida que aquí se reclama, uno de ellos con un grado de cumplimiento en régimen ordinario, clara y sensiblemente inferior al del Sr. Urdangarin», y «además gozó previamente de un régimen de flexibilidad».

Urdangarin recibió ese «no» por respuesta de Instituciones Penitenciarias el pasado 30 de diciembre, después de una nueva reunión de la Junta de Tratamiento de Brieva que, por unanimidad, acordaba progresarle de grado. Recurrió entonces la resolución por entender que no se ajustaba a derecho y reclamaba todos los beneficios penitenciarios propios de la progresión.

La Fiscalía, que en el mes de septiembre se había opuesto a esta mejora de condiciones, decidió apoyar el recurso de Urdangarin, habida cuenta de la falta de motivación de la resolución de Instituciones Penitenciarias y, sobre todo, de la mencionada unanimidad en la Junta de Tratamiento, que señalaba una evolución favorable del reo, sin que se hubieran producido incidencias en los permisos de los que ya había disfrutado.

Ponía, no obstante, dos condiciones. Que Urdangarin siguiera desempeñándose, como hasta ahora, en el Centro Hogar don Orione, y que se sometiese además al recién creado programa de reeducación para delincuentes económicos, el Pideco «para reforzar su tratamiento penitenciario».

Ahora la vuelta a casa del interno, que ya pasó allí las Navidades de 2019, supone un paso más hacia la vuelta a la libertad.

Mercedes Benz
The new Mercedes-Benz C-Class