Portada » Iván Redondo, cazado: el director de El Norte de Castilla desvela sus malas artes al servicio del mejor postor
Actualidad

Iván Redondo, cazado: el director de El Norte de Castilla desvela sus malas artes al servicio del mejor postor

“Sucedía en Extremadura, el 6 de mayo de 2014, y también tenía de protagonista a Iván Redondo, que entonces ocupaba el mismo cargo que hoy ostenta en Moncloa pero en el Gobierno de Extremadura y junto al popular José Antonio Monago”

Sucedía en Extremadura, el 6 de mayo de 2014, y también tenía de protagonista a Iván Redondo, que entonces ocupaba el mismo cargo que hoy ostenta en Moncloa pero en el Gobierno de Extremadura y junto al popular José Antonio Monago.».

De esta manera recuerda el director de ‘El Norte de Castilla’, Ángel Ortiz, uno de los más oscuros episodios del hombre que ahora susurra a Pedro Sánchez, su ‘spin doctor‘ Iván Redondo, el ‘notario de la verdad’.

Al hilo de la noticia que ha convulsionado la opinión pública durante los últimos días, la creación de un ‘Ministerio de la Verdad’ revestido de procedimiento de actuación contra la desinformación, el dirigente del periódico castellano comenta que Ivan Redondo estará al frente de esa comisión que determinará «qué noticias son verdad o mentira o cuáles suponen o no una amenaza para la democracia española».

El pasado de Iván Redondo manipulando conciencias o voluntades

El nuevo cometido de la mano derecha del presidente recuerda a cuando en el pasado ejecutaba estrategias en el límite de la moral para el bando contrario.

«Ese martes arrancaba un debate sobre el estado de la región, el último antes de las elecciones de 2015, con el discurso del presidente. En su gabinete se propusieron alcanzar el máximo escalón de los temas de interés de la red social twitter con un eslogan, ‘Monago cumple’.»

Las ideas de Redondo eran estas ya en aquel entonces:

¿Qué hicieron para destacar en ese fabuloso e influyente escaparate? Emplear las peores artes de la manipulación y las ‘fake news’, aunque del modo más chapucero, eso sí. Cientos de cuentas de Twitter anónimas comenzaron a publicar desde 24 horas antes mensajes en contra del secretario general del PSOE de Extremadura, Guillermo Fernández Vara, y a favor del gobierno de Monago. La cosa tenía su punto gracioso porque esas cuentas, armadas y coordinadas desde un software por el equipo de Iván Redondo para intoxicar el debate, empleaban en sus perfiles dibujos de elefantes, rinocerontes, calaveras, vikingos, ninjas, soldados imperiales de Star Wars. Todos programados para replicar y repetir frases como ‘Extremadura crece’ o ‘Vara sabe más por diablo que por viejo’… Pues bien, el ideólogo de tan descacharrante iniciativa, a sueldo del PP en aquellas fechas, era quien ahora va a pilotar una suerte de mini ministerio de la verdad: el mismo Iván Redondo. Poco más queda añadir.

Pues bien, al creador de ese ‘grandes éxitos’, el Gobierno de coalición PSOE-Podemos le ha dado el bastón de mando para luchar contra las fake-news. Espeluznante:

Habría que reírse si no fuera por la gravedad de lo que, en el fondo, se plantea aquí: que el Gobierno, parte actora interesada en el debate público, tendrá facultades para operar e intervenir en algo consagrado por nuestra Constitución como es la libertad de expresión

Ministerio de la Verdad: el siniestro plan del Gobierno PSOE-Podemos contra el periodismo y la libertad

Como publicábamos en PD, lo más descarado, porque Pedro Sánchez, Pablo Iglesias y compinches no se cortan un pelo, es designen para pilotar esa ‘comisión de la verdad’ a subalternos de postín que trabajan en el aparato de propaganda de la Moncloa.

Va tomando cuerpo el siniestro «plan contra la desinformación» del Gobierno socialcomunista, obsesionado en «examinar la libertad y el pluralismo de los medios de comunicación».

Bajo la excusa  de la «alfabetización mediática», el Ejecutivo dispondrá de manos libres para decidir qué es noticia y qué no lo es. Hasta tal punto ha llegado el delirio censor del Gobierno que, para «fomentar la responsabilidad informativa y la ciudadanía crítica frente a las ‘fake news’», Podemos pretende llevar a todas las fases del sistema educativo cursos de formación  para»impulsar una audiencia activa, crítica y participativa en unos medios de comunicación plurales».

O sea, esta gente va en serio: no sólo quieren silenciar a los medios críticos, sino que pretenden inocular el virus de su sectarismo en las aulas.

Etiquetas
----