Portada » La Audiencia de Huesca confirma que las pinturas de Sijena deben volver al monasterio desde el MNAC
Actualidad

La Audiencia de Huesca confirma que las pinturas de Sijena deben volver al monasterio desde el MNAC

El tribunal desestima los recursos presentados por la Generalitat y asegura que los murales románicos están en el museo de Barcelona en “precario” sin título de propiedad alguno

La Audiencia Provincial de Huesca ha ratificado, punto por punto, la sentencia que condenó el 4 de julio de 2016 a la Generalitat y al Museo Nacional de Arte de Catalunya (MNAC) a devolver las pinturas románicas de la sala capitular del monasterio de Sijena en Huesca. Después de cuatro años, tras el recurso presentado por la Generalitat el 2 de septiembre de 2016, la Audiencia ha rechazado todos los argumentos planteados a la decisión tomada por la jueza Silvia Ferreruela del Juzgado de Instrucción número 2 de Huesca, en el que sentido de que estos frescos románicos están “en precario” en el museo por que no se ha podido presentar título de propiedad alguno.

La sentencia se ha dado a conocer esta misma mañana después de que los magistrados se reunieran el pasado martes. De todas formas, la Generalitat, como ha hecho con los diferentes casos en las que está enfrentada por temas de patrimonio con Aragón, llevará a una instancia superior, el Tribunal Supremo, el asunto esperando poder retener estas obras que desde los años setenta del siglo pasado están en el museo barcelonés. Si el recurso es admitido por el alto tribunal el caso se puede prolongar, según algunas fuentes, hasta 2022 o 2023. Los representantes legales de Cataluña tendrán 20 días para presentar su recurso.

Según los magistrados de la Audiencia, la voluntad de la comunidad de monjas de Sijena, propietaria del inmueble, era que fueran devueltas a su ubicación original y recuerdan que estas obras no pueden disgregarse del bien inmueble al que pertenecen, por ser monumento nacional desde 1923. Así lo declaró durante el juicio la Madre Federal de la Orden de las Sanjuanisas, María Virginia Calatayud, una monja, que reside en un monasterio de Álava y nunca había visitado Sijena, tal y como ella misma reconoció.

La Audiencia de Huesca posibilita que el juez de primera instancia solicite la ejecución de la sentencia que comportaría el traslado de estas delicadas pinturas. Tras la sentencia, la jueza Ferreruela se opuso a la misma teniendo en cuenta “la extrema fragilidad de los frescos” que podrían tener que soportar un doble traslado, si al final del proceso se decidía que sí que pertenecen a la Generalitat y podían continuar exhibiéndose en el MNAC como hasta ahora.

El peligro de traslado es real tal y como han denunciado expertos en restauración, con Gianluigi Colalucci (responsable de la restauración de los frescos de Miguel Ángel en la Capilla Sixtina) a la cabeza, que han desaconsejado siempre cualquier movimiento de estas piezas que sufrieron el efecto del fuego durante la Guerra Civil.

No hay semana sin noticias de los juzgados relacionados con los enfrentamientos entre las dos comunidades por el patrimonio. El 24 de septiembre el Tribunal de Conflictos del Supremo desestimó la demanda de la Generalitat que había paralizado la sentencia que le obliga a devolver 111 de las parroquias de Huesca que habían pasado de la diócesis de Huesca a la nueva de Barbastro-Monzón en 1995 piezas de forma inmediata. Y la semana que viene, el miércoles 14 de octubre, está previsto que el mismo Supremo dictamine sobre la propiedad de 97 piezas del monasterio de Sijena que hasta 2016 y 2017 estuvieron depositadas en el MNAC de Barcelona y el Museo de Lleida.

Etiquetas
Mercedes Benz
The new Mercedes-Benz C-Class