Portada » La carta del censor Miguel Ángel Oliver es un ejemplo más de prepotencia y chulería: «Hemos hecho un despliegue de transparencia informativa sin equivalencia anterior»
Actualidad

La carta del censor Miguel Ángel Oliver es un ejemplo más de prepotencia y chulería: «Hemos hecho un despliegue de transparencia informativa sin equivalencia anterior»

a 2 - La carta del censor Miguel Ángel Oliver es un ejemplo más de prepotencia y chulería: «Hemos hecho un despliegue de transparencia informativa sin equivalencia anterior» - actualidad

El ‘MAO’ de Pedro Sánchez, fiel seguidor del si no quieres arroz, tres tazones: “Continuaremos con el chat actual”

EL SECRETARIO DE ESTADO DE COMUNICACIÓN INSISTE EN RESPONDERLE A LA FAPE Y A LA APM QUE LOS PERIODISTAS DEBEN ARTICULAR LA SOLUCIÓN AL PROBLEMA

El tipo tiene la cara de hormigón armado y, lo peor, es que presume de ello.

Solo así se puede entender la carta que Miguel Ángel Oliver, secretario de Estado de Comunicación, le ha remitido a la APM y a la FAPE, misiva de la que se hace eco este 5 de abril de 2020 Libertad Digital, otro de los medios que se ha hartado de la mascarada diaria en La Moncloa.

La misiva arranca así, con un falso tono paternalista:

En contestación a vuestra cordial carta remitida el pasado miércoles por la noche, en la que planteáis un nuevo sistema de preguntas para las ruedas de prensa que se realizan en Moncloa, quisiera, en primer lugar, como Secretario de Estado de Comunicación, agradecer vuestro esfuerzo por conjugar los intereses de toda la profesión en un momento tan excepcional como el que estamos viviendo.

Vuestra propuesta consiste en mantener el sistema actual, es decir el chat de telefonía móvil con participación de todos los medios, pero enriquecido con la presencia en directo y mediante vídeoconferencia de un reducido grupo de periodistas, que identificáis como los profesionales habituales acreditados en La Moncloa.

Sin embargo, en cuanto le tocan su sistema de preguntas filtradas para aderezarlo con la posibilidad de repreguntar por un formato de videoconferencia, ya no se muestra tan suave:

Debo señalaros que, junto a vuestra propuesta, la Secretaría de Estado de Comunicación ha recibido otras muchas de asociaciones y colegios profesionales de prensa que no asumen vuestra idea por no ser incluidad en ese grupo habitual y que exigen su presencia ateniéndose al criterio de pluralidad que tanto la profesión como el Gobierno siempre ha defendido.

Asegura que además muchas otras asociaciones y colegios profesionales de prensa entienden que hay que dar voz a todo el mundo:

De hecho, en el comunicado que os remitimos el pasado miércoles, invitamos a las asociaciones del sector y a los medios de comunicación que arbitrasen un sistema de turnos y preguntas que hiciera posible la máxima participación y que, en última instancia, fueran dichas asociaciones y medios quienes decidiesen, respetando la diversidad del panorama mediático, qué profesionales participarían en las convocatorias diarias.

La propuesta de la FAPE y de la APM parece contar con el respaldo de los periodistas que habitualmente cubren la información de Moncloa, pero se queda muy corta en opinión de todos los demás, dada la dimensión nacional e internacional de la crisis.

Oliver sostiene que él no tiene problemas en cambiar el sistema, pero siempre y cuando se respeten tres condiciones:

Por ese motivo, recogiendo los planteamientos de los profesionales sería razonable seguir trabajando en un sistema que se atuviera a tres criterios clave y que pudiera utilizarse durante las intervenciones de los responsables políticos.

  1. Acoger al mayor número posible de medios (tomando como base los más de 160 representados ya en el chat de preguntas).
  2. Facilitar el planteamiento en directo de preguntas dirigidas a los responsables políticos del Gobierno.
  3. Incorporar un criterio no discrecional en la selección de los participantes.

A sabiendas de que eso resulta de todo punto imposible, le pasa la patata caliente a los medios de comunicación:

La Secretaría de Estado de Comunicación entiende que estos tres criterios serían suficientes para resolver las dudas y quejas planteadas. Por ello os animamos a trabajar durante este mismo fin de semana para hacerlo posible cuanto antes. Como idea, sugerimos que los medios puedan ser agrupado de acuerdo a su implantación y soporte (medios de implantación nacional, autonómicos, internacionales y medios de difusión digital exclusiva) y que se pueda generar una fórmula aleatoria, pública y verificable, que establezca cada día varios turnos de preguntas, que serían planteadas en directo por los periodistas de cada medio elegido. Para ello sería necesaria una aplicación sencilla que permitiese la selección y otra que facilitase la participación en directo.

Y dice que mientras tanto se seguirá con el chat de la discordia, lo que, obviamente ha llevado a la deserción de varios medios. Y eso que desde Periodista Digital le dimos una no, sino cinco soluciones para que Oliver acabase con esas ruedas de prensa telemáticas –Cinco apps gratuitas que podría usar Moncloa para que los periodistas preguntasen en directo y sin censura previa-:

Reitero la voluntad de la Secretaría de Estado de Comunicación de implementar un modelo que responda a estas características en cuanto obtenga el mayor respaldo posible dentro de la profesión, siendo necesario mientras tanto que continuemos con el chat actual. Este método ha permitido desde que se decretó el Estado de Alarma que los miembros del Gobierno y los responsables técnicos de los ministerios competentes hayan respondido a más de 500 preguntas y hayan ofrecido casi un centenar de entrevistas en medios españoles e internacionales. Es un número que seguimos considerando como un despliegue de transparencia informativa sin equivalencia anterior.

Etiquetas
mercedes banner - La carta del censor Miguel Ángel Oliver es un ejemplo más de prepotencia y chulería: «Hemos hecho un despliegue de transparencia informativa sin equivalencia anterior» - actualidad
----