Portada » La cifra que pone contra las cuerdas a Marlaska: acerca a 39 presos de ETA sin que ninguno haya pedido perdón
Actualidad

La cifra que pone contra las cuerdas a Marlaska: acerca a 39 presos de ETA sin que ninguno haya pedido perdón

POTOTO - La cifra que pone contra las cuerdas a Marlaska: acerca a 39 presos de ETA sin que ninguno haya pedido perdón - actualidad

Se puso muy digno en el último pleno correspondiente a la sesión de control al Gobierno en el Congreso de los Diputados asegurando que no había nadie más convencido que él en la lucha contra el terrorismo de ETA.

Sin embargo, las palabras se las lleva el viento, pero no así los hechos. Y en dos años como ministro del Interior, Fernando Grande-Marlaska ha resultado toda una bicoca para los etarras.

Por lo pronto, bajo su égida ministerial, se ha cumplido una de las viejas reivindicaciones de la banda del tiro en la nunca, la bomba lapa, el impuesto revolucionario y los secuestros. Los etarras siempre han reivindicado, junto con sus familiares, el acercamiento a cárceles del País Vasco y este Gobierno socialcomunista ha abierto la mano de manera generosa.

Además, para profundizar más en la herida de quienes han sufrido en sus carnes las atrocidades de ETA, estas aproximaciones a penitenciarías de Euskadi se están realizando sin que los reclusos cumplan con, al menos, un trámite que debería ser de obligado cumplimiento, pedir perdón por sus crímenes y por su pertenencia a banda armada.

La Asociación de Víctimas del Terrorismo, la AVT, lo dice claramente:

Ninguno de ellos ha pedido perdón, no hay atisbos de arrepentimiento como tampoco hay signos de que quieran colaborar con la Justicia. Cada vez están acercando a gente con delitos más graves y con más de la mitad de la condena sin cumplir. El Gobierno de Sánchez continúa con la tónica habitual, y con su hoja de ruta de acercar presos de la banda terrorista ETA con delitos de sangre

La cifra de presos que han sido llevados hasta cárceles vascas se aproxima a los 40. Un total de 39 ya han tenido ese ‘privilegio’ y, con perdón por el término, lo más sangrante es conocer de primera mano algún ‘ilustre’ nombre que se ha beneficiado de esta medida impulsada por el Ministerio del Interior.

El más significativo es el caso de uno de los secuestradores del funcionario de prisiones José Antonio Ortega Lara que el 11 de junio era acercado al País Vasco.

Julián Achurra Egurola, ‘Pototo’, mantuvo en un zulo perfectamente disimulado dentro de una nave industrial de Mondragón a Ortega Lara durante 532 días. Fue condenado por ordenar y proporcionar el dinero y el material necesario para el secuestro del funcionario burgalés.

Sin embargo, para Marlaska, las espeluznantes imágenes del secuestrado, totalmente demacrado, ya han pasado a mejor vida y ahora prefiere hacerle el caldo gordo al nuevo socio de Sánchez, a EH Bildu.

Precisamente, de lo que se queja la AVT es que Marlaska les ha engañado con bonitas palabras que no se corresponden luego con los hechos. Aseguran que en una reunión mantenida con él durante el verano de 2018:

Nos dijo que no iban a ser acercamientos generalizados, sino puntuales, y terroristas con pocos años pendientes de cumplir. Sin delitos de sangre.

El presidente del Gobierno lo remarcó unos días después, en una de sus primeras comparecencias al frente del nuevo Ejecutivo:

ETA fue derrotada por la democracia y, en consecuencia, lo que tenemos que plantear como Gobierno, esa es nuestra responsabilidad y para eso pido apoyo de la Cámara, es revisar la política penitencia y adecuarla a una nueva realidad, siendo empáticos, por supuesto, con las víctimas del terrorismo.

Visto el trato ofrecido hacia el secuestrador de Ortega Lara queda claro cuál es la empatía del Gobierno Sánchez, hacerle guiños a los herederos políticos de ETA.

mercedes banner - La cifra que pone contra las cuerdas a Marlaska: acerca a 39 presos de ETA sin que ninguno haya pedido perdón - actualidad
----