Portada » La dramática situación de El Risitas: con diabetes, sin una pierna y en un hospital de la caridad
Actualidad

La dramática situación de El Risitas: con diabetes, sin una pierna y en un hospital de la caridad

Juan Joya Borja, mítico personaje televisivo que hizo famosa la coletilla «cuñaaaao», se encuentra ingresado en un hospital para personas sin recursos en Sevilla

Juan Joya Borja«El Risitas», irrumpió con el comienzo del nuevo siglo junto a su pareja artística, El Cuñao, en el programa de entrevistas «El vagamundo»de Jesús Quintero. Su particular y contagiosa risa se hizo popular, y sus vídeos… virales en los zapping de todas las cadenas.

Su anecdotario parecía infinito, y su manera de contar historias personales y chistes le valió al autor de la mítica expresión «cuñaaaao» un hueco en el panorama mediático español. De hecho, llegó a participar en «Torrente 3» y su fama llegó a traspasar las fronteras españolas, haciéndose conocido en Francia, Estados Unidos o Finlandia.

Después de unos años desaparecido de la televisión actual, volvió a los titulares en 2017, cuando subió a su canal de YouTube un vídeo en el que aparecía con una nueva dentadura.

Ahora, el panorama del personaje catódico es bien diferente. Con 64 años, se encuentra ingresado en el Hospital de la Caridad de Sevilla, solo, sin recursos y con un cuadro clínico complicado. El Risitas vive en esta institución desde que en septiembre abandonó el Juan Ramón Jiménez de Huelva, donde un problema vascular derivó en la amputación de una de sus piernas.

Aunque, según apuntan varios medios, su vida no corre peligro, la diabetes que padece dificulta la cicatrización de la herida de El Risitas, un personaje que, como recoge El Correo, formó parte del acervo cultural español, pero ha caído en el olvido como otros tantos venidos a más gracias al medio catódico. De las gracias con el fallecido humorista El Peíto a un ostracismo similar al que experimentaron La Veneno, el Pozí o María Asquerino..

Etiquetas
Mercedes Benz
The new Mercedes-Benz C-Class