fbpx
Portada » La Guardia Civil advirtió de posibles atentados en Cataluña y los Mossos lo ignoraron
Actualidad

La Guardia Civil advirtió de posibles atentados en Cataluña y los Mossos lo ignoraron

guardia civil armados

Ya sucedió antes de los ataques terroristas en Las Ramblas. Ante la indiferencia de los Mossos se ha procedido al arresto de los independentistas extremistas

La finalidad era atentar con Goma-2 en el aniversario del 1-O. Ese era la intención de los nueve miembros de los CDR arrestados este pasado lunes por la Guardia Civil, en una operación en la que se han incautado explosivos y planos de edificios públicos. Las pruebas son concluyentes y la amenaza era conocida por los Mossos y, sin embargo, “nadie quiso actuar”.

Así nos lo confirman al El Matinal los agentes de los servicios de información, expertos del “trabajo de campo” realizado a lo largo de los últimos meses y de la respuesta de “máxima pasividad” por parte de la policía autonómica catalana: “Conocían el riesgo, pero nunca le dieron importancia”.

Alertados desde hace más de un año

La advertencia a los Mossos d´Esquadra llegó hace cerca de año y medio, tras los primeros dos arrestos por parte de la Guardia Civil en el marco de la llamada “Operación Cadera” contra el independentismo extremo en Cataluña.

Fue en abril de 2018, y tras el arresto de dos miembros de los CDR, cuando la Jefatura de Información del Instituto Armado advirtió: “Se encontraron planos de una comisaría y material para la fabricación de explosivos”.

De ese hecho fueron advertidos los Mossos d´Esquadra. Sin embargo, sus investigaciones eran totalmente insustancial: “Se las encargaban a Seguridad Ciudadana, para identificar a los cabecillas de los disturbios y poco más. Nunca creyeron que podía haber una actividad terrorista detrás”.

Se denuncia que los Mossos, en todo este tiempo, solo han arrestado a miembros de los CDR por motivos de alteración del orden público, pero “jamás se investigó la posible infraestructura que había detrás”.

La clara diferencia entre los integrantes de los CDR arrestados por la policía autonómica y por la Guardia Civil ayer, se indica, es que “nosotros los detenemos por delitos de terrorismo y pertenencia a banda armada, mientras que ellos se han limitado a encarcelar a radicales por alteración o disturbios”.

Arresto “con todas las pruebas”

Ante la indiferencia de los Mossos d´ Esquadra, los agentes de información de la Guardia Civil ubicados en Cataluña comenzaron una labor de “seguimiento” a los cabecillas de los CDR, con el objetivo de localizar cualquier acción sospechosa.

Según las fuentes, se utilizó la política del “dejar hacer” a los sospechosos, con el fin de que se confiaran y empezaran su formación y desarrollo en la preparación de los atentados.

Al final, ante la inminencia de los posibles ataques, y de lo “avanzado del plan”, se procedió al arresto de los sospechosos y a la intervención de todo el material y documentación que poseían.

Tras un primer estudio de todo lo incautado, la Guardia Civil ha corroborado su predicción preliminar: “Se trata de un grupo muy bien organizado, que cubre diferentes zonas de Cataluña, y cuyo objetivo era atentar contra edificios públicos”.

El recuerdo de Alcanar

En este momento, destacan las fuentes “se ha podido prevenir e intervenir” antes de que se desarollara un atentado, a pesar de la nula colaboración de los Mossos d´ Esquadra. Sin embargo, hace dos años “pasó lo mismo y no pudimos evitar los atentados”.

Desde la Guardia Civil muestra el choque que hubo entre el Instituto Armado y los Mossos d´Esquadra horas antes de los atentados de Barcelona y Cambrils, por la investigación posterior a la explosión del chalet de Alcanar.

Después de que la Guardia Civil supiera, de manera extraoficial, que en los restos del edificio se encontraron bombonas de gas butano y propano, y que sus ocupantes eran musulmanes, hubo una solicitud para que se permitiera el acceso a la zona por parte de los TEDAX.

La réplica de los Mossos fue una contundente negativa. Tal y como explican a este diario fuentes del Instituto Armado, “se nos comunicó que no había autorización por parte de ‘los de arriba’, sin entrar en más detalles”.

La policía autonómica confirmó en un primer momento que se tenía la probabilidad de que allí hubiera un laboratorio ilegal de drogas, aunque esa hipótesis se descartó cuando se descubrió que las bombonas habían sido manipuladas. Más aún, cuando esa misma tarde se produjo una segunda explosión por los trabajos de una retro-excabadora sobre los deshechos.

No valoran  como “terroristas” a los CDR

A partir de las seis de la tarde del 17 de agosto de 2017 todo cambió. Una vez desarrollado el ataque a las Ramblas, los Mossos sí contaron con la Policía Nacional y los Mossos d´Esquadra.

La colaboración de todos los cuerpos policiales se mantuvo en los meses posteriores a los ataques e, incluso, los Mossos volvieron a cooperar activamente en las reuniones en Interior para el seguimiento de la amenaza terrorista. Además, incluso proporcionaban información sobre posibles células yihadistas.

Sin embargo, según las fuentes consultadas el comportamiento de los Mossos cambia si los sospechosos de terrorismo son miembros de los CDR:

— “No les consideran terroristas. Ni ahora, ni hace un año, cuando se produjeron las dos primeras detenciones con incautación de explosivos incluida. Para investigar a los independentistas radicales, estamos solos”.

mercedes banner - La Guardia Civil advirtió de posibles atentados en Cataluña y los Mossos lo ignoraron - actualidad