Portada » La Guardia Civil corta la calle del chalet de Iglesias y Montero para proteger de las protestas a los jefes de Podemos
Actualidad

La Guardia Civil corta la calle del chalet de Iglesias y Montero para proteger de las protestas a los jefes de Podemos

La Guardia  - La Guardia Civil corta la calle del chalet de Iglesias y Montero para proteger de las protestas a los jefes de Podemos - actualidad

Parece que la casta aprende rápido

 

Garita en la puerta de la mansión, cinco coches de la Benemérita vigilando en la acera y vallas y agentes de la Guardia Civil cortando la calle.

Parece que la casta aprende rápido.

El vicepresidente coletudo del Gobierno Pablo Iglesias y su pareja y ministra de Igualdad, Irene Montero, no quieren que algunos de los vecinos del municipio madrileño de Galapagar se aproximen a la valla de su mansión serrana a expresar su malestar con el Gobierno.

Esos escraches que Iglesias veía como una herramienta útil para democratizar los debates y apelar directamente a las “élites” parece que ahora no le gustan tanto, pues además de la famosa garita de la Guardia Civil, ha pedido que hasta cinco coches patrulla blinden su extenso chalet para evitar altercados.

El hecho de que la Comunidad de Madrid no avance y de que siga sin permitir que muchos trabajadores (como por ejemplo la mitad de los autónomos) sigan sin poder volver a sus puestos ha provocado que cada día miles de manifestantes salgan a la calle, cacerola en mano, para protestar contra el Gobierno.

Al principio decían que era simplemente una manifestación de “Cayetanos”, de pijos, ya que solo se protestaba en calles como Núñez de Balboa, en la capital, perteneciente a un barrio con renta muy elevada, el de Salamanda. Pero ahora esas protestas se han extendido por municipios madrileños como Alcorcón y, por supuesto, Galapagar.

“Al que le gustaba llamar a los escraches “jarabes democraticos”, manda hoy a su mansión de Galapagar 5 coches de la GC, ¿tienes miedo?”, se ha preguntado un usuario en redes sociales.

“No te pierdas el desfile de las Fuerzas Armadas en la casa de Pablo Iglesias e Irene Montero. Qué puta VERGÜENZA”, ha comentado otro de los usuarios de las redes.

Los propietarios del lujoso chalet del Galapagar llamaron indignados a su amigo el ministro Fernando Grande-Marlaska, al dars cuenta de que lo que inicialmente eran decenas de personas iba camino de convertirse en una multitud manifestámdose frente a su casa.

“Espectacular despliegue de la Guardia Civil en torno a la mansión de los Ceaucescu de Galapagar. ¿Ahora no les gusta a Pablo Iglesias e Irene Montero el jarabe democrático que ellos mismos impulsaron? A ver si lo que les ofende a los comunistas es que la gente pida “libertad”, ha comentado otro usuario de la red social Twitter.

“Los del jarabe democrático y los que se emocionaban ver agredir a un policía ahora son escracheados y protegidos por ese cuerpo que tanto han despreciado. Yo jamás defenderé los escarches. Pero es evidente que Iglesias y Montero son unos hipócritas”.

La mayoría de las personas que se han indignado en las redes por el gesto de Pablo Iglesias y Montero no ha perdido el tiempo y han recuperado las palabras de Iglesias en referencia a los escraches.

Para el vicepresidente segundo del Gobierno este tipo de protestas tan invasivas eran algo más que legal y profundamente democrático.

Tanto, que ahora él ha decidido llamar a la Guardia Civil para que le planten no uno, sino hasta cinco coches patrulla de la Guardia Civil par disuadir a todo aquel que quiera protestar contra la gestión del Gobierno en frente de su casa.

mercedes banner - La Guardia Civil corta la calle del chalet de Iglesias y Montero para proteger de las protestas a los jefes de Podemos - actualidad
----