Portada » La ineptitud y el Covid desgastan a Sánchez: PSOE y Podemos han perdido un millón de votantes
Actualidad

La ineptitud y el Covid desgastan a Sánchez: PSOE y Podemos han perdido un millón de votantes

El bloque de la izquierda está, por el contrario, en caída.

En un año han perdido 2,9 puntos en su conjunto, y el mayor retroceso lo registra Unidas Podemos, que se deja 1,4 puntos.

El PSOE está casi a la par, con 1,2 puntos de apoyo menos en las últimas elecciones generales. La coalición pierde 1.039.844 votos.

Más Madrid cae 0,4 puntos y Compromís crece 0,1. En su conjunto, la suma de escaños supone pasar de 158 a 145, también en su horquilla más alta. Es decir, una caída de 13 diputados.

Los partidos independentistas mantienen sus posiciones sin fluctuaciones relevantes en cantidad, pero sí desde el punto de vista cualitativo. En precampaña ya en Cataluña, ante unas autonómicas que se apuntan para febrero, ERC pierde un escaño en el Congreso y el partido de Carles Puigdemont, JxCat mejora entre 1 y 2 escaños.

En el panorama nacional estas variaciones no acaban de romper los equilibrios entre bloques ni modifican el hecho de que de haber hoy elecciones, la mejoría de la derecha no sería suficiente como para desplazar al Gobierno de coalición del Palacio de la Moncloa.

Los bloques están tan estancos que Pedro Sánchez no tiene alternativa a mantener el pacto con Podemos, independentistas y toda la suma de minorías, entre ellas, Bildu. La coalición suma 141/143 escaños, y el bloque del centro-derecha, incluyendo a VOX en la ecuación del acuerdo, está en 162-165.

A día de hoy, Sánchez y su colega Iglesias podrían seguir en el poder con el apoyo de ERC, PNV, Bildu y Más País, pero el tiempo, la crisis y la stendencias juegan claramente en su contra.

Parece evidente que la ciudadanía no traga sin reproches el cambalache entre Sánchez e Iglesias, sobre el que se ha construido un Gobierno caro y masificado, para dar cabida en él a ambiciones familiares, políticas, económicas y afectivas de todo tipo.

Tampoco ayuda el trapicheo constante con partidos que se jactan de querer acabar con el orden constitucional a patadas (ERC), incluso a balazos (EH Bildu).

Ni la inoperancia oficial frente a la pandemia, ya que en vez de organizar un gabinete de crisis y coger el toro por los cuernos, Sánchez y sus compinches se dedican a urdir estrategias de comunicación cada día más ilegales y pringosas.

Sánchez ha desaparecido en tareas de control de los poderes del Estado e Iglesias ha elegido a la Monarquía parlamentaria como objetivo a batir, precisamente cuando el país estaba sufriendo por la crisis sanitaria y económica.

Todo pasa factura. Al tiempo.

Etiquetas
----