Portada » La lección que Felipe VI da a Sánchez: el ‘homenaje real’ a las víctimas del COVID-19 que el socialista desprecia
Actualidad

La lección que Felipe VI da a Sánchez: el ‘homenaje real’ a las víctimas del COVID-19 que el socialista desprecia

Casa Real participará en una misa funeral en la Catedral de la Almudena 10 días antes del homenaje institucional del Gobierno

El Rey Felipe VI da una nueva lección a Pedro Sánchez.

El líder del PSOE, que ordenó a sus alcaldes evitar signos de luto o duelo por las víctimas del COVID-19, vuelve a quedar a la sombra de Casa Real.

La familia real confirmó que, al contrario que el presidente socialista, participarán en la emotiva misa funeral que se celebrará el 6 de julio en la Catedral de la Almudena por las víctimas de la pandemia sanitaria.

Un ‘homenaje real’ que, presidido por el Arzobispo de Madrid, Carlos Osoro, contará con la asistencia de todos los obispos españoles.

La presencia de Don Felipe VI y Doña Letizia, así como de la Princesa de Asturias Leonor y la infanta Sofía supone un duro golpe para el Gobierno del PSOE-Podemos.

No solo por demostrar una cercanía y solidaridad con los familiares de los fallecidos por el COVID-19, sino también porque el funeral se celebrará diez días antes del homenaje institucional que ha organizado el Gobierno el día 16 de julio.

En este sentido, Casa Real se adelanta a los socialistas (y sus socios comunistas) para dar su muestra de respeto ante los caídos en la pandemia.

Un compromiso que volverán a mostrar en el homenaje institucional del Gobierno. No en vano, es fundamental recordar que el evento se celebrará en Palacio Real y también se contará con la asistencia de los Reyes. Así como de autoridades nacionales y europeas.

La nueva lección monárquica no ha gustado entre los representantes del PSOE, quienes han visto cómo el Rey Felipe VI ha corregido a Pedro Sánchez en público por saltarse el protocolo en la reapertura de la frontera con Portugal.

‘Golpe de mano’ a Sánchez

La Casa Real ha venido poniendo en su lugar a los representantes de Moncloa.

Así lo demostró el pasado 23 de junio, cuando el Rey Felipe VI se presentó, sin previo aviso, a una importante reunión.

En concreto, se trataba del Consejo Nacional de Seguridad, donde Casa Real no confirmó la participación del Rey. Es decir, que sería un encuentro que sería liderado por Sánchez e Iglesias.

Sin embargo, el líder del PSOE y Podemos tuvieron que dar un paso atrás con la llegada de Felipe VI, quien tomó las riendas del Consejo Nacional de Seguridad celebrado en el Palacio de la Zarzuela.

Su participación ‘sorpresa’ no es casual. Se trata de la primera reunión del Consejo de Seguridad Nacional tras el fin del estado de alarma y donde se tomarían las decisiones ante los riesgos de un rebrote del COVID-19.

Además, es la primera ocasión en que coinciden el Rey Felipe VI y Pablo Iglesias desde que se decretara el estado de alarma. La última vez que compartieron el mismo espacio fue en la anterior reunión del Consejo de Seguridad Nacional.

Sin embargo, la tensión entre ambos resulta evidente.

No solo por sentarse con Pedro Sánchez de por medio (mientras que Carmen Calvo sí tomó el asiento próximo al Rey), sino porque el líder de Podemos quedó fuera de la lista de representantes del Gobierno con los que se reunión el Monarca.

La presencia de Felipe VI es una demostración de su posición dentro de la estructura de poder de España, pero también una prueba de su valentía para debatir con un Gobierno, en su mayoría, contrario a la existencia de Casa Real.

----