Portada » La reforma laboral de Sánchez y el alza de costes amenazan el empleo
Actualidad

La reforma laboral de Sánchez y el alza de costes amenazan el empleo

Gonzalo Velarde

Los últimos datos conocidos sobre la evolución de los costes laborales en España y el impacto conocido de la pandemia en el mercado de trabajo dan cuenta del estrecho margen de maniobra que tiene el Gobierno en su intento anunciado de reforma laboral, que más allá ya ha sido desaconsejado desde organismo como la Comisión Europea o el Fondo Monetario Internacional, que piden al Ejecutivo de Pedro Sánchez mantener vigentes los fundamentos de la reforma del PP de 2012. Pero los expertos advierten de que ciertos cambios como revertir la prevalencia del convenio de empresa sobre el sectorial, rescatar la ultraactividad de los convenios o modificar la política de subcontratación podrían, llegado el punto, suponer un elemento de mayor destrucción de empleo por el incremento de las cargas para los empresarios.

De este modo, los expertos advierten de que ciertos cambios normativos en el mercado laboral español podrían ser contraproducentes en la situación actual. En la última publicación del INE de la Encuesta Trimestral de Coste Laboral, se observa cómo el coste laboral por hora de trabajo se ha disparado en el segundo trimestre un 12,1% interanual y en el caso del coste salarial por hora (que es el componente más importante del coste laboral total) el incremento es del 10,7% interanual. Estos datos, según explica el economista Javier Santacruz, están viciados por la crisis, ya que por la presión sobre las horas trabajadas, si se reduce este número de horas empleadas y no bajan en la misma proporción los salarios, “hay que repartir el mismo coste en menos horas, y por tanto se dispara”.

De este modo, existe a pesar de los primeros azotes de la crisis económica provocada por la pandemia una pulsión aún de aumento de ciertos segmentos del coste para el empresario por lo que mayores presiones por la vía de negociación colectiva o por cambio en la prevalencia de convenio, y sus condiciones, pudiera ser contraproducente, si bien añade Santacruz la importancia de poner en cuarentena unas cifras altamente volátiles por la situación sanitaria cambiante.

Sin embargo, este lectura también la realiza la Comisión Europea, en la última publicación sobre la evolución de los costes laborales armonizados en el conjunto de la zona euro publicada esta semana por Eurostat, donde se arroja que España es el país del entorno comunitario donde más han crecido los costes laborales no salariales, muy por encima de las principales potencias del euro, y en un entorno de recesión económica y del empleo.

Concretamente, según la oficina estadística de la Comisión Europea entre los meses de abril y junio en España se ha elevado los costes no salariales para las empresas un 14,7%, buena parte de ellos asociados a bajas temporales, indemnizaciones por despido o pagos por desempleo causados por el impacto de la pandemia en la economía y en el mercado laboral. Un lectura que se alinea con el resultado arrojado por Rumanía, donde estos costes para el empleador se elevaron un 14,1% y se eleva muy por encima de los resultados de las principales potencias del euro.

Cae el coste salarial

En este sentido, el investigador asociado de Fedea, Florentino Felgueroso, explica porqué en este punto se encuentra a disyuntiva entre la caída de los costes por trabajador, un 9% en el segundo trimestre del año, y el incremento del coste por hora de trabajo. En este sentido, recuerda que en el impacto salarial si se tiene en cuenta el ahorro que los Erte suponen para el empresario por estar cubierto el sueldo del empleado del cual se hace cargo el Sepe en estos casos, por lo que esta variable aparece altamente condicionada a la baja.

Sin embargo, en el coste por hora trabajada, que no incluye a la totalidad de las plantillas se aprecia un alza del coste por hora por un lado debido a que las empresas más afectadas por los Erte y que por lo tanto han reducido más sus costes son a su vez las que peor remuneran y menor valor añadido generan por lo que no tienen el peso específico sobre el coste total por horas mientras que las empresas que no se han visto involucradas por un Erte pero si se han visto afectadas por la situación general del país y han reducido sus beneficios pero mantienen las remuneraciones previas al estallido de la crisis.

Etiquetas
----